text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Cómo reducir el estrés en la Universidad

      
Sigue estos seis consejos y vence al estrés.
Sigue estos seis consejos y vence al estrés.  |  Fuente: Shutterstock

El hecho de alcanzar un título universitario supone un alto nivel de crecimiento personal. Se abre un nuevo horizonte al adquirir los conocimientos que ofrecen acceso a puestos de alta utilidad social, con buena remuneración económica y satisfacción individual. Pero, claro está, el camino no es nada fácil, el estrés está siempre a la orden del día.

La presión y tú, ¿archienemigos o un equipo diez?

Más info

 

Lee también
» Cómo adaptarse al primer año de la universidad
» El estrés acumulado presenta riesgos para la salud mental


1. Voluntad

Como primera medida, debes saber que en el plano académico todo se logra a base de esfuerzo y autocontrol. Estudiar, realizar tareas domiciliarias, investigaciones o incluso asistir a clases, todo depende de tu propia voluntad.


2. Asumir las responsabilidades 

El mundo actual, si bien ofrece muchas posibilidades, también se rige en base al dinero. Es probable que debas tomar un trabajo en paralelo a tus estudios para poder hacer frente a los gastos. La acumulación de actividades puede producirte un estado de tensión que desemboque en el famoso “estrés académico” que debes evitar si quieres alcanzar tus metas.

 

3. Cuida tu salud

Es fundamental que lleves una alimentación sana y balanceada. Las vitaminas, proteínas y minerales son necesarias para que tu cuerpo se mantenga con energía. Durante el proceso de aprendizaje tu cerebro consume gran parte de esta energía por lo tanto, si quieres maximizar tus capacidades, debes procurar que tu dieta sea la adecuada.


4. ¡Ejercítate!

Y si hablamos de gastos de energía o de estrés acumulado, las actividades deportivas son el antídoto más saludable contra el estrés. Durante la universidad pasas demasiado tiempo sentado frente a un libro, enlenteciendo todo tu organismo. Mantente tonificado de cuerpo y mente practicando algún deporte, al mismo tiempo estarás conociendo gente y haciendo amigos.


5. Dale importancia al estudio

Si bien el paso por la universidad ofrece un montón de experiencias que atesorarás por el resto de tus días, es imprescindible no olvidar cuál es tu primera meta; estás ahí para aprender.


6. ¡Organízate!

Aprender sin estrés es posible si te organizas. Resúmenes, síntesis y esquemas son excelentes métodos para ir incorporando conocimiento de a poco sin llegar a la sensación de agobio. Evita dejar para lo último aquello que es prioritario, si puedes hacerlo hoy no lo resignes.

 

Si cuidas tu salud y priorizas el estudio basándote en el orden y la disciplina verás que consigues todo lo que quieres sin necesidad de perder la cabeza en el intento. Deja atrás los nervios, disfruta de tu vida universitaria.

La presión y tú, ¿archienemigos o un equipo diez?

Más info








Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.