text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Moisés Wasserman Lerner, rector de la Universidad Nacional de Colombia

      
Rector de la Universidad Nacional de Colombia, Moisés Wasserman Lerner
Entrevista para el diario La Crónica
El rector de la Universidad Nacional de Colombia, Moisés Wasserman Lerner, asegura que el desarrollo de Latinoamérica pasa por la creación de un espacio único de educación superior, el cual permitirá la movilización de estudiantes e investigadores y, fundamentalmente, ayudará al desarrollo de tecnologías y conocimientos para aprovechar nuestra gran riqueza de recursos naturales con sustentabilidad.

Pero se requiere de una decisión política de fondo para lograr este sistema de educación superior, que ya se ha establecido en Europa, yaprovechar que “somos una región privilegiada: tenemos un idioma común, gran diversidad de recursos naturales como mares, bosques, tierras, culturas muy cercanas e instituciones de gran calidad que no estamos aprovechando”.

En entrevista vía telefónica, el rector Mosisés Waserman habla de cómo sería este espacio común. Para empezar, señala, debe establecerse una red de comunicación muy amplia para la homologación de títulos, acreditaciones y programas conjuntos, movilidad de investigadores y estudiantes, procesos científicos conjuntos, desarrollo de objetivos comunes y un flujo cotidiano de intercambio de conocimientos.

Porque, asegura, ahora se habla mucho de ciencia y tecnología, de la sociedad del conocimiento, del mundo global, pero en Latinoamérica no tenemos este espacio común que nos retroalimente.

CAMINO. Por esto, dice Moisés Wasserman, es el momento de que nuestros mandatarios tomen una decisión política de fondo. “En sus discursos ya han introducido los términos de educación superior, ciencia y tecnología. Los repiten con frecuencia, pero en el fondo del alma no lo creen muy bien”.

Explica que en la región tenemos todas las ventajas del mundo y que no podamos hacer el espacio de educación es algo que nos está frenando.

Por esto es urgente que los gobiernos se den cuenta de la importancia de invertir en la educación superior y ciencia, que son la base de la generación de conocimientos. “No basta tener recursos naturales. Hay que conocerlos y desarrollar la tecnología que permitan explotarlos en forma sustentable. Esto, sin duda, se deriva de la investigación en las universidades”.

REGIÓN. Con todas las ventajas en idioma, cultura y recursos naturales que tiene Latinoamérica, puntualiza, tenemos gran atraso con respecto a otras regiones.

En este punto el rector Moisés Wasserman recuerda que hace 40 ó 50 años teníamos el mismo nivel de desarrollo económico y tecnológico de países del sureste asiático. “Hoy, cuando ellos le apostaron a la educación superior, ya nos llevan una ventaja considerable”.

Una de las causas de este empantanamiento, dice, es que no hubo una política decisiva y clara en educación superior, en inversión en ciencia y tecnología. “La economía global está basada en conocimientos y cualquier atraso en ese campo es necesariamente un atraso en desarrollo y es menor bienestar para nuestros pueblos”.

Al respecto explica, que para tener una universidad de alta calidad y generadora de innovaciones tecnológicas y conocimientos, los problemas están más enfocados a los recursos que tiene para actualizar las tecnologías, estructura y aumentar la calidad de sus docentes .

Los gobiernos de la región deben estar conscientes que la inversión en educación superior tiene que ser sustancialmente más alta de la que se está haciendo para mantener la calidad.

Y, explica, junto con la inversión, cada institución tiene que establecer programas de control de calidad muy exigentes. Añade que soñar con una educación superior sin dinero, es como el sueño de Maqrol de encontrar El Dorado. A veces se trata de reemplazar los recursos con discursos, eso no es posible.

Porque, detalla, se pueden hacer mejor los trabajos y optimizar los insumos y dineros, “pero no podemos soñar que vamos a hacer lo mismo que otros países desarrollados con una inversión pequeña”.

Si queremos tener profesores de calidad, laboratorios, actualización tecnología que hoy es indispensable para tener acceso a bases de datos, a sistemas de computación y laboratorios avanzados, eso no se puede hacer sin recursos, agrega.

COLOMBIA.
Pero el rector Moisés Wasserman no sólo habla de lo que se requiere en educación superior en Latinoamérica, sino que analiza el panorama de su país y explica que hay algunos problemas, pero también una serie de avances.

Para empezar, dice, aquí en Colombia, como en la mayoría de los países de América Latina, la educación superior es muy heterogénea. “Tenemos instituciones de muy buena calidad, de rango mundial y alta calidad, pero algunas que no tienen el mismo nivel y generan estudiantes poco preparados”.

En el país, cuenta, sólo hay 19 universidades acreditadas a pesar que hay cientos de instituciones de este nivel. “Esto no quiere decir que sean la únicas de calidad. Hay centros con gran nivel que no están acreditadas y yo creo que no es diferente a México u otros países de la región”.

ACCESO A LA EDUCACIÓN. El rector Moisés Wasserman indica que en este momento la cobertura en educación superior en Colombia es poco más del 30% de los jóvenes entre 18 y 24 años. “Por un lado mejoramos con respecto a los años anteriores, pero aún nuestro nivel es insuficiente”.

La población de jóvenes en edad de cursar una carrera universitaria es de un millón y medio y poder garantizarles el acceso es una preocupación del sector educativo. Sin embargo pensamos que mientras en Colombia en los últimos años se hizo un gran esfuerzo por aumentar la cobertura, ahora pensamos que tenemos que hacer un esfuerzo paralelo en el manejo de la calidad de la educación.

Porque, alerta, una cobertura alta con mala calidad es igual de inequitativa que una cobertura baja.

Esto nos parece muy importante, indica, porque aun cuando debemos seguir aumentando la cobertura y el propósito del país en los próximos 10 años acercarnos al 50% , creo que en este momento hay que hacer un esfuerzo suplementario para mejorar la calidad.

Al respecto analiza el por qué es importante tener estándares elevados en el nivel universitario y asegura que si se tiene una mayor cobertura pero sin la calidad requerida, no se va a resolver la inequidad en las sociedades, sino que la hará más profunda y traumática, porque genera jóvenes frustrado quienes hicieron un inmenso esfuerzo por estudiar, pero que sólo tienen acceso a empleos de muy baja calidad, mal remunerados y nunca podrán llegar a posiciones de liderazgo en sus empresas o áreas de trabajo.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.