text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Movilidad universal: reto del transporte suramericano

      
Transporte público
El transporte público en ciudades de la región sigue siendo sinónimo de progreso o retroceso.
Lee también:
 
 
 
 
 
 
 
La existencia de lugares periféricos de las ciudades en donde el transporte público es insuficiente y las personas deben pagar por varios modos de movilizarse debido a la lejanía es uno de los principales problemas de las urbes latinoamericanas que señalan expertos de movilidad de Europa.

Así lo plantea Carles Labraña, codirector del proyecto Barcelona Movilidad. Él considera que se debe procurar la movilidad homogénea y que el eje debe ser la persona y no el medio de transporte: "el sistema debe llegar a cualquiera sin importar su nivel social y el lugar donde resida; el transporte público es un derecho y, al serlo, la administración pública debe cubrirlo".

El también docente de la Universidad Politécnica de Catalunya (España) considera que solo con un sistema autosostenible se podrá lograr tal universalidad, porque los oferentes solo operarán las rutas en las cuales se evidencie rentabilidad económica.

En ese sentido, la propuesta de los expertos españoles apunta a que sea la administración pública la que cubra parte de los costos de los usuarios.

"En Barcelona el coste de la explotación del servicio (el 60 por ciento) es cubierto sobre una subvención de la administración y el 40 por ciento lo paga el propio billete (pasaje). Así, se puede llegar a casi un 100 por ciento de universalidad en el área metropolitana, al solo pagarse por un trayecto independientemente de la longitud", ilustra el profesor Labraña.

Una propuesta con valor agregado

Según el experto español, en algunos lugares de Suramérica se concibe que el transporte público es aquel donde cualquier persona puede ingresar. No obstante, su operación es privada. Por tal motivo, se plantea examinar la problemática no solo desde el punto de vista del vehículo, sino también según una integración de urbanismo y sociedad.

En ese aspecto, Colombia cuenta con ejemplos de ciudades como Medellín o Bogotá, que tienen sistemas integrados de transporte. Sin embargo, dice el profesor Labraña, si estos se subsidiaran reportarían beneficios sociales y comerciales que se reflejarían en los impuestos resultantes de otras actividades que se activarían en la sociedad.

El valor agregado de una movilidad más incluyente tiene como antecedente y punto de referencia a Barcelona (España), luego de la celebración de los Juegos Olímpicos de 1992. Estos motivaron mejores estrategias de movilidad para las personas que se tradujeron en una aceleración cultural y social de la ciudad.

El profesor Labraña presentó algunos conceptos sobre el tema en el Seminario Internacional Ciudad y Movilidad como parte de la IX Asamblea de la Asociación Red Universitaria Iberoamericana de Técnicas Municipales (Ruitem), que tuvo lugar en la UN en Medellín.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.