text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Cómo ser más productivo organizando mejor las reuniones y controlando el uso del smartphone

      
Fuente: Shutterstock

Los dispositivos electrónicos como los Smartphone y las tabletas deterioran la capacidad de concentración. La hiperconectividad que vivimos estos días no permite procesar adecuadamente la información, recargar energías y volverse a concentrar. Lo mismo sucede con las reuniones laborales, ya que cuando no se organizan adecuadamente pueden tomar hasta entre el 35 y 55% de la jornada laboral de un ejecutivo, quitando tiempo para el desarrollo de ideas creativas que fortalezcan el negocio. Harvard Business Review ideó cinco técnicas para aumentar la concentración en ejecutivos y por lo tanto, su productividad ¡Descúbrelas!



Lee también
10 cosas que son más importantes que el talento para alcanzar el éxito profesional
10 estrategias que te ayudarán a ser más productivo en el trabajo
10 tips para mejorar tu habilidad de escuchar en las reuniones laborales



1. Comienza tu día respirando profundamente

Lo primero que hacemos cuando despertamos es consultar el Smartphone para revisar las notificaciones, lo cual deteriora la capacidad de atención y memoria según la psicóloga de Stanford, Emma Seppäl, quien escribió el libro "La pista de la felicidad". En lugar de tomar el celular o la tableta, es recomendable respirar profundamente durante unos 20 minutos. La respiración controlada entrena al sistema nervioso para calmar el estrés producido en el día a día. Las personas más relajadas son emocionalmente más inteligentes porque pueden tomar mejores decisiones.

2. Dedica tus mañanas a las tareas complejas

Evita cargar tu agenda con reuniones matinales porque es la parte del día que permite mayor creatividad, un componente necesario en cualquier empresa. Las actividades creativas son más complejas que aquellas desarrolladas mecánicamente, pues requieren mayor esfuerzo mental. En la mañana es cuando tu mente está más fresca y su proactividad admite la ejecución de tareas complejas individuales o en grupos pequeños. El inversor y cofundador de Y Combinator, Paul Graham, sugiere posponer hacia la tarde las reuniones con grandes grupos de gente ya que son más sencillas de manejar.

3. Ordena tu espacio de trabajo

El entorno influye en la productividad y en la calidad de tu desempeño laboral. Si tu espacio de trabajo permanece pulcro podrás aumentar tu capacidad de concentración. Consigue un lapicero para guardar tus bolígrafos, evita dejar envoltorios sobre el teclado de la computadora e intenta mantener el orden en general para aclarar las ideas. El espacio digital también debe ordenarse si se quiere prolongar la concentración, eliminando los archivos inútiles, organizando el resto en carpetas, dejando solo los íconos imprescindibles en el escritorio y desactivando las notificaciones innecesarias de tu Smartphone.

4. Reduce el número de personas en las reuniones

Las reuniones son más beneficiosas cuando implican menor cantidad de personas. Enfocarse y mantenerse en un rol determinado para el cumplimiento de objetivos específicos, resulta complicado cuando varias mentes intentan llegar a un acuerdo. Es así cuando la mitad de los participantes terminan con la vista fija en sus computadoras, sin emitir palabra durante el trascurso de la reunión. Restringir el número de personas a un máximo de ocho ayudará a que el encuentro sea netamente informativo y productivo. Convoca únicamente a aquellos que están plenamente vinculados con los temas que se tratan. Cada uno será responsable de un punto en particular pactado antes de la reunión para lograr una gestión eficaz de la fuerza laboral.

5. Preserva los roles y administra la duración de los encuentros

La dificultad para concentrarse muchas veces se vincula con la falta de margen en una actividad. Cambiar de tareas y contextos requiere un periodo de adaptación, de modo que si los cambios son permanentes el cerebro humano nunca llegará a amoldarse del todo y la capacidad de concentración se degradará conforme avanza el día. En un ejecutivo el tiempo desperdiciado puede alcanzar un 70% en una sola jornada laboral. Reduce el riesgo separando con pausas de 15 minutos el espacio entre dos o más sesiones de 45 o 60 minutos de duración y presevando el rol de cada persona en los encuentros. Esos 15 minutos te permitirán procesar y jerarquizar el contenido de cada reunión laboral para obtener el máximo beneficio de tu tiempo, que complementarás con el desarrollo de un rol asignado que centrará tu atención en un único problema y su resolución.




Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.