text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Tendencias de la gestión cultural en América Latina

      
tendencias-gestion-cultural-estudiantes-noticia
El estudiante debe responder a los objetivos propuestos en la Agenda XXI de la Cultura Foto: UN
Visita nuestros portales de Universidades y Encuentros
 
 
Según el profesor de la Sede Manizales, Winston Licona Calpe, las políticas culturales no son exclusividad del Estado; también surgen del sector privado y de la sociedad. “Tenemos que ampliar esa visión estatal para lograr una mayor presencia de los intereses de la gestión entre los actores culturales, y lograr una mayor simetría entre los componentes (creación, producción, circulación, consumo e inversión) de la cadena de valor en este sector”.

Estas y otras reflexiones fueron socializadas en un foro que sirvió como preámbulo a la Especialización en Gestión Cultural con énfasis en Planeación y Políticas Culturales que ofrecerá la UN en Manizales a partir del segundo semestre de 2013. Allí se abordaron temas como la sociedad de la información y el conocimiento, la dimensión política y el componente ético.

Todos estos criterios relacionados con la globalización imponen un reto epistemológico a la Gestión Cultural, a nivel de teorías y conceptos, para darle mayor respaldo frente a otros saberes académicos.

La dimensión política tiene que ver con la toma de decisiones desde la administración pública. El gestor debe posicionarse en este sector e identificar motivaciones y necesidades de la comunidad, para ponerlas en acción desde los planes, programas y proyectos públicos. Desde el componente ético, se reflexiona sobre su responsabilidad social y compromiso político como gestor.

“Por otro lado, es fundamental preparar al estudiante para que pueda responder a los objetivos internacionales propuestos en la Agenda XXI de la Cultura. Esta es la carta de navegación de los gobiernos locales de más de 360 municipios alrededor del mundo, para elaborar políticas culturales bajo principios de diversidad, derechos humanos, diálogo intercultural, democracia participativa, sostenibilidad y paz”, indicó Uriel Bustamante, vicedecano de la Facultad de Administración y docente del programa.

Por su parte, la animación comunitaria rescata las mejores experiencias de formación desde la práctica a través de talleres, pequeños ejercicios de actuación y juegos, con los cuales se promueve la participación ciudadana para aprender a vivir en una sociedad democrática.

Esta tendencia deviene de una tradición larga dentro de la época moderna. Se trata de la educación para la libertad a la cual se refiere Juan Jacobo Rousseau, entre sus fundadores, y a Immanuel Kant desde la construcción de la autonomía de los sujetos. Estas dos tareas están relacionadas con el logro de mejores condiciones de vida para todos, en busca de una sociedad más igualitaria y justa donde que cada quien tenga lo que necesita, promesas que aún hoy no se han cumplido”, expresó Javier Orlando Lozano, docente de la Sede Manizales.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.