text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

La urgente necesidad de encontrar un camino hacia la paz

      
Foro-sobre-Política-de-Desarrollo-Agrario-Integral-camino-solucion-hacia-la-paz-ignacio-mantilla-rector-universidad-nacional
Ignacio Mantilla Prada, rector de la UN. Foto: Unimedios.
 

 
“Colombia ha venido desde hace casi medio siglo en un conflicto armado interno que ha producido dolor y sufrimiento a la sociedad, así como heridas difíciles de sanar. Este esfuerzo que hoy iniciamos debe prepararnos para la construcción de una solución a este largo enfrentamiento, y para examinar y preparar una sociedad colombiana posconflicto”, dijo.

Con la asistencia de 1.200 personas, representantes de todo el territorio nacional y de diferentes sectores sociales, se dio inicio al Foro que durante tres días permitirá la participación de la sociedad civil en la elaboración y presentación de propuestas que llegarán a la Mesa de Conversaciones del Gobierno Nacional y las FARC-EP, y se convertirán en insumos de utilidad para la discusión del primer punto de la Agenda con la que trabajan: Política de Desarrollo Agrario Integral.

Durante el discurso de apertura, el profesor Mantilla destacó el aporte académico e investigativo que la UN ha hecho a lo largo de la historia de Colombia en el análisis de los fenómenos que genera la violencia: “desde los años sesenta, la UN ha realizado estudios que fueron pioneros acerca del período de la violencia bipartidista sobre mediados del siglo pasado. A manera de ejemplo, cito el trabajo denominado La violencia en Colombia, de los profesores Orlando Fals Borda, Eduardo Umaña Luna y monseñor Germán Guzmán”.

“Igualmente, y durante el Gobierno del presidente Virgilio Barco, se realizó el estudio Colombia, violencia y democracia, que fue una gran contribución a la comprensión de la multiplicidad de violencias que estábamos viviendo los colombianos”.

Mantilla señaló otros trabajos y destacó que la Institución no es ajena a los estudios que se hacen y se han llevado a cabo en otras temáticas. “Se deben sumar los aportes en temas de paz, reforma agraria, reforma territorial y desarrollo sostenible, entre otros”.

Indicó que, desde la Rectoría, la UN ha querido construir y contribuir a la solución de grandes problemas nacionales con una orientación académica, científica y técnica.

Al dirigirse a los asistentes, Mantilla comentó el compromiso que la UN asumió al conocer el “Acuerdo general para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera”.

“Decidimos asumir el compromiso de contribuir al proceso desde la academia y, con tal fin, creamos el Centro de Pensamiento y Seguimiento al Proceso de Paz, un espacio académico que junto a la oficina de Naciones Unidas fue designado por la Mesa de Conversaciones para realizar este foro”.

Resaltó que la UN no dudó, en ningún momento, en aceptar la responsabilidad de reunir a empresarios, campesinos, indígenas, empresarios y afrodescendientes del territorio nacional para establecer un diálogo imparcial y respetuoso con respecto a la Política de Desarrollo Agrario Integral.

“Espero que este foro sirva como punto de partida para la construcción de un diálogo en que diferentes grupos e intereses de la nación se congreguen para ayudar a resolver problemas crónicos como lo son la ausencia de paz y la profunda crisis rural”.

Con un llamado al respeto por las opiniones diferentes, y a una participación activa y ordenada, el Rector incitó a los participantes a ser ejemplo de la sociedad que se quiere construir, y a asumir “la responsabilidad de encontrar caminos de colaboración y de convivencia que hagan posible transformar –sino para nosotros al menos para nuestros hijos– esta atormentada patria colombiana; porque la vida en Colombia se va a tornar insoportable si no se encuentra, en breve, un camino hacia la paz”.

El profesor Mantilla ratificó la responsabilidad y el compromiso de la UN y del equipo del Centro de Pensamiento, para aportar a la reconciliación y a la realización de las complejas tareas de reconstrucción nacional que “implica la paz en un posconflicto que queremos que llegue pronto”.

 
ONU

Por su parte, Bruno Moro, coordinador residente y humanitario de la ONU, recordó que el objetivo del Foro es garantizar la participación decidida de todos los actores de la sociedad.

Moro extendió un saludo a todas las organizaciones sociales presentes en el auditorio y expresó: “ustedes representan la pluralidad y la diversidad social de Colombia y, con su presencia y experiencia, contribuirán a construir una paz basada en el diálogo y en la participación activa”.

Expresó que para la ONU es un honor participar de la decisión histórica del Gobierno colombiano de establecer el diálogo como instrumento para terminar con el conflicto armado. “Es la decisión más importante en la historia de la nación, una decisión que ha levantado una enorme esperanza en el país y en el mundo”.

Además, hizo un “reconocimiento a la Universidad Nacional como una Institución muy representativa para el país por ser símbolo de valor académico y de construcción democrática del saber y del conocimiento”.

Afirmó que el camino a la paz se construye con pasos significativos  “orientados a tratar las causas de los conflictos”, y que “la exclusión política o económica, y la discriminación merman las posibilidades de una paz sostenible”.

Al respecto, mencionó las palabras del secretario general de las Naciones Unidas: “para construir la paz es necesaria la participación en el proceso de varios sectores de la sociedad; los acuerdos  políticos incluyentes pueden ser más difíciles de negociar pero resultan más sostenibles”.

Es innegable que las causas del conflicto y sus efectos tienen una estrecha vinculación con la temática agraria, por lo que Moro dijo: “el tema de la tierra constituye la raíz histórica principal del conflicto armado colombiano y, por eso, este foro quiere recolectar toda la información de esa realidad, con el fin de que el país vuelva la mirada al sector rural, para que el desarrollo de la paz y su construcción se haga desde el lado de las víctimas”.

Anunció que, de la mano de la UN, se realizó un esfuerzo para que toda la nación estuviera representada en el Foro: “32 departamentos y 15 sectores de la sociedad civil fueron convocados y están hoy aquí para que desde la diversidad de las regiones se haga una movilización social de propuestas para aportar al camino de la paz”.

También insistió en la necesidad  de escuchar al otro, respetar las opiniones diferentes y consolidar juntos la paz colombiana.

Finalmente, el representante de la ONU citó al escritor García Márquez, al expresar que Colombia no está condenada a vivir cincuenta años de guerra ni cien años de soledad:

“Frente a la opresión y al abandono nuestra respuesta es la vida. Ni los diluvios ni las pestes ni las hambrunas ni los cataclismos, ni siquiera las guerras eternas a través de los siglos de los siglos han conseguido reducir las ventajas de la vida sobre la muerte. Nos sentimos con el derecho de crear una nueva y arrasadora utopía de la vida donde nadie puede decidir para otros hasta la forma de morir; donde de veras sea cierto el amor y sea posible la felicidad, y donde las estirpes condenadas a cien años de soledad tengan por fin y para siempre una segunda oportunidad sobre la Tierra”.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.