text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

"La telenovela es la hija 'bastarda' de la literatura"

      
Fernando Gaitán, Juan Carlos Pérez , Mauricio Navas, como escritores de telenovelas exitosas y Sergio Álvarez, autor del libro <span style=font-style: italic;>La lectora</span>, historia que fue llevada a la televisión, conversaron sobre su experiencia de contar historias a través de narraciones televisivas.<br/><br/>Álvarez lanzó preguntas como: ¿En qué se inspiran para escribir? ¿Les ha servido la literatura para crear historias? Los libretistas respondieron una a una las inquietudes y estas fueron sus apreciaciones:<br/><br/><strong>Mauricio Navas</strong><br/>No soy lector. Crecí cuando el mundo audiovisual estaba en furor. Mi imaginario de historia tiene que ver con series como Batman u otras de la época, sin embargo, no niego que sagas como las de Harry Potter me han hecho pensar en literatura para escribir, si así se les puede llamar.<br/><br/>Soy partidario de adaptar obras literarias a la televisión, pero también estoy convencido que no es fácil ni completamente igual una obra literaria a una serie televisiva. Yo lo hice con <span style=font-style: italic;>Los colores de la fama</span>, un libro que luego se convirtió a la televisión y que por poco no puedo comenzar. También lo hice con <span style=font-style: italic;>La Lectora</span> y nunca pudo ser textual.<br/><br/>La idea de escribir para televisión es abordar la historia desde un punto de vista diferente. Las historias suelen ser la mismas, la diferencia está en cómo las siente el libretista.<br/><br/><strong>Juan Carlos Pérez</strong><br/>Mis raíces están en el cine. Redescubrí la literatura para escribir en televisión. Voy leyendo libros a medida que voy escribiendo mis historias.<br/><br/>Las telenovelas en Colombia son buenas, diría que demasiado. Yo escribí <span style=font-style: italic;>Todos quieren con Marylin</span> y el guión se vendió en Rusia. Viajé a ese país en donde el género telenovela es desconocido. Me hicieron preguntas tan absurdas que yo sólo atiné a contestar que para escribir una historia sólo se debe tener intuición.<br/><br/><strong>Fernando Gaitán</strong><br/>Yo sí tengo formación literaria para escribir en televisión. Siempre he dicho que la telenovela es la hija bastarda de la literatura. Y el ejemplo más claro de ello es poner a consideración del público los seis libros que son pilares del melodrama: <span style=font-style: italic;>Romeo y Julieta</span>, <span style=font-style: italic;>Los Miserables</span>, <span style=font-style: italic;>La Cenicienta</span>, <span style=font-style: italic;>El Príncipe y el Mendigo</span>, <span style=font-style: italic;>El Conde de Montecristo</span> y <span style=font-style: italic;>Cumbres Borrascosas</span>. Lo mismo que tengo claro los seis temas en los que se escribe para televisión: una historia de amor, la venganza, el conflicto de clases sociales, el conflicto de razas, la paternidad responsable o 'bastardía'™ y el ascenso social.<br/><br/>La telenovela para mí nace con la radionovela. Todavía la televisión tiene esa marca con las historias de Julio Jiménez. Cerca del 60 % o más de los actores y libretistas de televisión provenían de la radio, los demás hacían teatro.<br/><br/>Siempre he dicho que la estructura de la telenovela es muy simple. Lo que construimos los libretistas es el dialogo y eso sólo se consigue en la calle.<br/><br/><strong>Sergio Álvarez</strong><br/>Definitivamente la televisión nunca será capaz de copiar una obra literaria. Nada puede describir lo que escribe un autor, ninguna imagen puede hacer que los televidentes entiendan lo que quiso decir el escritor. Simplemente se copian ideas y se plasman. <p/><p></p><p><br/></p>
Fernando Gaitán, Juan Carlos Pérez , Mauricio Navas, como escritores de telenovelas exitosas y Sergio Álvarez, autor del libro La lectora, historia que fue llevada a la televisión, conversaron sobre su experiencia de contar historias a través de narraciones televisivas.

Álvarez lanzó preguntas como: ¿En qué se inspiran para escribir? ¿Les ha servido la literatura para crear historias? Los libretistas respondieron una a una las inquietudes y estas fueron sus apreciaciones:

Mauricio Navas
"No soy lector. Crecí cuando el mundo audiovisual estaba en furor. Mi imaginario de historia tiene que ver con series como Batman u otras de la época, sin embargo, no niego que sagas como las de Harry Potter me han hecho pensar en literatura para escribir, si así se les puede llamar".

"Soy partidario de adaptar obras literarias a la televisión, pero también estoy convencido que no es fácil ni completamente igual una obra literaria a una serie televisiva. Yo lo hice con Los colores de la fama, un libro que luego se convirtió a la televisión y que por poco no puedo comenzar. También lo hice con La Lectora y nunca pudo ser textual".

"La idea de escribir para televisión es abordar la historia desde un punto de vista diferente. Las historias suelen ser la mismas, la diferencia está en cómo las siente el libretista".

Juan Carlos Pérez
"Mis raíces están en el cine. Redescubrí la literatura para escribir en televisión. Voy leyendo libros a medida que voy escribiendo mis historias".

"Las telenovelas en Colombia son buenas, diría que demasiado. Yo escribí Todos quieren con Marylin y el guión se vendió en Rusia. Viajé a ese país en donde el género telenovela es desconocido. Me hicieron preguntas tan absurdas que yo sólo atiné a contestar que para escribir una historia sólo se debe tener intuición".

Fernando Gaitán
"Yo sí tengo formación literaria para escribir en televisión. Siempre he dicho que la "telenovela es la hija bastarda de la literatura". Y el ejemplo más claro de ello es poner a consideración del público los seis libros que son pilares del melodrama: Romeo y Julieta, Los Miserables, La Cenicienta, El Príncipe y el Mendigo, El Conde de Montecristo y Cumbres Borrascosas. Lo mismo que tengo claro los seis temas en los que se escribe para televisión: una historia de amor, la venganza, el conflicto de clases sociales, el conflicto de razas, la paternidad responsable o 'bastardía'™ y el ascenso social".

"La telenovela para mí nace con la radionovela. Todavía la televisión tiene esa marca con las historias de Julio Jiménez. Cerca del 60 % o más de los actores y libretistas de televisión provenían de la radio, los demás hacían teatro".

"Siempre he dicho que la estructura de la telenovela es muy simple. Lo que construimos los libretistas es el dialogo y eso sólo se consigue en la calle".

Sergio Álvarez
"Definitivamente la televisión nunca será capaz de copiar una obra literaria. Nada puede describir lo que escribe un autor, ninguna imagen puede hacer que los televidentes entiendan lo que quiso decir el escritor. Simplemente se copian ideas y se plasman".


  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.