text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Los sistemas de desarrollo urbano deben aprender de compañías como Google

      
vishaan-chakrabart-uniandes
Vishaan Chakrabarti, quien ha sido colaborador en las administraciones de Rudolph Giuliani y Michael Bloomberg, durante el foro en Bogotá. Foto: Uniandes.
 
 
 
En su conferencia ‘Aprendiendo de una ciudad de aprendizaje’, Chakrabarti, quien ha sido colaborador en las administraciones de Rudolph Giuliani y Michael Bloomberg, afirmó que el mundo hoy se está ‘suburbanizando’ y, contrario a lo que se cree,  existe todavía mucho espacio para los seres humanos en el planeta. “En octubre del año pasado llegamos a 7 mil millones de habitantes y juntos podríamos ocupar, en edificios de tres o cuatro pisos, el área del estado de Texas o la mitad del territorio colombiano”.

Entre otros aspectos, insistió en la necesidad de desarrollar sistemas de transporte masivos óptimos y dignos, que desestimulen la dependencia del carro y así lograr que personas de todos los estratos sociales, entre ellos los gerentes de grandes empresas, utilicen estos sistemas por tratarse de medios altamente eficientes y cómodos.

Explicó también por qué los sistemas de desarrollo urbano deben aprender de las grandes compañías, como el caso de Google, que hoy buscan zonas diversas para instalarse y compartir el espacio con viviendas, restaurantes y tiendas, sin mayores efectos contaminantes.

- ¿Qué conoce de los proyectos de renovación urbana en Colombia?

- Conozco la gestión de Enrique Peñalosa, en particular la puesta en marcha de TransMilenio y la red de bibliotecas para la ciudad. Todavía estoy aprendiendo…


- ¿Cómo fue su experiencia en la recuperación de algunas zonas de Manhattan?

- El tema de desarrollo urbano en Manhattan es complicado por los precios de la vivienda y son dos los motivos: el principal es el costo de los terrenos, que es muy alto, y el segundo es el costo de la construcción. Es muy difícil construir vivienda a precios accesibles para poblaciones que no tienen ingreso para comprar vivienda a nivel del mercado.

- En esos procesos de intervención urbana, ¿cómo ha manejado Nueva York el caso de las personas o familias sin techo?

- Los habitantes sin techo siempre han sido un problema en Nueva York. Es una situación que  disminuyó durante las alcaldías de Giuliani y Bloomberg, sin embargo, en los últimos cuatro o cinco años ha revivido  por la recesión económica y por el estado de la economía global. Lo que uno ve ahora en Nueva York es un  crecimiento de la cantidad de familias sin techo que viven en las calles y la ciudad no ha hecho mucho para ayudar. Considero que es más caro asistir a estas personas en sitios institucionales donde encuentran servicios, a construir viviendas donde tengan hogar permanente… eso no se ha hecho.

Nueva York es una ciudad muy grande y, además de Manhattan, tiene otras cuatro grandes zonas exteriores donde puede construir vivienda para gente con ingresos menores, sin habitación o sin empleo. El otro problema es que a en el contexto federal, Estados Unidos subsidia a personas que compran casas en los suburbios y esa es gente que no necesita esa asistencia. Ese presupuesto debería destinarse a las personas con gran necesidad.

- ¿Cómo lograr un balance entre la construcción de vivienda y la de centros de servicios o financieros?

- No es fácil y no hay una solución para todos los casos, pero hay modelos que tratan de incorporar el desarrollo de vivienda y el de servicios. El próximo paso crítico es el desarrollo de tipos de manufactura o de fabricación a una escala urbana que pueda coexistir con lo que son servicios o viviendas. La forma como producimos manufactura se está adaptando a la forma como vivimos, lo que  es muy diferente a la época cuando teníamos fábricas que contaminaban. Tenemos que  encontrar un balance entre servicios, vivienda y educación, incorporando todas las posibilidades de poder fabricar y construir cosas en las zonas donde vivimos y trabajamos.

¿Desde su experiencia, cuál ha sido el mayor reto en la recuperación de Nueva York después del 9/11?

- Es un tema importante que se ejemplifica con la compañía Google.
Ellos compraron un edificio viejo en Nueva York, en vez de comprar un edificio en el centro financiero de la ciudad, donde estaban las torres y donde hay todavía mucho espacio sin ocupar. Era un edificio donde no funcionaban oficinas, pero se encuentra en una zona diversa en la que hay restaurantes, donde la gente quiere vivir y trabajar. Eso significa un cambio de mentalidad: los negocios y la vivienda ya no están separados. La gente quiere vivir cerca de donde trabaja y quiere trabajar cerca de de donde vive y ese es un cambio significativo  en la estructura de desarrollo en Nueva York.
 

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.