text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

La salud está en emergencia: académicos

      
salud-en-emergencia-segun-académicos-universidad-de-antioquia
Con 34 ponencias se realizó el Encuentro de académicos de la salud. Distintas universidades del país aceptaron la convocatoria.
Lee también:
 
 
 
Diversos temas se abordaron en el “Encuentro Nacional de Académicos de la Salud: ante la crisis del sistema de salud la academia tiene la palabra”, liderado por la Facultad Nacional de Salud Pública y realizado allí mismo el 6 y 7 de septiembre del 2012.

 
De ello dieron cuenta cerca 34 ponencias que abordaron temas como la intermediación financiera, la posibilidad de una nueva ley estatutaria y el reconocimiento definitivo de la salud como un derecho fundamental.
 
 
“Fue un evento supremamente exitoso y creo que nos queda un consenso importante: hay que hacer un nuevo diseño del sistema de salud colombiano, fundado en el concepto de que la salud es un derecho humano fundamental y no un espacio para el mercado o para el negocio”, contó Álvaro Cardona, decano de la Facultad Nacional de Salud Pública de la Alma Máter.


Por ello, el llamado de los representantes de las instituciones académicas y centros de investigación en salud, es para que se propicie un diálogo social en torno al tema. "Para acordar la aprobación de una ley estatutaria que genere una reforma estructural del sistema de seguridad social en salud, que potencie y no que debilite el sentido general del concepto de derecho humano fundamental”, señala la declaración conjunta.


Juan Carlos Monsalve, decano de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Tecnológica de Pereira, explicó también que entre las ponencias hubo convergencia en relación al daño que le ha hecho la intermediación financiera y las EPS al sistema. “El modelo ya no es funcional”, esa fue una de las frases reiteradas en las ponencias.


Otro de los asistentes fue Mario Hernández Álvarez, médico, historiador y profesor asociado de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Colombia. Hernández exaltó que el encuentro permitió recoger, en un mismo escenario, las evidencias de académicos y profesionales que en su práctica han descubierto las fallas del sistema.


“Está claro que el sistema llegó a su límite. Este modelo de aseguramiento, con competencia regulada, con subsidio a la demanda y con eso de tratar a ricos como ricos y a pobres como pobres, eso ya se hizo agua —dijo Hernández—. Aquí estamos promoviendo una transformación del sistema que garantice el derecho fundamental a la salud”.


El médico explicó también que hay varios modelos de salud en el mundo que han optado por quitar el negocio a los medicamentos y se han concentrado en la promoción y prevención. “Eso se puede hacer. En este momento hay un proyecto de ley estatutaria en el Senado, que demuestra que hay una forma de reorganizar el sistema para que garantice el derecho”, explicó.


Sin embargo, Hernández señaló también que políticas como éstas están rodeadas de múltiples intereses económicos. “Las EPS ya tienen coaptados a varios congresistas y el Gobierno mismo quiere proteger el negocio, porque no quiere entrar en conflicto con el sector financiero. No es un problema de si el Gobierno Nacional nos escucha o no, es si la sociedad colombiana quiere generar un tipo de presión social y política. Depende más de la sociedad que de los académicos”, advirtió.


Por ello, de este encuentro surge el propósito de crear una red sistemática que permanentemente estará difundiendo los resultados de las investigaciones sobre los graves efectos de la Ley 100 de 1993. “Esperamos que eso sirva para dinamizar un cambio social y político”, puntualizó Hernández.


De otra parte, los profesionales de la salud asistentes al evento, expusieron indicadores que demuestran que la crisis de ese sector no sólo afecta procesos administrativos, sino también que se está convirtiendo en una bola de nieve que cada vez más afecta la salud pública.


“Eventos recientes como las epidemias de tosferina y dengue, o las altas cifras registradas de malaria, tuberculosis, y VIH, son expresiones de las consecuencias en morbilidad y mortalidad. Las tasas de mortalidad infantil y de mortalidad materna, siendo evitables, continúan altas y con grandes diferenciales entre regiones”, señala el pronunciamiento conjunto final.


Élmer Gaviria Rivera, decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Antioquia, dijo que es labor de los académicos aportar su conocimiento para construir una reforma estructural al modelo de salud. “El sistema no aguanta más modificaciones. Prueba de ello es el alto número de proyectos de ley que hay para modificar parcialmente lo que debe modificarse desde lo estructural”, señaló.


Gaviria señaló también que con la llegada de un economista a la cartera de la salud, queda un sinsabor entre los académicos, no por las calidades profesionales del ministro de la salud, Alejandro Gaviria, sino porque se sigue pensando que el problema de la salud es netamente económico.


“El problema no es económico, es estructural. Debe considerarse la parte humana, el conocimiento de lo que es un sistema de salud en Colombia, de lo que es la atención primaria en salud y  de la salud pública”, advirtió Gaviria.
 

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.