text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

El breakdance se vive en Bogotá

      
Por: Carolina Mejía
Universia Colombia

Cabeza en el piso, cuerpo en forma vertical y una serie de giros sobre el mismo eje al ritmo de la música logran captar la atención de cientos de visitantes, que no dejan de sorprenderse y aplaudir con las maniobras que realizan un grupo de jóvenes frente al stand de la Universidad del Rosario en la 19 Feria Internacional del Libro de Bogotá.

Es una presentación de breakdance, un baile que nació en las calles de Nueva York (Estados Unidos) en los años 70, en donde las batallas entre pandillas neoyorquinas era con volteretas y acrobacias alrededor de un gran circulo de espectadores. La música salía del radio portátil que un miembro traía en el hombro y los bailarines hacían movimientos locos y peligrosos que a veces tomaban de las artes marciales, sin golpear a nadie. La banda rival se dedicaba a abuchearlo y la multitud decidía que grupo ganaba.


En Colombia y específicamente en Bogotá este estilo de danza también tiene su historia y ahora es contada por el sociólogo Juan Pablo García Naranjo en el libro Las rutas del giro y el estilo, después de trabajar el tema durante toda su carrera de pregrado en la Universidad del Rosario.

Como el mismo autor lo dice "la idea de hacer la tesis de grado sobre el breakdance surgió de la necesidad de presentar informes para una materia acerca de un tema determinado. Fue así como lo elegí al azar, después de ver un periódico y de querer presentar un trabajo normal de universidad. Sin embargo, al comenzar la investigación con los bailarines encontré que había mucho más para contar de ellos que simplemente pensar que eran un par de "ñeritos" o pandilleros, que no eran una moda y que no era algo que se bailaba recientemente sino que existía desde el año 84 en la ciudad.

En un principio yo tenía la hipótesis de que del 84 al 86 los grupos de breakdance habían desaparecido en Bogotá, y lo que encontré es que había una continuidad. Por eso decidí contar la historia de toda esta gente desde esa época hasta nuestros días".

Para comenzar Juan Pablo contactó a todas las personas que se movían en este medio y se dio cuenta que el breakdance no pasó como una simple moda, sino que se retomó en algunas partes de la capital ya como una cultura. De esta manera tomó el tema como guía de su investigación durante toda la carrera y así se convirtió en un proyecto que terminó en publicación editorial. "Todo lo que vi desde el punto de vista cualitativo y cuantitativo me ayudó bastante a aportar al contenido del libro", afirma el joven autor.

Viviendo el breakdance

El breakdance no es simplemente una moda que se baila por unos años. Es decir, "el demostrar que en el libro hay dos décadas de historia muestra que hay algo más profundo que la simple moda mediática de la televisión, de la radio o de la prensa.

Esta es como la visión positiva del joven, porque también hay una dimensión negativa que explica el texto y es que a todos los bailarines en una época se les trató de "ñeros", de pandilleros, cuando la realidad es muy diferente. Aunque hay algunos que si lo pueden ser encontré que la gran mayoría no". Explica Juan Pablo.
El autor encontró que siempre se les juzgó como pandilleros y "ñeros" porque vestían con ropa deportiva y ancha. "Muchos de los conceptos negativos que se tienen sobre estos jóvenes es como un rechazo hacia cierta estética".

Es así como el libro trata de demostrar que el breakdance no es solamente una moda musical e indumentaria, sino que en el trasfondo trae un discurso, un estilo de vida ligado a lo que hoy se denomina la "cultura hip hop" la cual consta de cuatro elementos básicos: el breakdance, el rap, el graffiti y el dj.

Sobre este trasfondo Juan Pablo dice que "la cultura del hip hop nació en los estados unidos y acá en Colombia se ha adaptado. El libro lo trata como movimiento cultural porque como movimiento social tiene unas reivindicaciones políticas en contra de la marginalidad y la pobreza que viven muchos de sus jóvenes, y cultural en el sentido estético, porque tiene una dimensión artística que se expresa a través del baile que es arte; el rap que también es arte; el dj que es un arte musical y el graffiti que es un arte visual. Es interesante que esta cultura logra fusionar esas dos dimensiones, la de un movimiento social y la de un movimiento artístico".

Con la investigación se identificaron tres grandes períodos del breakdance en Bogotá: el primero es la vieja escuela, los primeros; el segundo es de transición que es cuando pasa de moda y empieza como la dimensión negativa; y luego viene una etapa de la nueva escuela que ya es como la institucionalización, donde el Instituto Distrital de Cultura y Turismo y otras organizaciones propias del hip hop comienzan a adquirir personerías jurídicas y a ser organizaciones formales como tal, para dar capacitaciones oficiales.

"Cada período es especifico y es como el gran hallazgo y son los resultados que se presentan en la publicación", afirma el autor quien agrega "el apoyo para el libro ha sido de la Universidad y me he movido mucho por el lado de las tiendas donde venden accesorios y ropa de hip hop como el 20 de julio, San Andresito, el barrio Las Cruces y en el norte de la capital en los centros comerciales y mega outlets".

Así mismo Juan Pablo cuenta que en Bogotá hay unos barrios que marcan más esta cultura, pero aun se mantiene mucho la concepción de localidad. Hay cuatro localidades muy fuertes en cuanto al brakdance: Suba, que fue donde se origino todo el movimiento del hip hop en la ciudad, San Cristóbal, y en menor medida Engativá y Ciudad Bolívar.

Con esta obra se pretende desmitificar un poco el sentido que tiene la palabra moda, quitarle ese pensamiento despectivo y mostrar que detrás hay unos procesos sociales muy fuertes y que la moda sufre transformaciones con la llegada de nuevas cosas.


Pero lo más importante, como finaliza el autor, "es hacerle un aporte a la historia cultural de Bogotá, porque es una faceta que no se ha detallado muy bien y las investigaciones son muy incipientes. De hecho en las universidades existen monografías sobre otras culturas juveniles pero normalmente se quedan en las estanterías de las hemerotecas. El libro es como un impulso a que otros investigadores no se queden solo con el título del grado, sino que hagan publico sus trabajos y difundan su obra. Yo me impuse hacer lo mejor posible con mi obra y al final salió como libro".

El autor

Juan Pablo García Naranjo es sociólogo de la Universidad del Rosario, sus intereses se centran en el estudio de los jóvenes, la moda como proceso social y la sociología del cuerpo. "La historia del breakdance en Bogotá" es su primera publicación y en ella se articulan estos tres cometidos desde la perspectiva histórica como método de trabajo e interpretación.
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.