text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Colombia, un mar de recursos pesqueros desaprovechados

      
pesca-contaminacion-colombia-noticia
Algunos de los subproductos que podrían extraerse de estos residuos deben tener valor agregado Fuente: Agencia de Noticias UN
Según el Instituto Humbolt y el Ministerio del Medio Ambiente, en Colombia hay un total de 173 especies aprovechadas y utilizadas para el consumo. De estas, el 17 por ciento (31 especies) se encuentran con algún grado de amenaza, de acuerdo con la evaluación nacional publicada en 2002 en el Libro rojo de peces dulceacuícolas de Colombia.

Estas especies son clasificadas según su uso, dvidido en tres categorías: la primera, que corresponde a las especies de pesca de consumo en donde se encuentran (91 especies); la segunda, agrupa especies de consumo local (67 especies), y la tercera, que tiene especies de doble propósito, ornamental y de consumo (32 especies).

El profesor José Igor Hleap, Ingeniero Pesquero y PhD en Ingeniería de Alimentos, asegura que Colombia posee excelentes condiciones geográficas y climáticas para el desarrollo de una actividad pesquera exitosa, ya sea extractiva o productiva, un mar de recursos pesqueros que no se aprovecha.

Según el docente, de un pez promedio sólo consumimos el 50 por ciento; el otro 50 corresponde a la piel, las escamas, las cabezas y las aletas. En Colombia, del procesamiento de toda esa cantidad de pescado se derivan unas 2.400 toneladas de residuos al año que se botan al mar causando daños ambientales y desperdiciando un recurso valioso.

“Con estos residuos, podemos desarrollar productos de tipo médico, técnico, veterinario, artesanal, entre otros. Estos tienen mucho valor comercial en los mercados internacionales y podrían ser una buena alternativa para Colombia”, expresa el profesor.

En ese sentido, algunos subproductos podrían extraerse de estos sobrantes, no necesariamente para producir aceite y harina de pescado (que es lo tradicional), sino para fabricar productos con valor agregado que podría aprovechar el país.

“La emulsión es producida del hígado de los animales acuáticos con alta cantidad de vitamina A y D. Generalmente, estos desechos se botan. Sin embargo, con esta podríamos fabricar productos dirigidos a la población infantil. Por otra parte, la guanina sirve para extraer un producto químico que le da el nacarado a las pinturas. Ella se puede sacar de las escamas del pescado”, sostiene el investigador.

La piel de los pescados y el colágeno son otras dos características que se pueden rescatar de los residuos del sector pesquero. “El no aprovechamiento es atribuible al desconocimiento, a la falta de políticas y apoyo gubernamental y el desarrollo tecnológico”.

“En nuestro país deben hacerse esfuerzos para organizar esta actividad y poder incursionar en los mercados internacionales aprovechando las ventajas del TLC. No debemos limitarnos al proceso de extraer, producir, procesar y exportar; sino que, para llegar a estos mercados de una forma dinámica, debemos desarrollar productos con valores agregados, así como aprovechar eficientemente los subproductos de la industria pesquera”, sostiene Hleap.

Sin embargo, en el caso de la acuicultura, el país ha tenido avances significativos con el potencial de recursos que tiene. “Con la Tilapia Roja —afirma el docente— ya estamos notando grandes volúmenes de producción; Así pues, tenemos una muy buena alternativa, tanto para el consumo nacional como para el mercado internacional”.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.