text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Expertos buscan descifrar las causas científicas del enamoramiento

      
Expertos buscan descifrar las causas científicas del enamoramiento
El amor también puede generar cuadros de ansiedad. Fuente: Universia.
Lee también:
 
 
 
Las mariposas en el estómago, la taquicardia, las manos transpiradas, el rubor en las mejillas y la mirada perdida son tan solo algunos de los síntomas que denotan que estamos enamorados. Durante décadas los expertos han intentado descubrir cómo se traducen estas sensaciones en un lenguaje científico. Este es el caso de un grupo de especialistas del Departamento de Psiquiatría y Neurociencias de la Universidad de Loyola que afirman que al enamorarnos sufrimos una verdadera invasión de sustancias químicas en nuestro organismo.

Según publica el portal diarioadn.co, el cóctel químico cerebral de los enamorados incluye sustancias como la dopamina, la adrenalina y la norepinefrina. La primera es la responsable principal de la euforia que sentimos cuando estamos cerca del ser amado, y las otras dos explican la taquicardia y la falta de sueño que conlleva ese estado.

Enamorarse puede hacer que la gente se sienta eufórica pero también crea un estado de ansiedad”, aseguró la directora de la investigación, Domeena Renshaw, al explicar que por el torrente sanguíneo la adrenalina incrementa el ritmo cardíaco y la noradrenalina aumenta el nivel corporal, generando sudoración y otros síntomas propios de los cuadros de ansiedad.

Para llegar a estas conclusiones, los expertos realizaron resonancias magnéticas sobre el cerebro de personas enamoradas y así descubrieron que en presencia de lo que conocemos como el amor, aumenta el flujo sanguíneo hacia el centro del placer.

A su vez, la investigación clasifica el amor en tres fases: el deseo, la atracción y el apego. La primera etapa está conducida casi exclusivamente por impulsos hormonales que al evolucionar producen el citado aumento del flujo sanguíneo en el que se genera la instancia de la atracción.

Con el paso del tiempo, el sentimiento de euforia comienza a bajar su intensidad dando lugar a la fase de apego en la que el cuerpo desarrolla una cierta tolerancia hacia los estimulantes del placer. Sin embargo, las endorfinas, las hormonas antidiuréticas y la oxitocina siguen fluyendo por el organismo creando una sensación de bienestar y seguridad que puede conducir hacia una relación estable y duradera.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.