text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Escenas cotidianas

      
<em>Fuente: Carta Universitaria. Universidad Nacional, Unidad de Medios de Comunicación Unimedios</em><br/><br/>En el centro del escenario un especialista intenta dictar una charla sobre el daño que produce el tabaco, pero a medida que pasan los minutos la disertación se convierte en una trágica exposición de la relación con su esposa, una relación de maltrato y subyugación. Había más de un sorprendido entre el público porque el actor, metido en un inusual traje naranja y un aspecto un poco mayor, es la misma persona que en otros espacios habla con propiedad de cirugía estética para estudiantes de Medicina.<br/><br/>Los asistentes estaban frente a otra faceta del cirujano plástico y docente de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional , Herley Aguirre, la de actor.<br/><br/>Y es que desde hace más de diez meses a la carga académica como profesor de pregrado y posgrado en la Universidad, el trabajo en su consultorio particular y las clases como estudiante de una maestría, se suman talleres de expresión corporal, claun, manejo de voz, geometría escénica, entre otras, como parte de su trabajo en el Grupo de Teatro de Docentes de la Universidad.<br/><br/><strong>El grupo</strong><br/><br/>Con el apoyo de Bienestar Universitario y la idea de seguir creando dentro de la cotidianidad académica espacios para la expresión del arte lúdico y dramático, la artista Mary Olarte, además de organizar varios festivales, ha fundado y dirigido grupos de artes escénicas entre estudiantes y administrativos. Ahora con una adaptación de El daño que produce el tabaco, de Antón Chéjov, debuta con su Grupo de Teatro de Docentes.<br/><br/>Para desarrollar su propuesta, la directora trabaja a través de módulos de no más de cinco personas. Este primer grupo está conformado por David Lozano, maestro de la Facultad de Artes (encargado de la escenografía, vestuario y maquillaje), Herley Aguirre de la Facultad de Medicina (el actor) y Alfredo Rojas (sonido), músico y estudiante de la Facultad de Ciencias Humanas.<br/><br/>Al menos tres veces por semana ellos dejan sus actividades regulares para ponerse en manos de la directora, quien con su experiencia y la ayuda de talleristas nacionales y extranjeros, se encarga, como ella misma dice, de rescatar en cada uno la capacidad de soñar, crear, construir y fantasear.<br/><br/>"La idea de este grupo es la de permear la actividad docente con un proceso de sensibilización, de redescubrimiento de la ternura, de humanización de la profesión ya que en manos de ellos está el futuro del país. Adicionalmente, ofrecerles la oportunidad de formarse como actores", asegura Mary Olarte.<br/><br/><strong>El montaje</strong><br/><br/>Después de cuatro meses de preparación, había que poner a prueba lo aprendido. Las horas de ensayo se duplicaron para todos. La carga dramática estuvo a cargo de Herley Aguirre, quien para afianzarse en su papel cambió la habitual lectura de casos clínicos y revistas médicas, por la de la obra del dramaturgo ruso. Mientras el actor se dedicó a la construcción de su personaje, David Lozano se encargó de la escenografía y el vestuario, que aunque no es nuevo para él, representó un reto: "Porque es una obra de actor, por lo que busqué con la escenografía crearle apoyos e incluso reforzar la atención en el personaje". No es gratuito que el escenario funcione como una cámara oscura donde sobresale el traje naranja y el maquillaje del rostro.<br/><br/>Sonidos minimalistas basados en la percusión completaron el ambiente dramático de la obra, gracias a la composición original de Alfredo Rojas. Para las luces la directora siempre ha contado con William Olarte, estudiante de Educación Física pero apasionado por el teatro.<br/><br/>Como fondo de la conferencia había un aviso de "no fume", cuya "m" empezó a titilar hasta apagarse, convirtiendo el aviso en "no fue", una especie de epílogo de lo que pasó en escena y que puso fin a la primera función del Grupo de Teatro de Docentes, pero que marca el inicio de un proyecto para la vida. "Esta experiencia no solamente cambia nuestras propias percepciones sobre el cuerpo y el espacio, sino que afecta el entorno cotidiano, la familia, el trabajo; en ese sentido, es la posibilidad de atravesar la docencia de una manera positiva", afirma Lozano.<br/><br/><strong>Chéjov en Guanajuato</strong><br/><br/>Pero no sólo la comunidad universitaria ha disfrutado de este joven grupo. Atendiendo a la invitación del XXXI Festival Internacional Cervantino Callejero del Cleta, un encuentro internacionalmente reconocido por su temática política y social, el colectivo viajó a Guanajuato (México), en octubre del año pasado. Gracias al apoyo de la Universidad , se reunieron con grupos de 15 países, convocados anualmente para llenar las calles de varias ciudades aztecas con teatro, música, artes audiovisuales, danza tradicional y danza contemporánea, entre otras.<br/><br/>Para el grupo, un reto de muchas funciones, distintos escenarios, distintos públicos. La posibilidad de hacer teatro, ver teatro, hablar de teatro, escuchar de teatro, y seguir haciendo teatro. De regreso al Alma máter, el propósito es seguir robando tiempo al tiempo libre, en los auditorios de la Universidad o en escenarios improvisados, sobre todo ahora que la directora inicia un nuevo casting de profesores.<br/><br/><strong>Más información:</strong> sigomezg@unal.edu.co
Fuente: Carta Universitaria. Universidad Nacional, Unidad de Medios de Comunicación Unimedios

En el centro del escenario un especialista intenta dictar una charla sobre el daño que produce el tabaco, pero a medida que pasan los minutos la disertación se convierte en una trágica exposición de la relación con su esposa, una relación de maltrato y subyugación. Había más de un sorprendido entre el público porque el actor, metido en un inusual traje naranja y un aspecto un poco mayor, es la misma persona que en otros espacios habla con propiedad de cirugía estética para estudiantes de Medicina.

Los asistentes estaban frente a otra faceta del cirujano plástico y docente de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional , Herley Aguirre, la de actor.

Y es que desde hace más de diez meses a la carga académica como profesor de pregrado y posgrado en la Universidad, el trabajo en su consultorio particular y las clases como estudiante de una maestría, se suman talleres de expresión corporal, claun, manejo de voz, geometría escénica, entre otras, como parte de su trabajo en el Grupo de Teatro de Docentes de la Universidad.

El grupo

Con el apoyo de Bienestar Universitario y la idea de seguir creando dentro de la cotidianidad académica espacios para la expresión del arte lúdico y dramático, la artista Mary Olarte, además de organizar varios festivales, ha fundado y dirigido grupos de artes escénicas entre estudiantes y administrativos. Ahora con una adaptación de El daño que produce el tabaco, de Antón Chéjov, debuta con su Grupo de Teatro de Docentes.

Para desarrollar su propuesta, la directora trabaja a través de módulos de no más de cinco personas. Este primer grupo está conformado por David Lozano, maestro de la Facultad de Artes (encargado de la escenografía, vestuario y maquillaje), Herley Aguirre de la Facultad de Medicina (el actor) y Alfredo Rojas (sonido), músico y estudiante de la Facultad de Ciencias Humanas.

Al menos tres veces por semana ellos dejan sus actividades regulares para ponerse en manos de la directora, quien con su experiencia y la ayuda de talleristas nacionales y extranjeros, se encarga, como ella misma dice, de rescatar en cada uno la capacidad de soñar, crear, construir y fantasear.

"La idea de este grupo es la de permear la actividad docente con un proceso de sensibilización, de redescubrimiento de la ternura, de humanización de la profesión ya que en manos de ellos está el futuro del país. Adicionalmente, ofrecerles la oportunidad de formarse como actores", asegura Mary Olarte.

El montaje

Después de cuatro meses de preparación, había que poner a prueba lo aprendido. Las horas de ensayo se duplicaron para todos. La carga dramática estuvo a cargo de Herley Aguirre, quien para afianzarse en su papel cambió la habitual lectura de casos clínicos y revistas médicas, por la de la obra del dramaturgo ruso. Mientras el actor se dedicó a la construcción de su personaje, David Lozano se encargó de la escenografía y el vestuario, que aunque no es nuevo para él, representó un reto: "Porque es una obra de actor, por lo que busqué con la escenografía crearle apoyos e incluso reforzar la atención en el personaje". No es gratuito que el escenario funcione como una cámara oscura donde sobresale el traje naranja y el maquillaje del rostro.

Sonidos minimalistas basados en la percusión completaron el ambiente dramático de la obra, gracias a la composición original de Alfredo Rojas. Para las luces la directora siempre ha contado con William Olarte, estudiante de Educación Física pero apasionado por el teatro.

Como fondo de la conferencia había un aviso de "no fume", cuya "m" empezó a titilar hasta apagarse, convirtiendo el aviso en "no fue", una especie de epílogo de lo que pasó en escena y que puso fin a la primera función del Grupo de Teatro de Docentes, pero que marca el inicio de un proyecto para la vida. "Esta experiencia no solamente cambia nuestras propias percepciones sobre el cuerpo y el espacio, sino que afecta el entorno cotidiano, la familia, el trabajo; en ese sentido, es la posibilidad de atravesar la docencia de una manera positiva", afirma Lozano.

Chéjov en Guanajuato

Pero no sólo la comunidad universitaria ha disfrutado de este joven grupo. Atendiendo a la invitación del XXXI Festival Internacional Cervantino Callejero del Cleta, un encuentro internacionalmente reconocido por su temática política y social, el colectivo viajó a Guanajuato (México), en octubre del año pasado. Gracias al apoyo de la Universidad , se reunieron con grupos de 15 países, convocados anualmente para llenar las calles de varias ciudades aztecas con teatro, música, artes audiovisuales, danza tradicional y danza contemporánea, entre otras.

Para el grupo, un reto de muchas funciones, distintos escenarios, distintos públicos. La posibilidad de hacer teatro, ver teatro, hablar de teatro, escuchar de teatro, y seguir haciendo teatro. De regreso al Alma máter, el propósito es seguir robando tiempo al tiempo libre, en los auditorios de la Universidad o en escenarios improvisados, sobre todo ahora que la directora inicia un nuevo casting de profesores.

Más información: sigomezg@unal.edu.co
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.