text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Alarmantes índices de cáncer para el 2034

      
En Colombia se presentan cerca de 42.000 muertes al año. Foto: 123RF
En Colombia se presentan cerca de 42.000 muertes al año. Foto: 123RF
Esta cifra publicada recientemente por la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés), sirvió  como contexto de la realidad del cáncer a nivel mundial y particularmente en el país, durante la sesión inaugural de la Cátedra José Celestino Mutis, una de las seis ofrecidas por la Dirección Académica de la Universidad Nacional de Colombia en Bogotá.

Lee también
» 5 formas de prevenir el cáncer
» Latinoamericanos tienen 60% más de riesgo de morir por cáncer
» Al año mueren 500 niños por cáncer

 

Durante el primer semestre de este año, cerca de una treintena de expertos nacionales e internacionales se darán cita todos los martes en el Auditorio León de Greiff en el marco de esta cátedra, titulada “Prevenir tiene su ciencia. La ciencia de la prevención y detección temprana del cáncer”.

Una de las dos conferencias inaugurales, estuvo a cargo de Carolina Wiesner, subdirectora de Investigaciones delInstituto Nacional de Cancerología (INC),  quien ubicó a los asistentes en el mapa de la carga global por cáncer, es decir, las estimaciones de mortalidad y morbilidad por edad, sexo y región.

Wiesner lo hizo apoyada en los indicadores de Globocan 2012, una base de datos que pública la IARC gracias a la información que proporcionan 184 países de todo el mundo sobre sus estimaciones de incidencia de cáncer, mortalidad y prevalencia de 28 tipos de cáncer.

Solo en 2012, dicha carga global se elevó a 14,1 millones de nuevos casos, mientras las muertes relacionadas con la enfermedad han sido 8,2 millones, lo que supone un gran aumento en comparación con 12,7 millones y 7,6 millones, respectivamente, en el año 2008.

Asimismo, según cálculos de la Organización Mundial de la Salud, 6 de cada 10 personas en el mundo padecerán cáncer en los próximos 20 años, por lo que se ha advertido acerca de un “desastre humanitario” si esto llegara a acontecer.

Estos datos han convertido al cáncer en una amenaza global y aunque no se trata de generar pánico entre la población, sí es importante que Gobiernos y sociedades entiendan que no se puede bajar la guardia”, dijo Wiesner.

La investigadora señaló que mientras en los países con alto Índice de Desarrollo Humano (IDH), el 40% de los casos de cáncer se relacionan con el estilo de vida industrializada, en el 60% de los países con bajo IDH se relacionan con las infecciones, como es el caso del cáncer de cuello uterino.

El informe Globocan destaca que el costo económico de responder a la carga global de cáncer en 2010 fue estimado en 1,16 billones de dólares, una situación que lesiona las economías de países ricos y a los pobres más allá de sus medios.

En el caso colombiano, la falta de programas de detección temprana y el acceso a tratamiento continúan siendo los retos más urgentes a superar.

En ese sentido, Raúl Sastre –decano de la Facultad de Medicina de la U.N.– orientó su intervención sobre las luces y las sombras del cáncer en el mundo.

“Nuestro sistema de salud no promueve la investigación, no ofrece una atención integral y no promueve el acceso a servicios de rehabilitación o cuidados paliativos, simplemente porque son menos rentables”, dijo.

Los expertos destacaron que en el caso del país, el perfil de mortalidad en hombres es poco más de 19.000 muertos al año, especialmente por cáncer de estómago, pulmón y próstata. Mientras que en mujeres el promedio de mortalidad es de 21.800 muertes especialmente por cáncer de mama, estómago y cuello uterino.

Dentro de los factores de riesgo, Wiesner mencionó el de la baja actividad física como uno de los más importantes, seguido por el alcohol y consumo de tabaco.

 
Los más diagnosticados en el mundo

Pulmón, mama y colon fueron los cánceres más comúnmente diagnosticados en todo el mundo durante el último lustro, tiempo que cubre el trabajo estadístico de Globocan. Mientras que las muertes provocadas por esta enfermedad fueron de cáncer de pulmón (1,6 millones, es decir, el 19,4 % del total), hígado (0,8 millones, correspondientes al 9,1%) y estómago (0,7 millones, que representan el 8,8%).

Para 2025 se prevé que el incremento de la carga global puede alcanzar los 19,3 millones de nuevos casos de cáncer diagnosticados. La explicación la dio Wiesner al afirmar que dichas previsiones se relacionan con el envejecimiento mundial de la población, de la cual Colombia tampoco escapa, ya que la pirámide demográfica en el país se ha venido transformando.

Así, mientras las tasas de incidencia siguen siendo más altas en las regiones más desarrolladas, la mortalidad es mucho mayor en los países con menor grado de desarrollo.

“La tendencia mundial muestra que en los países en desarrollo donde se está produciendo un cambio de vida parecido al estilo de vida propio de los países industrializados, se conduce a un aumento de carga de los cánceres asociados con factores de riesgo reproductivo, dietéticos y hormonales”, dijo la funcionaria del INC.


¿Por qué una cátedra dedicada al cáncer?

Una investigación realizada por el INC estimó que en Colombia existen más de 1.900  investigadores asociados en 546 grupos pertenecientes a 129 instituciones avaladoras, los cuales han generado alrededor de 2.481 productos de investigación en cáncer, especialmente de cuello uterino, mama, leucemias e hígado.

Este número importante de estudios científicos ha sido clave para el diseño de las acciones de prevención y control del cáncer en el país.

Por eso, la Cátedra José Celestino Mutis pretende “contextualizar a los asistentes en las bases científicas, tanto de la carcinogénesis como de la aplicación de los avances de la ciencia y la tecnología en la prevención y detección temprana del cáncer”, explicó la profesora Martha Lucía Serrano, del Departamento de Química de la U.N. y coordinadora del Grupo del Área de Investigaciones del Instituto Nacional Cancerológico (INC).

Serrano, quien además forma parte del grupo de expertos que coordinará la Cátedra durante el primer semestre de 2014, señaló que se quiere crear un espacio para la reflexión y la discusión sobre los fundamentos científicos y tecnológicos de la prevención y detección temprana del cáncer y, al tiempo, cómo estos refuerzan la importancia de los estilos de vida saludables como piedra angular de su control a través de la prevención.

Los investigadores invitados a la primera sesión recalcaron que casi la mitad de todos los tipos de cáncer son prevenibles, y que podrían ser evitados si el actual conocimiento médico se aplicara en consecuencia.

“La enfermedad podría ser atacada atendiendo factores de estilo de vida, como fumar, el consumo de alcohol, la dieta o el ejercicio”, señalaron.

La Cátedra José Celestino Mutis, que se llevará a cabo todos los martes en el Auditorio León de Greiff, entre las 5:00 y las 8:00 p.m., está dirigida a la sociedad en general con interés en la comprensión del cáncer, con énfasis especial en la comunidad universitaria.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.