text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Cómo identificar el síndrome de Procusto y evitar sus efectos durante la etapa formativa

      
Cómo identificar el síndrome de Procusto y evitar sus efectos durante la etapa formativa
Cómo identificar el síndrome de Procusto y evitar sus efectos durante la etapa formativa  |  Fuente: Fotos Universia

Sin embargo, en algunas personas estos sentimientos llegan a convertirse en una obsesión, hasta el punto de que desprecian a cualquier otro que destaca por encima de los demás en cualquier ámbito y por ello incluso tratan de perjudicarle.Es el síndrome de Procusto, que toma su nombre de la mitología griega, en concreto de uno de los hijos del dios Poseidón. 

¿Por qué algunas personas padecen el síndrome de Procusto?

Las personas que presentan este síndrome rechazan tanto el éxito de los demás como la diversidad y condenan ambas, primero en su fuero interno y en muchos casos de manera pública, porque temen que eso suponga un menosprecio de sus capacidades o virtudes. Es una de las causas que está detrás de los comportamientos de acoso en distintos contextos, ya sean educativos, familiares o profesionales, entre otros.Estas personas frenarán o tratarán de frenar cualquier progreso que se produzca a su alrededor, así como la propagación de nuevas  ideas, provocando incluso la discriminación de personas no solo con éxito, sino que, simplemente, piensen de un modo diferente al de la mayoría.  De ahí su vinculación con el bullying o acoso escolar.

En el ámbito educativo, por ejemplo en la universidad pero también en niveles formativos inferiores, las personas con síndrome de Procusto no soportan que otras obtengan mejores calificaciones, logren éxitos como conseguir una beca o sean felicitadas por un docente, por poner algunos ejemplos. Este tipo de personas suelen trasladar esos deseos a otros ámbitos de su vida, y el día de mañana, una vez introducidos en el mercado laboral, suelen reproducir esa actitud y esos actos.  

¿Cómo identificar el síndrome de Procusto?

Las personas con síndrome de Procusto resultan tóxicas para su entorno desde un punto de vista psicológico, ya que evitan que otras prosperen y, si lo hacen, minimizan esos éxitos. De no ser detectado, esto puede derivar en una pérdidas de autoconfianza en las propias capacidades y en una importante falta de autoestima personal. Es posible hablar, incluso, de agresores y víctimas. Para evitarlo conviene desarrollar herramientas con las que detectar estas actitudes de rechazo y menosprecio ante el éxito de los demás.  

El síndrome de Procusto aparece en personas que tienen una baja autoestima, bien porque a lo largo de su educación emocional han sufrido desprecios o porque han vivido un trauma y considerar que no poseen las suficientes habilidades ni capacidades para desenvolverse como a ellos les correspondería. Este fenómeno puede dar lugar al desarrollo de una personalidad narcisista, que compensa la falta de autoestima con una exagerada creencia en sus logros y virtudes en contraposición a los del resto de personas, en este caso compañeros de estudios.

En primer lugar, es necesario distinguir entre personas con síndrome de Procusto que no son conscientes de ello, y personas que sí lo son. Los primeros valoran la empatía y el trabajo en equipo como virtudes, pero a la hora de la verdad no escuchan a los demás y se ven afectados emocionalmente de manera negativa por el éxito de los demás. 

Las personas con este síndrome que son conscientes de sufrirlo tratan de limitar activamente las iniciativas de los demás, así como su creatividad, de manera que sus carencias no queden en evidencia. Procuran, además, obtener la complicidad de otros para sea el grupo el que deslegitime a la persona que tiene más éxito. Tampoco tienen inconveniente en cambiar de idea si con ello perjudican al que sobresale o plantea ideas y enfoques nuevos. Estas personas son detectables por otro rasgo habitual; rechazan conocer a personas con éxito o que sospechan que puedan tener más conocimientos y capacidades que ellos. 


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.