text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

23 errores comunes que debes evitar en LinkedIn

      
Fuente: Shutterstock

LinkedIn es una red propicia para establecer conexiones profesionales, entablar nuevas relaciones comerciales, conseguir un empleo e incluso generar autoridad en tu ámbito. Sin embargo, existen errores frecuentes en los usuarios de LinkedIn que impiden crear estas conexiones, mantenerlas y hasta encontrar la página porque quedó mal posicionada en los motores de búsqueda. ¡Aprende a eliminarlos!


1. Escasa claridad en la definición de una audiencia

Resulta imprescindible que delimites las personas y empresas con las que deseas vincularte para tener en mente qué tipo de perfil acaparará su atención. El público al que puntas determina no solo la construcción de tu perfil, sino el idioma o hasta debilidades que pueden subsanar en conjunto.


2. No poseer tu propia URL

Personalizando tu URL facilitarás que las personas te mencionen poniendo un enlace a tu perfil en LinkedIn. Lo primero que debes hacer es modificar el enlace en la flecha de edición, teniendo en cuenta que si tu nombre es frecuente la dirección ya estará utilizada.

En este caso, agrega tu segundo nombre o pon la inicial entre tu nombre de pila y el apellido para intentar alternativas que sean sencillas de vincular.



3.  Utilizar un titular poco llamativo

El encabezado debe ser valioso para incentivar el ingreso a tu perfil, de modo que no solo el título universitario o la carrera que estás cursando deberá resaltar, sino también una breve descripción de tus aspiraciones o experiencia. Por ejemplo, es preferible definirse como un publicista de la universidad tal que busca oportunidades en determinado sector, a simplemente un publicista.

Si no mencionas que estás buscando trabajo, no hay forma de que tus potenciales contactos lo sepan. Agrega al título o estudios los detalles sobre tus pasiones profesionales y prueba distintas formas de expresar la información para evaluar cuál consigue mayores tasas de clicks.


4. Escribir en bloque

Las secciones otorgan claridad y hacen que la información se digiera fácilmente. Escribir sin separación por tema (voluntariado, experiencia, formación académica, entre otros), transmite la sensación de que el texto es tedioso y que no sabes expresarte adecuadamente.

Juega con el orden de las secciones para jerarquizar según tu criterio, arrastrando unas por encima de las otras para dar mayor visibilidad a las que consideres trascendental. Un recién graduado priorizará la sección proyectos sobre experiencia, porque justamente acaba de salir al mercado laboral.


5. Limitar la descripción de tus servicios

En el perfil se deben incluir los servicios que brinda la empresa, describiendo cada acción brevemente y con palabras concretas para que el público sepa de qué manera tu negocio puede serle útil.

Vincula el trabajo de la empresa a testimonios o estudios concretos, agrega pruebas de los logros y elabora una presentación de video atractiva sobre los servicios con el fin de captar clientes. Recuerda utilizar las normas SEO para lograr un buen posicionamiento de la página.


6. Insuficiencia de contenido original

Este tipo de contenido genera autoridad, en especial si cuentas tus experiencias y compartes los conocimientos adquiridos durante el trayecto de la empresa o tu carrera profesional. Asegúrate de que tu perfil agrega valor y quien lo visite aprenderá algo sobre tu trabajo.

El contenido original creará una red de contactos y seguidores interesados en imitar aspectos de tu carrera o contactarse contigo. Incluso puedes apelar a algo que hayas escrito antes y reflotarlo cada tanto.


7. Inutilizar las palabras clave

Añádelas en distintas ubicaciones de tu perfil para arrojar datos valiosos a los motores de búsqueda. Las palabras clave permiten que se encuentre fácilmente en la amplitud de la red, de hecho colocarlas en el resumen es una buena estrategia para posicionarte con los datos esenciales que son en definitiva, los que lograrán tus objetivos.



8. Enumerar habilidades desconocidas por LinkedIn

Agregar habilidades es necesario para facilitar la aparición en la búsqueda de resultados y puntualizar tus fortalezas, pero seleccionar capacidades que LinkedIn no reconoce solo enterrará tu hoja de vida entre tantas otras.

Utiliza las habilidades que LinkedIn ya ingresó a su sistema para cerciorarte de que el programa las comprende e interpreta correctamente, de modo que se conviertan en una estrategia de posicionamiento y captación.



9. Excluir cifras

Los números hablan por sí solos porque demuestran un valor específico creado por la empresa o por tu trabajo en ella. Evalúa cuál fue tu mayor logro hasta la fecha y exprésalo en cifras para potenciar tu perfil.



10.  Elegir la fotografía inadecuada

Frecuentemente se realizan juicios sobre lo que se ve, por lo tanto tu apariencia proyectará características de tu personalidad que pueden o no ser ciertas. Crea una buena primera impresión tomando una foto adecuada para el ámbito laboral.

Las probabilidades de que alguien mire tu perfil aumentan si añades una foto, pero deberá ser tomada por un profesional y tener buena calidad. Bajo ninguna circunstancia ofrezcas una selfie como presentación.


11. Creer que basta con la foto de perfil

Aprovecha todas las funciones, incluyendo aquellas que permite establecer una foto de fondo. Procura que la imagen se amolde a tu empresa o a lo que deseas transmitir, considerando el tamaño para que no quede estirada o pixelada.

Puedes agregar documentos, enlaces, videos y presentaciones, no te quedes únicamente con los aspectos básicos, sino que utiliza las herramientas disponibles en especial si se trata de recursos visuales.


12. Nunca completar el resumen

Es crucial para destacar en los resultados de búsqueda, de hecho, es la parte más importante de tu perfil. Las palabras clave son la vía de posicionamiento para ser encontrado y deberán relacionarse con los servicios de tu empresa, el trabajo que desarrollas o el empleo que deseas.



13.  Obviar la llamada a la acción en el resumen

LinkedIn pude funcionar como enganche a un negocio por lo que especificar una llamada a la acción (CTA) es fundamental para lograr mayores tasas de conversión. Es una forma de propiciar la comunicación con posibles clientes o aliados, si además agregas tu teléfono y tu dirección de correo electrónico.

Una buena estrategia es ofrecer una consulta gratuita a quienes estén interesados en contactarte, de manera que te asegures la comunicación y generes relaciones con nuevos clientes.


14. Prescindir de recomendaciones

Para generar confianza y credibilidad se requiere de otras personas que valoren positivamente tu trabajo o los servicios de la empresa. Cuenta con una variedad de recomendaciones que apunten a objetivos específicos, ya sea de antiguos clientes, empleadores o docentes, dependiendo de la etapa en la que te encuentres.

Asegúrate de que las referencias apliquen solo a ti en lugar de ser genéricas, porque apreciaciones como “trabaja duro y será una pieza de valor en la compañía”, no evidencian tus cualidades laborales.


15. No recurrir a la herramienta Alumni

Sirve para contactar personas que asistieron a tu mismo colegio o universidad, pudiendo filtrar por sitio, compañía, puesto de trabajo, fecha de graduación y otras opciones. Es un recurso para encontrar trabajo o mejorar tu desempeño actual, incluso concretar negocios.

Se accede a la herramienta haciendo clic en la página de inicio, yendo a “Mi red” y eligiendo “Buscar antiguos amigos”. Lograrás una red de vínculos significativa y beneficiosa.


16. Aplicar “copiar y pegar” en la invitación de contacto

Personaliza los mensajes de invitación para construir o ampliar la red de contactos. Demostrarás interés genuino en contar con el apoyo de esa persona, explicando brevemente los motivos que te impulsaron a escribirle. Agrega datos sobre quién eres y cómo encontraste su perfil.


17. Exigir a un contacto desconocido

Una vez que logras comunicarte con la persona que deseabas, evita manifestar tu voluntad inmediata de unirte a su compañía o venderle un servicio. Forja una conexión amable solicitando una entrevista informativa para conseguir consejos sobre su carrera.

Si la persona está dispuesta a conversar contigo nuevamente porque has hecho bien tu trabajo, entonces podrás intentar la venta o la solicitud de un puesto. Siempre procura agregar valor a tus contactos de manera que no pases desapercibido.


18. Falta de seguimiento

La calidad de los contenidos es más importante que la cantidad, por lo que debes enviar actualizaciones de tu perfil a contactos que ya posees. Funciona particularmente cuando alguien se prestó como referencia para que obtengas un trabajo, te facilitó una entrevista o una venta.

Los implicados querrán saber que fueron útiles a tu propósito y se sentirán halagados. Después de todo, quizá necesites su ayuda nuevamente y enviar actualizaciones solo toma unos minutos.


19. Olvidarse de participar

Mantener el contacto es la función principal de LinkedIn, pues de allí se derivan posibles relaciones comerciales o contratos de trabajo. Escribe a las personas que forman parte de tu red, felicitándolas por su nuevo logro laboral o por su cumpleaños.


20. Despreocuparse por la configuración de privacidad

Ten en cuenta que cualquier usuario de LinkedIn puede saber quién visitó su página cuando configuras un perfil público. Esto es útil para estar informado sobre las personas que comprueban tu perfil frecuentemente, quizá se trate de reclutadores de personal. En este sentido, el perfil público es ventajoso.

Sin embargo, chequear el perfil de alguien muchas veces porque estás en la búsqueda de trabajo o de ideas comerciales, puede ser abrumador para la persona. Si no puedes contener la ansiedad, limita la configuración del perfil para brindar menos información a sus usuarios.


21. Desaprovechar los recordatorios

La pestaña “Relación” es una herramienta de recordatorios sobre las últimas personas que sumaste a tu red, en la cual podrás detallar cuáles son sus intereses o cómo fue el encuentro si se concretó. Es información que reutilizarás y solo tú puedes ver lo que escribes allí.


22. No exportar contactos

Obtén una planilla de Excel con el nombre, puesto y las vías de comunicación con distintos contactos en la pestaña “Conexiones”, presionando el símbolo naranja de engranaje en la esquina derecha y clickeando “Exportar conexiones de LinkedIn” en la configuración avanzada.

Sirve para repasar las conversaciones de forma rápida o mantener los datos importantes si llegas a perder el acceso a tu cuenta por un imprevisto técnico o una caída de la red.  Será una especie de agenda digital pronta para actuar en cualquier momento.


23. Excluir las herramientas de búsqueda avanzada cuando buscas empleo

Aumenta las probabilidades de conseguir el trabajo deseado simplemente utilizando los filtros disponibles. En lugar de realizar la búsqueda por nombre, añade palabras clave, sector de la industria, ubicación y otros aspectos que pueden arrojar mejores oportunidades. Incluso es posible guardar los trabajos que te interesan.

Guía para superar con éxito un proceso de selección

Una completa guía sobre todo lo relacionado con el acceso a un puesto de trabajo, desde la elaboración de un CV hasta los tipos de entrevistas

Guía para superar con éxito un proceso de selección


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.