text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Fulbright Colombia y la Fundación Saldarriaga Concha ofrecen dos becas de postgrado en EE.UU. para profesionales con discapacidad

      
Foto suministrada
Juan Sebastián Betancourt, primer Fulbrighter con discapacidad motora. Viajó a EE. UU. en agosto de 2012 para hacer su maestría en Negocios Internacionales en Florida International University. Foto suministrada
Fulbright Colombia y la Fundación Saldarriaga Concha ofrecen dos becas para profesionales colombianos con discapacidad, para realizar estudios de maestría o doctorado en Estados Unidos en el área de conocimiento de su interés, con excepción de las clínicas de la salud. Los seleccionados podrán adelantar sus estudios a partir de agosto de 2014.

A esta oportunidad podrán aplicar personas con discapacidad física, intelectual, sensorial y multidéficit, que sobresalgan por sus logros académicos, su liderazgo y tengan un proyecto de impacto en áreas claves para el desarrollo del país.

Las becas incluyen la exención de matrícula, gestionada por Fulbright a través de sus agencias cooperadoras ante las universidades en EE.UU., rubro para sostenimiento, tiquetes aéreos, curso intensivo de inglés hasta de tres meses, seguro de salud y seguro de accidentes, preparación para el viaje a los EE.UU. y seminarios de inmersión en la vida y cultura estadounidense, previos al inicio del programa de estudios.

Una vez terminen sus estudios, los beneficiarios tienen la obligación de regresar a Colombia para revertir en el país los conocimientos adquiridos.

¿Cómo postularse?

- Diligencie el formulario de aplicación en línea y envíe toda la documentación requerida a través de www.fulbright.edu.co

- Presente los exámenes de conocimiento de inglés requeridos con suficiente tiempo de antelación, con el fin de que los resultados estén disponibles antes del 31 de mayo, día en que cierra la convocatoria.

- Revise los requisitos generales y específicos y los beneficios de la beca en www.fulbright.edu.co.

Requisitos generales

- Ser ciudadano colombiano (no tener doble ciudadanía colombo-estadounidense).

- Contar con un título profesional universitario de un programa con una duración mínima de cuatro (4) años y haber obtenido el grado a más tardar el 31 de diciembre de 2012.

- Acreditar un promedio mínimo acumulado de 3.70 en los estudios universitarios previos: pregrados y maestrías finalizados.

- Los aspirantes a programas de doctorado deben acreditar maestría previa o experiencia en investigación. Los doctorados en Derecho, Filosofía, Arquitectura y Salud Pública requieren tener una maestría previa finalizada. Para Derecho, la maestría debe haber sido realizada y finalizada en EE.UU.

- Presentar el certificado que valide el tipo de discapacidad expedido por una E.P.S., con una vigencia no mayor a un año.

- Acreditar conocimientos satisfactorios del idioma inglés con un puntaje no inferior a 80 en IBT TOEFL; 213 en CBT TOEFL; 550 en PBT TOEFL o 6.0 en el IELTS.

Una experiencia enriquecedora


A la fecha, cinco profesionales con discapacidad han sido beneficiados con la beca Fulbright-Saldarriaga Concha. Una de ellas es Eliana Pilar Jimeno, quien tiene una enfermedad potencialmente discapacitante, es politóloga de la Universidad del Rosario y se encuentra estudiando una Maestría en Políticas Públicas e Inclusión. De estos becarios también hace parte Adriana María Pulido, quien tiene discapacidad visual, es Filóloga de la Universidad Nacional de Colombia y está realizando una Maestría en Periodismo y Comunicación.

A su regreso a Colombia, Adriana Pulido se proyecta como consultora en medios y discapacidad y para ello visualiza el entorno online como una herramienta efectiva para transmitir su conocimiento. “Estudiar en el exterior ha sido la oportunidad para poder compartir con personas de otras culturas y fortalecer mis competencias. Quiero trabajar por las personas con discapacidad y esta maestría me ha brindado alternativas para lograr este propósito”, dice Pulido.

Juan Sebastián Betancourt también hace parte de estos becarios. Él tiene una discapacidad motriz, estudió Administración de Negocios Internacionales en la Universidad de la Sabana y actualmente realiza un máster en Negocios Internacionales en Florida International University. Los estudios de postgrado que adelanta son esenciales para llevar a cabo su proyecto, que consiste en la creación de una empresa orientada a la producción de rampas ajustables para personas con discapacidad que utilicen silla de ruedas.

“La perseverancia y dedicación hicieron que lograra la beca, no supe cuando rendirme y al lograrlo, sentí que mi discapacidad pasó a un segundo plano. Hoy me siento más preparado, quiero poner en práctica mis conocimientos y contribuir con la inclusión social de las personas con discapacidad”, dice Betancourt, quien inició sus estudios de postgrado en agosto de 2012.

Apuesta por el aprendizaje a través de la lúdica

Jimena Vergara y Laura Valderrama, quienes tienen discapacidad física, se alistan para partir en agosto próximo a EE. UU. y realizar sus respectivas maestrías, las cuales les permitirán fortalecer sus proyectos enfocados en el diseño de herramientas didácticas que faciliten el aprendizaje de menores de cinco años y de personas con discapacidad sensorial.

“Estoy muy feliz de haber ganado esta beca, me presenté dos veces y el año pasado quede seleccionada. Me encuentro en la elección de la universidad en la cual estudiaré ya que hoy cuento con dos opciones para cursar la maestría en Diseño de Producto”, dice Jimena Vergara, quien se dedica al diseño industrial. Vergara fue merecedora de la beca por su proyecto, el cual consiste en la realización de juguetes elaborados con material reciclable para el aprendizaje de niños de 0 a 5 años y que se encuentren en situaciones de vulnerabilidad.

“Tengo el firme propósito de retornar a Colombia con este proyecto más consolidado y poder llevar a niños de bajos recursos y que sean atendidos en los jardines del Estado, juguetes que los diviertan a través del aprendizaje, que les permitan desarrollar su motricidad. Soy consciente que esto no lo podré desarrollar sola, por ello a mi regreso espero sumar más aliados a esta apuesta educativa”, dice Vergara.

Por su parte, Laura Valderrama, quien se dedica a la enseñanza del inglés, fue admitida en Southern Illinois University.
Ella se alista para iniciar su maestría en Tesol, es decir, una enseñanza del inglés que integre la teoría, la metodología y la práctica, de acuerdo a las necesidades de las personas. “Esta maestría me permitirá consolidar mi proyecto sobre el desarrollo de materiales pedagógicos y didácticos que permitan el aprendizaje del inglés a las personas con discapacidad sensorial”, señala Valderrama.

Es así como estos becarios han demostrado que la discapacidad no es una limitante, sino un sinónimo de capacidad y han encontrado en esta beca una oportunidad para crecer personal y profesionalmente.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.