text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Ante el Presidente de la República UniMagdalena rechaza señalamientos tendenciosos

      
<br/> La comunicación emitida por la Universidad del Magdalena, se origina ante las demandas pronunciadas por un grupo minoritario de estudiantes quienes por segunda ocasión consecutiva y a través de argumentos jurídicos inexistentes, como la falta de garantías,  han intentado aplazar las elecciones para escoger a los representes ante los organismos de dirección de la Universidad.<br/><br/> La carta también informa al Presidente de la República, la denuncia de amenaza de muerte, que días antes de la realización de las elecciones, hizo el estudiante John Rodrigo Alvarado Lugo, quien a través de la demanda solicitó la suspensión de los comicios internos.<br/>  <br/> El primer punto de la carta al presidente de la República dice que "el entorpecimiento a la gestión administrativa, ocasionado por el Presidente de Consejo Superior Universitario, al no permitir la realización de las sesiones de las  del Consejo Superior Universitario durante más de un año".<br/><br/> En la comunicación señala también sobre "las acusaciones y denuncias públicas irresponsables contra nuestra Institución, que se han dado en los medios de comunicación escritos y hablados de carácter regional y nacional, por parte de fieles colaboradores de la actual administración departamental"<br/><br/><br/><br/> El tercer punto de la misiva recuerda "el irrespeto a la comunidad universitaria en la pasada asamblea del 21 de septiembre de 2005 por parte del Delegado del Presidente del Consejo Superior Universitario, ridiculizando a los diferentes estamentos universitarios"<br/> El cuarto punto de la comunicación acusa "el saboteo por parte de una minoría de estudiantes de la universidad del Magdalena, identificados como miembros de un grupo de personas denominado ALIANZA UNIVERSITARIA DEMOCRATICA, ALUD, a la realización de las elecciones programadas para el 4 y 5 de diciembre de 2005".<br/> Se aclaran acusaciones de "campaña de intimidación y terrorismo".<br/>  <br/> Con respecto a este tema la rectora (e) Carmen Yadira Romero, señala en la comunicación "a pesar de que la reunión convocada por el Consejo Académico para el día 28 de marzo de 2006, estaba dirigida a estudiantes no matriculados y sus respectivos padres de familia, con el objeto de favorecer a los mismos con una prórroga en las fechas estipuladas para las matrículas, el estudiante John Rodrigo Alvarado Lugo, el cual a la fecha de dicha reunión se encontraba debidamente matriculado, extrañamente participó con actitud agresiva, beligerante e irrespetuosa, para con las autoridades académicas que presidían el evento, actitud que se mantuvo después de concluido el mismo, en las afueras de auditorio desarrollando conductas disciplinables de acuerdo a lo establecido en el reglamento estudiantil y de normas académicas de la Institución. En ningún momento, el rector ni los Consejeros Académicos intimidaron o reaccionaron verbal ni físicamente en contra del estudiante mencionado".<br/><br/> La comunicación de la rectora (e) explica además que "con respecto a la consulta de octubre de 2004 para la elección del rector desestimamos cualquier denuncia de irregularidades de dicho proceso puesto que como puede evidenciarse en las actas del Tribunal de Garantías, no existe siquiera indicio alguno que pueda empañar la transparencia con la que se efectuó el mismo. Es de resaltar el porcentaje de participación (92%) de los diferentes estamentos universitarios en dicho proceso democrático, el cual no tiene precedentes en suceso similar en ninguna Institución de Educación superior Estatal de nuestro País y en donde el actual rector obtuvo el 87% de los votos, lo que corrobora su alto grado de aceptación entre los miembros de la comunidad universitaria y el respaldo unánime que posteriormente confirmó el Consejo Superior Universitario".<br/><br/> En el siguiente aparte de la comunicación al Presidente de la República aclara que "históricamente la Universidad del Magdalena ha adelantado los procesos electorales con base en Resoluciones Rectorales fundamentadas en las facultades que le otorga el Estatuto General de la Universidad (Acuerdo Superior No 008 de 1998) al Señor Rector para convocar este tipo de procesos democráticos, garantizando por igual, las condiciones de participación a todos los candidatos y por consiguiente no se requiere reglamentar un "estatuto electoral" adicional para dicho proceso".<br/><br/><br/><br/> Ante las anteriores explicaciones, la rectora (e) de la Universidad del Magdalena, doctora Carmen Yadira Romero Ávila le manifiesta al Presidente de la República que "se evidencia en la denuncia instaurada  por el estudiante Alvarado el único propósito de obstaculizar, como en la anterior convocatoria, la realización del proceso de elección de representantes de los estamentos universitarios a los diferentes cuerpos colegiados del alma máter, lo que demuestra una recurrente intención de vulnerar la democracia universitaria y atentar contra el principio fundamental de la Autonomía Universitaria"<br/> Al final de la carta la Doctora Carmen Yadira Romero Ávila puntualiza que "rechazo al igual que toda la comunidad universitaria, categóricamente cualquier señalamiento tendencioso que involucre al Señor Rector de la Universidad del Magdalena Carlos Eduardo Caicedo Omar o a otro miembro de cuerpo directivo en acusaciones o amenazas que atenten en contra de la integridad física de ninguno de los miembros de la colectividad académica de la Institución, ni de sus familiares".<br/><br/> La comunicación enviada al señor Presidente de la República doctor Álvaro Uribe Vélez, se le compulsó copia a la Ministra de Educación Nacional; Cecilia María Vélez, al General (r) y representante del Presidente de la República en el Consejo Superior de la Universidad del Magdalena; Manuel José Bonett, al delegado del Presidente del Consejo Superior, Procuraduría General de la Nación, Defensoría del Pueblo, Fiscalía General de la Nación y Prensa hablada y escrita. <br/><br/><br/><br/> Santa Marta D.T.C.H., 24 de Abril de 2006.                                           <br/>  <br/>  <br/> Doctor<br/> ALVARO URIBE VELEZ<br/> Presidente de la República de Colombia.<br/> Bogotá D.C.<br/>  <br/>  <br/> Asunto: respuesta al oficio de abril 11 de 2006, por medio del cual, denuncia nuevas amenazas el estudiante Jhon Rodrigo Alvarado Lugo.<br/>  <br/>  <br/> Reciba un cordial saludo.<br/>    <br/> La Universidad del Magdalena es una institución de educación superior de carácter estatal y de orden departamental que se ha caracterizado por ser cumplidora de los preceptos universales que fundan el espíritu universitario.<br/>  <br/> Nuestro convencimiento de convertirnos en una organización de conocimiento al servicio de la sociedad ha estimulado la gestión institucional que lidera desde el año 1997 el Dr. Carlos Eduardo Caicedo Omar. El respaldo masivo demostrado por la comunidad universitaria en las diversas consultas democráticas internas y externas son la evidencia fundamental del apoyo a una gestión permanente por consolidar los procesos misionales y posicionarnos en poco tiempo como una verdadera opción de vida para los jóvenes de la Costa Caribe y de todo el territorio Nacional. <br/>  <br/> Promovemos diariamente entre nuestros estudiantes, docentes y personal administrativo los principios consagrados en nuestros fundamentos institucionales: responsabilidad,  honestidad, el compromiso, la tolerancia, solidaridad, lealtad y el respeto. Además, estimulamos continuamente la participación democrática en los diferentes espacios académicos, conducente a la toma de decisiones trascendentales para el desarrollo de nuestra actividad.<br/>  <br/> No obstante,  nuestros logros en los campos académicos, investigativos y de la administración pública transparente y eficiente en ocasiones nos vemos señalados por grupos de personas que tanto al interior como al exterior de la Institución se encuentran sedientos de beneficiar sus apetitos personales por encima del bien general y buscan de diversas formas desestabilizar y obstaculizar la marcha de un proyecto universitario incluyente que visiona caminos reales para el progreso del Departamento del Magdalena y de la Región Caribe. <br/>  <br/> Ahora bien, algunas muestras de los constantes esfuerzos por arrebatarnos el prestigio consolidado, atentar contra el buen funcionamiento institucional y la ejecución de importantes proyectos enmarcados en el plan de gobierno de la actual administración, son: <br/>  <br/> El entorpecimiento a la gestión administrativa, ocasionado por el Presidente del Consejo Superior Universitario al no permitir la realización de las sesiones del Consejo Superior Universitario durante más de un año.<br/>  <br/> Las acusaciones y denuncias públicas irresponsables contra nuestra Institución, que se han dado en los medios de comunicación escritos y hablados de carácter regional y nacional, por parte de fieles colaboradores de la actual administración departamental. <br/>  <br/> El irrespeto a la comunidad universitaria, en pasada Asamblea del 21 de septiembre de 2005, por parte del Delegado del Presidente del Consejo Superior Universitario ridiculizando a los diferentes estamentos universitarios.<br/>  <br/> El saboteo por parte de un una minoría de estudiantes de la Universidad del Magdalena, identificados como miembros de un grupo de personas denominado "ALIANZA UNIVERSITARIA DEMOCRÁTICA ALUD" a la realización de las elecciones de los diferentes órganos de dirección universitarios, programadas para el 4 y 5 de diciembre de 2005.<br/>  <br/> Infortunadamente el día de hoy somos objeto de nuevos ataques y denuncias infundadas y malintencionadas, esta vez por parte de un integrante del grupo en mención, quien argumenta una serie de hechos que supuestamente se convierten en una "campaña de intimidación y terrorismo" organizada por las actuales directivas, la cual no posee fundamento alguno y que por consiguiente nos permitimos aclarar puntualmente:<br/>  <br/> A pesar de que la reunión convocada por el Consejo Académico para el día 28 de marzo de 2006 estaba dirigida a estudiantes NO matriculados y a sus respectivos padres de familia, con el objeto de favorecer a los mismos con una prórroga en las fechas estipuladas para matrículas, el estudiante JOHN RODRIGO ALVARADO LUGO, el cual a la fecha de dicha reunión se encontraba debidamente matriculado, extrañamente participó con actitud agresiva, beligerante e irrespetuosa para con las autoridades académicas que presidían el evento, actitud que se mantuvo después de concluido el mismo en las afueras del auditorio, desarrollando conductas disciplinables de acuerdo a lo establecido en el Reglamento estudiantil y de Normas académicas de la Institución.<br/> En ningún momento, el Rector ni los Consejeros Académicos intimidaron ó reaccionaron ni verbal, ni físicamente en contra del estudiante mencionado.<br/>  <br/> Con respecto a la consulta de octubre de 2004 para la elección del Rector, desestimamos cualquier denuncia de irregularidades de dicho proceso puesto que como puede evidenciarse en las actas del Tribunal de Garantías no existe siquiera indicio alguno que pueda empañar la transparencia con la que se efectuó el mismo. Es de resaltar el porcentaje de participación (92%) de los diferentes estamentos universitarios en dicho proceso democrático, el cual no tiene precedentes en suceso similar en ninguna Institución de Educación Superior Estatal de nuestro País, y en donde el actual Rector obtuvo el (87%) de los votos, lo que corrobora su alto grado de aceptación entre los miembros de la comunidad universitaria y el respaldo unánime que posteriormente confirmó el Consejo Superior Universitario.<br/>  <br/> Históricamente la Universidad del Magdalena ha adelantado los procesos electorales con base en Resoluciones Rectorales fundamentadas en las facultades que le otorga el Estatuto General de la Universidad (Acuerdo Superior No. 008 de 1998) al Señor Rector para convocar este tipo de procesos democráticos, garantizando por igual las condiciones de participación a todos los candidatos y por consiguiente no se requiere de reglamentar un "estatuto electoral" adicional para dicho proceso.<br/>  <br/> En consecuencia, como Rectora (E) de la Universidad del Magdalena manifiesto a Usted que:<br/>  <br/> Se evidencia en la denuncia instaurada por el estudiante Alvarado el único propósito de obstaculizar como en la anterior convocatoria la realización del proceso de elección de representantes de los estamentos universitarios a los diferentes cuerpos colegiados del alma mater, lo que demuestra una recurrente intención de vulnerar la democracia universitaria y atentar contra el principio fundamental de la Autonomía Universitaria.<br/>  <br/> Rechazo al igual que toda la comunidad Universitaria, categóricamente cualquier señalamiento tendencioso que involucre al Señor Rector de la Universidad Dr. Carlos Eduardo Caicedo Omar ó a otro miembro del cuerpo directivo en acusaciones ó amenazas que atenten en contra de la integridad física de ninguno de los miembros de la colectividad académica de la institución, ni de sus familiares.<br/>  <br/> Con sentido de aprecio.<br/><br/>  <br/> CARMEN YADIRA ROMERO AVILA<br/> Rectora (E).

La comunicación emitida por la Universidad del Magdalena, se origina ante las demandas pronunciadas por un grupo minoritario de estudiantes quienes por segunda ocasión consecutiva y a través de argumentos jurídicos inexistentes, como la falta de garantías,  han intentado aplazar las elecciones para escoger a los representes ante los organismos de dirección de la Universidad.

La carta también informa al Presidente de la República, la denuncia de amenaza de muerte, que días antes de la realización de las elecciones, hizo el estudiante John Rodrigo Alvarado Lugo, quien a través de la demanda solicitó la suspensión de los comicios internos.
 
El primer punto de la carta al presidente de la República dice que "el entorpecimiento a la gestión administrativa, ocasionado por el Presidente de Consejo Superior Universitario, al no permitir la realización de las sesiones de las  del Consejo Superior Universitario durante más de un año".

En la comunicación señala también sobre "las acusaciones y denuncias públicas irresponsables contra nuestra Institución, que se han dado en los medios de comunicación escritos y hablados de carácter regional y nacional, por parte de fieles colaboradores de la actual administración departamental"



El tercer punto de la misiva recuerda "el irrespeto a la comunidad universitaria en la pasada asamblea del 21 de septiembre de 2005 por parte del Delegado del Presidente del Consejo Superior Universitario, ridiculizando a los diferentes estamentos universitarios"
El cuarto punto de la comunicación acusa "el saboteo por parte de una minoría de estudiantes de la universidad del Magdalena, identificados como miembros de un grupo de personas denominado ALIANZA UNIVERSITARIA DEMOCRATICA, ALUD, a la realización de las elecciones programadas para el 4 y 5 de diciembre de 2005".
Se aclaran acusaciones de "campaña de intimidación y terrorismo".
 
Con respecto a este tema la rectora (e) Carmen Yadira Romero, señala en la comunicación "a pesar de que la reunión convocada por el Consejo Académico para el día 28 de marzo de 2006, estaba dirigida a estudiantes no matriculados y sus respectivos padres de familia, con el objeto de favorecer a los mismos con una prórroga en las fechas estipuladas para las matrículas, el estudiante John Rodrigo Alvarado Lugo, el cual a la fecha de dicha reunión se encontraba debidamente matriculado, extrañamente participó con actitud agresiva, beligerante e irrespetuosa, para con las autoridades académicas que presidían el evento, actitud que se mantuvo después de concluido el mismo, en las afueras de auditorio desarrollando conductas disciplinables de acuerdo a lo establecido en el reglamento estudiantil y de normas académicas de la Institución. En ningún momento, el rector ni los Consejeros Académicos intimidaron o reaccionaron verbal ni físicamente en contra del estudiante mencionado".

La comunicación de la rectora (e) explica además que "con respecto a la consulta de octubre de 2004 para la elección del rector desestimamos cualquier denuncia de irregularidades de dicho proceso puesto que como puede evidenciarse en las actas del Tribunal de Garantías, no existe siquiera indicio alguno que pueda empañar la transparencia con la que se efectuó el mismo. Es de resaltar el porcentaje de participación (92%) de los diferentes estamentos universitarios en dicho proceso democrático, el cual no tiene precedentes en suceso similar en ninguna Institución de Educación superior Estatal de nuestro País y en donde el actual rector obtuvo el 87% de los votos, lo que corrobora su alto grado de aceptación entre los miembros de la comunidad universitaria y el respaldo unánime que posteriormente confirmó el Consejo Superior Universitario".

En el siguiente aparte de la comunicación al Presidente de la República aclara que "históricamente la Universidad del Magdalena ha adelantado los procesos electorales con base en Resoluciones Rectorales fundamentadas en las facultades que le otorga el Estatuto General de la Universidad (Acuerdo Superior No 008 de 1998) al Señor Rector para convocar este tipo de procesos democráticos, garantizando por igual, las condiciones de participación a todos los candidatos y por consiguiente no se requiere reglamentar un "estatuto electoral" adicional para dicho proceso".



Ante las anteriores explicaciones, la rectora (e) de la Universidad del Magdalena, doctora Carmen Yadira Romero Ávila le manifiesta al Presidente de la República que "se evidencia en la denuncia instaurada  por el estudiante Alvarado el único propósito de obstaculizar, como en la anterior convocatoria, la realización del proceso de elección de representantes de los estamentos universitarios a los diferentes cuerpos colegiados del alma máter, lo que demuestra una recurrente intención de vulnerar la democracia universitaria y atentar contra el principio fundamental de la Autonomía Universitaria"
Al final de la carta la Doctora Carmen Yadira Romero Ávila puntualiza que "rechazo al igual que toda la comunidad universitaria, categóricamente cualquier señalamiento tendencioso que involucre al Señor Rector de la Universidad del Magdalena Carlos Eduardo Caicedo Omar o a otro miembro de cuerpo directivo en acusaciones o amenazas que atenten en contra de la integridad física de ninguno de los miembros de la colectividad académica de la Institución, ni de sus familiares".

La comunicación enviada al señor Presidente de la República doctor Álvaro Uribe Vélez, se le compulsó copia a la Ministra de Educación Nacional; Cecilia María Vélez, al General (r) y representante del Presidente de la República en el Consejo Superior de la Universidad del Magdalena; Manuel José Bonett, al delegado del Presidente del Consejo Superior, Procuraduría General de la Nación, Defensoría del Pueblo, Fiscalía General de la Nación y Prensa hablada y escrita.



Santa Marta D.T.C.H., 24 de Abril de 2006.                                           
 
 
Doctor
ALVARO URIBE VELEZ
Presidente de la República de Colombia.
Bogotá D.C.
 
 
Asunto: respuesta al oficio de abril 11 de 2006, por medio del cual, denuncia nuevas amenazas el estudiante Jhon Rodrigo Alvarado Lugo.
 
 
Reciba un cordial saludo.
   
La Universidad del Magdalena es una institución de educación superior de carácter estatal y de orden departamental que se ha caracterizado por ser cumplidora de los preceptos universales que fundan el espíritu universitario.
 
Nuestro convencimiento de convertirnos en una organización de conocimiento al servicio de la sociedad ha estimulado la gestión institucional que lidera desde el año 1997 el Dr. Carlos Eduardo Caicedo Omar. El respaldo masivo demostrado por la comunidad universitaria en las diversas consultas democráticas internas y externas son la evidencia fundamental del apoyo a una gestión permanente por consolidar los procesos misionales y posicionarnos en poco tiempo como una verdadera opción de vida para los jóvenes de la Costa Caribe y de todo el territorio Nacional.
 
Promovemos diariamente entre nuestros estudiantes, docentes y personal administrativo los principios consagrados en nuestros fundamentos institucionales: responsabilidad,  honestidad, el compromiso, la tolerancia, solidaridad, lealtad y el respeto. Además, estimulamos continuamente la participación democrática en los diferentes espacios académicos, conducente a la toma de decisiones trascendentales para el desarrollo de nuestra actividad.
 
No obstante,  nuestros logros en los campos académicos, investigativos y de la administración pública transparente y eficiente en ocasiones nos vemos señalados por grupos de personas que tanto al interior como al exterior de la Institución se encuentran sedientos de beneficiar sus apetitos personales por encima del bien general y buscan de diversas formas desestabilizar y obstaculizar la marcha de un proyecto universitario incluyente que visiona caminos reales para el progreso del Departamento del Magdalena y de la Región Caribe.
 
Ahora bien, algunas muestras de los constantes esfuerzos por arrebatarnos el prestigio consolidado, atentar contra el buen funcionamiento institucional y la ejecución de importantes proyectos enmarcados en el plan de gobierno de la actual administración, son:
 
El entorpecimiento a la gestión administrativa, ocasionado por el Presidente del Consejo Superior Universitario al no permitir la realización de las sesiones del Consejo Superior Universitario durante más de un año.
 
Las acusaciones y denuncias públicas irresponsables contra nuestra Institución, que se han dado en los medios de comunicación escritos y hablados de carácter regional y nacional, por parte de fieles colaboradores de la actual administración departamental.
 
El irrespeto a la comunidad universitaria, en pasada Asamblea del 21 de septiembre de 2005, por parte del Delegado del Presidente del Consejo Superior Universitario ridiculizando a los diferentes estamentos universitarios.
 
El saboteo por parte de un una minoría de estudiantes de la Universidad del Magdalena, identificados como miembros de un grupo de personas denominado "ALIANZA UNIVERSITARIA DEMOCRÁTICA ALUD" a la realización de las elecciones de los diferentes órganos de dirección universitarios, programadas para el 4 y 5 de diciembre de 2005.
 
Infortunadamente el día de hoy somos objeto de nuevos ataques y denuncias infundadas y malintencionadas, esta vez por parte de un integrante del grupo en mención, quien argumenta una serie de hechos que supuestamente se convierten en una "campaña de intimidación y terrorismo" organizada por las actuales directivas, la cual no posee fundamento alguno y que por consiguiente nos permitimos aclarar puntualmente:
 
A pesar de que la reunión convocada por el Consejo Académico para el día 28 de marzo de 2006 estaba dirigida a estudiantes NO matriculados y a sus respectivos padres de familia, con el objeto de favorecer a los mismos con una prórroga en las fechas estipuladas para matrículas, el estudiante JOHN RODRIGO ALVARADO LUGO, el cual a la fecha de dicha reunión se encontraba debidamente matriculado, extrañamente participó con actitud agresiva, beligerante e irrespetuosa para con las autoridades académicas que presidían el evento, actitud que se mantuvo después de concluido el mismo en las afueras del auditorio, desarrollando conductas disciplinables de acuerdo a lo establecido en el Reglamento estudiantil y de Normas académicas de la Institución.
En ningún momento, el Rector ni los Consejeros Académicos intimidaron ó reaccionaron ni verbal, ni físicamente en contra del estudiante mencionado.
 
Con respecto a la consulta de octubre de 2004 para la elección del Rector, desestimamos cualquier denuncia de irregularidades de dicho proceso puesto que como puede evidenciarse en las actas del Tribunal de Garantías no existe siquiera indicio alguno que pueda empañar la transparencia con la que se efectuó el mismo. Es de resaltar el porcentaje de participación (92%) de los diferentes estamentos universitarios en dicho proceso democrático, el cual no tiene precedentes en suceso similar en ninguna Institución de Educación Superior Estatal de nuestro País, y en donde el actual Rector obtuvo el (87%) de los votos, lo que corrobora su alto grado de aceptación entre los miembros de la comunidad universitaria y el respaldo unánime que posteriormente confirmó el Consejo Superior Universitario.
 
Históricamente la Universidad del Magdalena ha adelantado los procesos electorales con base en Resoluciones Rectorales fundamentadas en las facultades que le otorga el Estatuto General de la Universidad (Acuerdo Superior No. 008 de 1998) al Señor Rector para convocar este tipo de procesos democráticos, garantizando por igual las condiciones de participación a todos los candidatos y por consiguiente no se requiere de reglamentar un "estatuto electoral" adicional para dicho proceso.
 
En consecuencia, como Rectora (E) de la Universidad del Magdalena manifiesto a Usted que:
 
Se evidencia en la denuncia instaurada por el estudiante Alvarado el único propósito de obstaculizar como en la anterior convocatoria la realización del proceso de elección de representantes de los estamentos universitarios a los diferentes cuerpos colegiados del alma mater, lo que demuestra una recurrente intención de vulnerar la democracia universitaria y atentar contra el principio fundamental de la Autonomía Universitaria.
 
Rechazo al igual que toda la comunidad Universitaria, categóricamente cualquier señalamiento tendencioso que involucre al Señor Rector de la Universidad Dr. Carlos Eduardo Caicedo Omar ó a otro miembro del cuerpo directivo en acusaciones ó amenazas que atenten en contra de la integridad física de ninguno de los miembros de la colectividad académica de la institución, ni de sus familiares.
 
Con sentido de aprecio.

 
CARMEN YADIRA ROMERO AVILA
Rectora (E).
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.