text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

¿Son justas las políticas laborales y de protección social que reciben los colombianos?

      
Por lo cual, la Facultad de Economía de la Universidad del Rosario se encuentra realizando el estudio Evaluación de las formas contractuales que permiten generar el ingreso laboral y su relación con el Sistema de Protección Social.<br/><br/> En un mundo globalizado como en el que vivimos, el trabajar para vivir es una realidad que la mayoría de los seres humanos -a menos que uno sea el Sultán de Brunei o la reina Isabel de Inglaterra- debe hacer.<br/><br/> Una de las principales preocupaciones de los profesionales graduados es encontrar un trabajo cuanto antes, o poder desarrollar alguna actividad propia en la que se devengue un sueldo. Sin embargo, en Colombia la situación se agrava más, la preocupación ya no se centra sólo en encontrar un trabajo o alguna forma de generar ingresos, sino en ubicarse en un trabajo donde las preocupaciones presentes y futuras estén resueltas: sueldo, prestaciones, salud y pensiones.<br/><br/> Con el objetivo de analizar las diferentes formas en que se realizan las nuevas contrataciones a los empleados colombianos, los investigadores Manuel Ramírez, Juan Carlos Guataquí, Marcela Anzola, Darío Maldonado, Luis Fernando Gamboa y José Guerra de la Facultad de Economía de la universidad, se encuentran realizando el estudio: Evaluación de las formas contractuales que permiten generar el ingreso laboral y su relación con el Sistema de Protección Social, en el que buscan analizar la influencia que tienen las diferentes modalidades de contrato laboral sobre los servicios de protección social que reciben los colombianos.<br/><br/> Este estudio servirá como referente para la formulación de políticas laborales y de protección social para así mejorar la calidad de vida de los colombianos, en particular la de los más desprotegidos.<br/><br/> Por esa razón, el grupo de investigadores se dedicó a estudiar los tipos de contratación de los colombianos. Es así, como se pueden identificar tres formas distintas de contrato: contrato a término fijo, contrato a término indefinido y contratos de trabajo provistos mediante empresas de servicios temporales.<br/><br/> Adicionalmente, una tendencia creciente de outsourcing laboral es el contrato de prestación de servicios, el cual es particularmente notorio en el sector de la salud. El resultado del proyecto hace una llamado de atención sobre la falta de regulación y vigilancia estatal para la realización de contratos laborales, aspectos fundamentales a la hora de analizar las condiciones actuales del mercado laboral y el entorno económico colombiano.<br/><br/> El proyecto hace un acercamiento de fondo a la legislación colombiana de contratos laborales, para hacer propuestas alternativas y económicas de contratos. Posteriormente, busca dar respuesta a la incógnita ¿cuánto se benefician las partes contratantes realizando contratos que no cumplan con lo estipulado por la ley?.<br/><br/> Este proceso busca ofrecer una plataforma teórica que analice el proceso de toma de decisiones relacionado con cada categoría contractual y los determinantes de la elección de la misma, tanto para trabajadores como para empleadores, basada en Teoría de Contratos y en elementos de Economía Laboral Neokeynesiana, la cual afirma que dado que existen rigideces institucionales que impiden que los salarios se reduzcan en las recesiones económicas, los empresarios deben ajustar sus estructuras de costos despidiendo trabajadores en lugar de reducir salarios y no generar desempleo.<br/><br/> De esta forma, el fin último de la investigación es analizar, comparar y evaluar todas las formas contractuales formales e informales utilizadas por empleadores y trabajadores en Colombia para generar sus ingresos laborales, establecer y regular sus relaciones económicas y financiar los servicios sociales a los que tiene acceso el trabajador de acuerdo con la ley.<br/><br/> Una de las reflexiones planteadas por el proyecto es que toda persona debe reflexionar antes de conseguir un trabajo. Es por eso que se le recomienda al lector analizar el tipo de contrato que le propongan, no vaya a ser que por aceptar cualquier contrato, termine esclavizado a un sistema que no le garantiza ninguna seguridad laboral.<br/><br/><br/>
Por lo cual, la Facultad de Economía de la Universidad del Rosario se encuentra realizando el estudio "Evaluación de las formas contractuales que permiten generar el ingreso laboral y su relación con el Sistema de Protección Social".

En un mundo globalizado como en el que vivimos, el trabajar para vivir es una realidad que la mayoría de los seres humanos -a menos que uno sea el Sultán de Brunei o la reina Isabel de Inglaterra- debe hacer.

Una de las principales preocupaciones de los profesionales graduados es encontrar un trabajo cuanto antes, o poder desarrollar alguna actividad propia en la que se devengue un sueldo. Sin embargo, en Colombia la situación se agrava más, la preocupación ya no se centra sólo en encontrar un trabajo o alguna forma de generar ingresos, sino en ubicarse en un trabajo donde las preocupaciones presentes y futuras estén resueltas: sueldo, prestaciones, salud y pensiones.

Con el objetivo de analizar las diferentes formas en que se realizan las nuevas contrataciones a los empleados colombianos, los investigadores Manuel Ramírez, Juan Carlos Guataquí, Marcela Anzola, Darío Maldonado, Luis Fernando Gamboa y José Guerra de la Facultad de Economía de la universidad, se encuentran realizando el estudio: "Evaluación de las formas contractuales que permiten generar el ingreso laboral y su relación con el Sistema de Protección Social", en el que buscan analizar la influencia que tienen las diferentes modalidades de contrato laboral sobre los servicios de protección social que reciben los colombianos.

Este estudio servirá como referente para la formulación de políticas laborales y de protección social para así mejorar la calidad de vida de los colombianos, en particular la de los más desprotegidos.

Por esa razón, el grupo de investigadores se dedicó a estudiar los tipos de contratación de los colombianos. Es así, como se pueden identificar tres formas distintas de contrato: contrato a término fijo, contrato a término indefinido y contratos de trabajo provistos mediante empresas de servicios temporales.

Adicionalmente, una tendencia creciente de outsourcing laboral es el contrato de prestación de servicios, el cual es particularmente notorio en el sector de la salud. El resultado del proyecto hace una llamado de atención sobre la falta de regulación y vigilancia estatal para la realización de contratos laborales, aspectos fundamentales a la hora de analizar las condiciones actuales del mercado laboral y el entorno económico colombiano.

El proyecto hace un acercamiento de fondo a la legislación colombiana de contratos laborales, para hacer propuestas alternativas y económicas de contratos. Posteriormente, busca dar respuesta a la incógnita ¿cuánto se benefician las partes contratantes realizando contratos que no cumplan con lo estipulado por la ley?.

Este proceso busca ofrecer una plataforma teórica que analice el proceso de toma de decisiones relacionado con cada categoría contractual y los determinantes de la elección de la misma, tanto para trabajadores como para empleadores, basada en Teoría de Contratos y en elementos de Economía Laboral Neokeynesiana, la cual afirma que dado que existen rigideces institucionales que impiden que los salarios se reduzcan en las recesiones económicas, los empresarios deben ajustar sus estructuras de costos despidiendo trabajadores en lugar de reducir salarios y no generar desempleo.

De esta forma, el fin último de la investigación es analizar, comparar y evaluar todas las formas contractuales formales e informales utilizadas por empleadores y trabajadores en Colombia para generar sus ingresos laborales, establecer y regular sus relaciones económicas y financiar los servicios sociales a los que tiene acceso el trabajador de acuerdo con la ley.

Una de las reflexiones planteadas por el proyecto es que toda persona debe reflexionar antes de conseguir un trabajo. Es por eso que se le recomienda al lector analizar el tipo de contrato que le propongan, no vaya a ser que por aceptar cualquier contrato, termine esclavizado a un sistema que no le garantiza ninguna seguridad laboral.


  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.