text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Las excusas más ridículas para no llegar en hora al trabajo

      
Las excusas más ridículas para no llegar en hora al trabajo
Una de las excusas más frecuentes es la falta de sueño. Fuente: Universia.
Lee también:
 
 
 
A todos nos ha pasado de llegar tarde alguna vez a nuestros trabajos por una razón válida. Sin embargo, muchos inventan excusas ridículas para justificar no llegar a la hora establecida. De acuerdo a una encuesta realizada por CareerBuilder que incluyó a 2.600 encargados de recursos humanos y más de 3.900 trabajadores en Estados Unidos, un 26% de los empleados admitió llegar tarde al menos una vez al mes y un 16% reconoció hacerlo al menos una vez a la semana.

Entre las excusas más frecuentes reconocidas por un 31% de los encuestados se encuentra la falta de sueño, la necesidad de dejar a los hijos en un centro escolar, el mal tiempo o el retraso del transporte. No obstante, también existieron respuestas mucho más excéntricas.

Por ejemplo, un empleado afirmó que dejó su monedero dentro de una máquina para comprar diarios y no pudo sacarlo al no tener monedas porque estaban dentro de su billetera. Otro aseguró que accidentalmente salió de su departamento con los zapatos de la novia de su coinquilino y tuvo que volver a cambiárselos por unos propios.

Muchas veces las parejas también pueden ser la excusa perfecta para llegar tarde. Uno de los encuestados culpó a su esposa alegando que a raíz de un enojo ésta congeló las llaves de su vehículo en un vaso con agua en el freezer.

Asimismo, una joven dijo que trató de cortar su cabello antes de ir al trabajo pero que la máquina dejó de funcionar y debió esperar a que abriera la peluquería para poder cumplir su objetivo.

Con un tono más dramático, otro encuestado aseguró haber sido atacado por un oso y tener pruebas fotográficas para demostrar el hecho. En tanto, una joven afirmó que llegó tarde porque estaba poniendo un toldo sobre el patio dado que se pronosticaba lluvia para el final del día.

Finalmente, el alcohol fue la excusa de otro trabajador que alegó que su vehículo no arrancaba porque el alcoholímetro demostró que estaba ebrio.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.