text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

5 puntos para saber si tienes suficiente inteligencia emocional

      
Es importante saber cómo se siente uno en cada momento y explorarse a sí mismo
Es importante saber cómo se siente uno en cada momento y explorarse a sí mismo
  • Conecta con tus emociones en el entorno laboral. Tu salud e inteligencia emocional te permitirán ser más productivo en el punto de trabajo.
  • Tu salud también depende de tu capacidad para gestionar los sentimientos. Descubre cómo mejorar tu asertividad y conseguir hacer críticas constructivas.
  • Fíjate en los puntos más relevantes para crear una cultura de trabajo sin dejar a un lado tus sentimientos. Solo tienes que explorar tus pensamientos y modo de actuar.

Escuchar a los demás y saber controlar tus emociones te ayudará en el día a día. La inteligencia emocional permite aumentar la productividad en el trabajo.

Reconduce tu formación

Descubre nuevas oportunidades

Conocerte mejor a ti mismo te ayudará a ser mejor compañero de trabajo y encontrar nuevas soluciones a los retos diarios. La cultura del trabajo impulsa a desarrollar nuevas habilidades. El control de las emociones y la inteligencia emocional es una de ellas.

Gestionar las emociones te ayudará a conocer mejor a tus compañeros y poder relacionarte con ellos. En el trabajo la inteligencia emocional te puede ayudar a ser más productivo y desarrollar las actividades con ahínco.

Puedes aumentar tu inteligencia emocional. Todo comienza por determinar si tienes suficiente o debes de examinarte a ti mismo para aumentarla. Hay algunos medidores que te ayudarán a conocerte mejor.

Medidores de tu inteligencia emocional

1. ¿Sientes curiosidad por el entorno que te rodea?

Tener ganas de explorar el entorno que te rodea y conocer de cerca la realidad de las cosas marca una alta inteligencia emocional. Los trabajadores que se fijan en lo que hacen sus compañeros y sienten curiosidad por ello son capaces de auxiliarles, a medio plazo se hacen imprescindibles para la empresa.

2. Saber lo que sientes en cada momento

Tu capacidad para poner nombre a las emociones es un buen indicador de lo asertivo que eres. Es importante saber cómo se siente uno en cada momento y explorarse a sí mismo. De este modo conseguirás gestionar mejor tu estado de ánimo y crear una cultura de trabajo estimulante.

3. Capacidad de crítica

Verse a uno mismo con realismo ayuda a la hora de gestionar las emociones. Es importante poder verse desde afuera y juzgarse de un modo objetivo. Las personas que así lo hacen demuestran contar con una inteligencia emocional más desarrollada.

4. Ser asertivo

¿Te cuesta decir que no? La cultura de trabajo muchas veces obliga a los trabajadores a hacer cosas que no están en sus planes. Este punto puede reducir su productividad y contento laboral. La asertividad mejora las relaciones laborales. Es importante puedas dar tu criterio sobre los hechos en el trabajo.

5. Críticas constructivas

Todos cometemos errores. A la hora de juzgar el trabajo propio, ¿eres demasiado inflexible? Esto puede ser un problema. Es necesario evalúes tus errores y tomes las herramientas oportunas para evitarlos en el futuro pero sin hacerte daño y quedar bloqueado.

Las habilidades más demandadas por las empresas

Infografía: Las habilidades más demandadas por las empresas

Descubre en esta infografía qué habilidades deberías incluir en tu CV para seducir a los empleadores.

Regístrate y descarga esta infografía gratuita


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.