text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Poesía a control remoto en la Universidad del Magdalena

      
La disertación en dicho espacio cultural estará a cargo a cargo del poeta samario Ricardo Villa Sánchez, quien con esta actividad busca congregar a personas conocedoras y amante de esta expresión cultural con el fin de crear intercambio de experiencias que contribuyan al enriquecimiento de esta actividad.<br/><br/> El evento a realizarse desde las 7:00 de la noche de este jueves 18 de mayo en el Patio de Tertulias del Centro Cultural, organizado por la Agenda Cultural de la Vicerrectoría de Extensión es abierto al público al igual que a la comunidad estudiantil y académica de la ciudad y la región.<br/><br/> Con esta tertulia, en el marco del programa cultural La hora del cuento, autores de nuestra tierra, buscamos abrir espacios que permitan consolidar y trascender el talento samario, dijo Margarita Salazar, directora del Centro Cultural. <b><br/><br/>El expositor</b><br/><br/>En su autobiografía, el poeta samario Ricardo Villa Sánchez reconoce que nacer en Santa Marta, un domingo hace 28 años no sabe que pueda significar. No sabe todavía quién es, para donde va, ni cual es su misión y reconoce que de eso parte la filosofía de pensar por si mismo y de preguntarse muchas babosadas, consideradas así por algunos y por otros no. No sé tantas cosas y lo más seguro es que no las sabré nunca en esta vida de lecturas, locuras, de andar por ahí, de decir mentiras hasta convertirse en un mitómano incorregible, de vivir a préstamo y aún añorar la utopía, así te sientas impotente ante no poder solucionar al caos de gobierna el mundo y ver poco a poco que el interés, la inmediatez y la ambición hacen que todas las personas pierdan sus valores y principios y se conviertan en la farsa más camaleónica de la historia de la humanidad, dice la autobiografía.<br/><br/> Manifiesta posteriormente que ha trabajado en la Universidad del Magdalena desde casi cuando regresó a Santa Marta después de llevar una década viviendo en la capital. El cambio fue brusco y todavía no ha podido llegar a comprender cómo ha afectado su vida. Sin embargo, sigue siendo el mismo solitario, serio, amargado y aburridote siempre, eso dicen.<br/><br/> En Bogotá estudió derecho durante un tiempo en la Universidad Externado de Colombia, nunca terminó y por eso ahora en Santa Marta después de transferirse y tener un sinnúmero de luchas para que la homologarán las materias, está en la recta final de esa carrera que está a punto de dejarlo calvo y parece una carrera irreversible hacia no hacer nada.<br/><br/> Considera que es mejor seguir siendo un poco anarquista, un poco lelo, un poco enamoradizo y no darse ínfulas de nada. Por eso algunos amigos le dicen el eterno casi-abogado. Prefiere más bien dedicarse a ser un poeta anónimo, un poeta de a peso que lo llevó hace casi tres año a publicar su primera novela Ya sin futuro con el Fondo Editorial de la Universidad del Magdalena, también a trabajar como redactor cultural y editorialista y a tener una columna de opinión en el diario El Informador.<br/><br/> En la Universidad del Magdalena, en el aspecto cultural, colaboró con la entrega de un artículo para la primera edición de la Revista Cultural Galería. También ha participado en varios eventos de la Agenda Cultural de Unimagdalena, como el encuentro de escritores para discutir el tema del proceso de Creación Literaria, así como en la tertulia sobre la obra del escritor valluno Andrés Caicedo, del escritor bogotano Rafael Chaparro Madiedo y del escritor argentino Ernesto Sábato.<br/><br/> Actualmente es miembro del equipo de trabajo de la Vicerrectoría de Extensión de la Universidad del Magdalena y según él mismo lo describe, mañana quien sabe donde estará:lo único seguro que hay en la vida es la muerte y ese si creo que es un imperativo categórico Kantiano.<br/><br/><i>Fuente: Oficina de Prensa Universidad del Magdalena</i>
La disertación en dicho espacio cultural estará a cargo a cargo del poeta samario Ricardo Villa Sánchez, quien con esta actividad busca congregar a personas conocedoras y amante de esta expresión cultural con el fin de crear intercambio de experiencias que contribuyan al enriquecimiento de esta actividad.

El evento a realizarse desde las 7:00 de la noche de este jueves 18 de mayo en el Patio de Tertulias del Centro Cultural, organizado por la Agenda Cultural de la Vicerrectoría de Extensión es abierto al público al igual que a la comunidad estudiantil y académica de la ciudad y la región.

"Con esta tertulia, en el marco del programa cultural "La hora del cuento, autores de nuestra tierra", buscamos abrir espacios que permitan consolidar y trascender el talento samario", dijo Margarita Salazar, directora del Centro Cultural.

El expositor


En su autobiografía, el poeta samario Ricardo Villa Sánchez reconoce que nacer en Santa Marta, un domingo hace 28 años no sabe que pueda significar. No sabe todavía quién es, para donde va, ni cual es su misión y reconoce que de eso parte la filosofía de pensar por si mismo y de preguntarse muchas babosadas, consideradas así por algunos y por otros no. "No sé tantas cosas y lo más seguro es que no las sabré nunca en esta vida de lecturas, locuras, de andar por ahí, de decir mentiras hasta convertirse en un mitómano incorregible, de vivir a préstamo y aún añorar la utopía, así te sientas impotente ante no poder solucionar al caos de gobierna el mundo y ver poco a poco que el interés, la inmediatez y la ambición hacen que todas las personas pierdan sus valores y principios y se conviertan en la farsa más camaleónica de la historia de la humanidad", dice la autobiografía.

Manifiesta posteriormente que ha trabajado en la Universidad del Magdalena desde casi cuando regresó a Santa Marta después de llevar una década viviendo en la capital. El cambio fue brusco y todavía no ha podido llegar a comprender cómo ha afectado su vida. Sin embargo, sigue siendo el mismo solitario, serio, amargado y aburridote siempre, eso dicen.

En Bogotá estudió derecho durante un tiempo en la Universidad Externado de Colombia, nunca terminó y por eso ahora en Santa Marta después de transferirse y tener un sinnúmero de luchas para que la homologarán las materias, está en la recta final de esa carrera que está a punto de dejarlo calvo y parece una carrera irreversible hacia no hacer nada.

Considera que es mejor seguir siendo un poco anarquista, un poco lelo, un poco enamoradizo y no darse ínfulas de nada. Por eso algunos amigos le dicen el eterno "casi-abogado". Prefiere más bien dedicarse a ser un poeta anónimo, un poeta de a peso que lo llevó hace casi tres año a publicar su primera novela "Ya sin futuro" con el Fondo Editorial de la Universidad del Magdalena, también a trabajar como redactor cultural y editorialista y a tener una columna de opinión en el diario El Informador.

En la Universidad del Magdalena, en el aspecto cultural, colaboró con la entrega de un artículo para la primera edición de la Revista Cultural Galería. También ha participado en varios eventos de la Agenda Cultural de Unimagdalena, como el encuentro de escritores para discutir el tema del proceso de Creación Literaria, así como en la tertulia sobre la obra del escritor valluno Andrés Caicedo, del escritor bogotano Rafael Chaparro Madiedo y del escritor argentino Ernesto Sábato.

Actualmente es miembro del equipo de trabajo de la Vicerrectoría de Extensión de la Universidad del Magdalena y según él mismo lo describe, mañana quien sabe donde estará:"lo único seguro que hay en la vida es la muerte y ese si creo que es un imperativo categórico Kantiano".

Fuente: Oficina de Prensa Universidad del Magdalena
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.