text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Las propuestas de Antanas

      
<span style=font-weight: bold;> ¿Cuál considera que será el impacto del TLC en la educación superior colombiana? </span><br/><br/>El Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos va a ayudar a aumentar la conciencia de la necesidad de más y mejor educación. Al tiempo, hará que muchos empresarios comprendan que la competencia hoy en día requiere innovación permanente en ciencia y tecnología. Este objetivo se alcanza con mayor facilidad cuando hay una relación directa y permanente entre empresa y universidad, empresa y colegio, empresa y tecnológico o técnico. <br/><br/>El TLC va a ayudar a que parte de las empresas abran departamentos de investigación y financien proyectos, buscando también el apoyo del Estado. <br/><br/><br/><span style=font-weight: bold;>¿Cuál es su propuesta para financiar a las universidades públicas en Colombia? </span><br/><br/>Hemos trabajado en una propuesta tributaria que, en la medida en que se eliminen exenciones, permita aplanar las tarifas. Idealmente, que la tarifa se aplique según el nivel salarial. Es clarísimo que este impuesto sería bastante bajo si es universal. <br/><br/>Por otra parte, es importante recaudar impuestos a través de la cultura tributaria. Tengo pensado una movilización del sistema educativo para lograr fortalecer el recaudo. Si se fortalece el recaudo, el ajuste sobre tarifas es más pequeño. <br/><br/>Pero específicamente me gustaría que en muchas regiones del país, en las que no se ha actualizado el catastro, o en las que no se ha hecho la gestión de cobro sobre el impuesto predial, ésta sea contundente. Bogotá pasó de recaudar 200 millones de dólares por año, a 800 millones de dólares. <br/><br/>En el país los municipios y departamentos recaudan el 2% del PIB, Bogotá recauda el 4.5. Es cierto que hay municipios del Chocó donde realmente no hay de donde, pero hay que ejercer presión sobre el precio de la tierra vía predial. <br/><br/><br/><span style=font-weight: bold;>¿Cuál es su propuesta para financiar la investigación científica y tecnológica en las universidades? </span><br/><br/>Creo que vía cultura ciudadana y vía ajuste de tarifas y racionalización tributaria se pueden recoger unos 2 ó 2.5 puntos del PIB, que yo los distribuiría un tercio para educación, un tercio para justicia y un tercio para innovación. <br/><br/><br/><span style=font-weight: bold;>¿Cuál es su propuesta para ampliar la cobertura de la educación superior en el país y para conseguir su cohesión con la educación básica y secundaria? ¿Qué planes considera necesarios para mitigar la deserción en la educación superior? </span><br/><br/>Tenemos muchos problemas de cobertura en todos los procesos de la educación, pero el más grave, a mi juicio, es el del bachillerato, especialmente los últimos años de educación básica en el campo. El joven campesino tiene en promedio cuatro años menos de educación que el joven urbano, entonces esa diferencia de cobertura hay que atacarla. <br/><br/>De otro lado, los esfuerzos que están haciendo las universidades por ampliar la cobertura, al otorgar becas a los jóvenes de sectores populares, muestran que en el bachillerato hay problemas muy serios de calidad. Entonces, aunque van a existir y hay que ir pensando en mecanismos para ampliar la cobertura de la universidad, como crédito educativo y tasas tributarias diferenciales, el reto está en nivelar la calidad en el bachillerato. <br/><br/>Hay que pensar en una nivelación que no discrimine a los estratos sociales. La gente más educada pertenece a los estratos sociales más altos y generalmente envían a sus hijos a estudiar al exterior, por la calidad. En Colombia hemos pensado que debemos producir para lo que necesitamos: los bienes perecederos para un mercado local. Con la educación esto no funciona. La gente va a querer comparar y en esta medida determinará si es preferible enviar a sus hijos a estudiar al exterior. Le va a tocar a la educación colombiana competir con calidad por esos jóvenes. <br/><br/>En cuanto a la deserción, considero que debe atacarse ese problema especialmente en los jóvenes de 12 a 16 años, que son los que más se dejan tentar por los ingresos, ya sea por su necesidad o por la presión de la familia. A eso también debemos sumarle la crisis de la adolescencia. Por eso considero que, en el corto plazo, hay que concentrar los incentivos para que no abandonen la educación. <br/><br/>En la universidad, principalmente la pública, pero hay que explorar si también en la privada, se deben implementar mecanismos que permitan una especie de seguro de desempleo. Es decir, mucha gente no se endeuda porque le da miedo que después no tenga empleo y no pueda respaldar el crédito que asumió. <br/><br/>Mi propuesta es un seguro de desempleo que mitigue ese impacto, que plantee problemas de equidad. O también puede hacer algo más agresivo, que es una tasa tributaria más alta, es decir, si usted estudió por cuenta del Estado, de por vida queda pagando más impuestos. Entonces, usted escoge, si eso o un crédito para quitarle la angustia. <br/><br/><br/><span style=font-weight: bold;>¿Cuál es su opinión sobre la infiltración de grupos armados ilegales en las universidades colombianas?</span><br/><br/>Uno de los desastres que ha producido la existencia de la guerrilla es que la protesta legal y legítima se ve acusada muy fácilmente por estar influida por estos grupos. Tal vez yo he caído en esa tentación. Uno ve que tres cosas pasan al mismo tiempo y ya se imagina que hacen parte de un plan orquestado y que los pobres estudiantes ingenuos son utilizados por gente malintencionada que tiene agendas ocultas. Es injusta esa afirmación. <br/><br/>En parte se establece un círculo de violencia y no una protesta pacífica. La mayoría de la gente protesta y un poco se pasa de la protesta a las acciones violentas. En estos días hemos visto lo que pasó en el Cauca con los indígenas. Por una protesta de esas no debe haber un muerto. Puede que sí haya lacrimógenos, escenas un poco aburridoras de indígenas empujando policías y viceversa, pero la vida no debe estar en juego ahí. <br/><br/>En Bogotá tuvimos un paro de taxistas que duró dos días que y congeló completamente la ciudad, pero no hubo un herido. Tenemos que aprender a respetar las vidas. <br/><br/><br/><span style=font-weight: bold;>Perfil del candidato</span><br/><br/>El profesor Antanas Mockus es matemático y filósofo. Ha sido docente, investigador, vicerrector y rector de la Universidad Nacional de Colombia; profesor visitante de la Universidad de Harvard y del David Rockefeller Center for Latin American Studies; investigador invitado en la Universidad de Oxford y dos veces alcalde mayor de Bogotá. Según el candidato, el Partido Visionario orienta sus propuestas a la construcción de ciudadanía y democracia y fundamenta su trabajo en los principios de: respeto a la vida, recursos públicos-recursos sagrados; validación pública, cooperación y trabajo en grupo, pedagogía y relaciones sanas de representación política.<br/><br/><a href=https://www.universia.net.co/noticias/ target=_blank title=https://www.universia.net.co/noticias/>Lo invitamos a votar en la encuesta del día sobre elecciones</a><br/><br/>
¿Cuál considera que será el impacto del TLC en la educación superior colombiana?

El Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos va a ayudar a aumentar la conciencia de la necesidad de más y mejor educación. Al tiempo, hará que muchos empresarios comprendan que la competencia hoy en día requiere innovación permanente en ciencia y tecnología. Este objetivo se alcanza con mayor facilidad cuando hay una relación directa y permanente entre empresa y universidad, empresa y colegio, empresa y tecnológico o técnico.

El TLC va a ayudar a que parte de las empresas abran departamentos de investigación y financien proyectos, buscando también el apoyo del Estado.


¿Cuál es su propuesta para financiar a las universidades públicas en Colombia?

Hemos trabajado en una propuesta tributaria que, en la medida en que se eliminen exenciones, permita aplanar las tarifas. Idealmente, que la tarifa se aplique según el nivel salarial. Es clarísimo que este impuesto sería bastante bajo si es universal.

Por otra parte, es importante recaudar impuestos a través de la cultura tributaria. Tengo pensado una movilización del sistema educativo para lograr fortalecer el recaudo. Si se fortalece el recaudo, el ajuste sobre tarifas es más pequeño.

Pero específicamente me gustaría que en muchas regiones del país, en las que no se ha actualizado el catastro, o en las que no se ha hecho la gestión de cobro sobre el impuesto predial, ésta sea contundente. Bogotá pasó de recaudar 200 millones de dólares por año, a 800 millones de dólares.

En el país los municipios y departamentos recaudan el 2% del PIB, Bogotá recauda el 4.5. Es cierto que hay municipios del Chocó donde realmente no hay de donde, pero hay que ejercer presión sobre el precio de la tierra vía predial.


¿Cuál es su propuesta para financiar la investigación científica y tecnológica en las universidades?

Creo que vía cultura ciudadana y vía ajuste de tarifas y racionalización tributaria se pueden recoger unos 2 ó 2.5 puntos del PIB, que yo los distribuiría un tercio para educación, un tercio para justicia y un tercio para innovación.


¿Cuál es su propuesta para ampliar la cobertura de la educación superior en el país y para conseguir su cohesión con la educación básica y secundaria? ¿Qué planes considera necesarios para mitigar la deserción en la educación superior?

Tenemos muchos problemas de cobertura en todos los procesos de la educación, pero el más grave, a mi juicio, es el del bachillerato, especialmente los últimos años de educación básica en el campo. El joven campesino tiene en promedio cuatro años menos de educación que el joven urbano, entonces esa diferencia de cobertura hay que atacarla.

De otro lado, los esfuerzos que están haciendo las universidades por ampliar la cobertura, al otorgar becas a los jóvenes de sectores populares, muestran que en el bachillerato hay problemas muy serios de calidad. Entonces, aunque van a existir y hay que ir pensando en mecanismos para ampliar la cobertura de la universidad, como crédito educativo y tasas tributarias diferenciales, el reto está en nivelar la calidad en el bachillerato.

Hay que pensar en una nivelación que no discrimine a los estratos sociales. La gente más educada pertenece a los estratos sociales más altos y generalmente envían a sus hijos a estudiar al exterior, por la calidad. En Colombia hemos pensado que debemos producir para lo que necesitamos: los bienes perecederos para un mercado local. Con la educación esto no funciona. La gente va a querer comparar y en esta medida determinará si es preferible enviar a sus hijos a estudiar al exterior. Le va a tocar a la educación colombiana competir con calidad por esos jóvenes.

En cuanto a la deserción, considero que debe atacarse ese problema especialmente en los jóvenes de 12 a 16 años, que son los que más se dejan tentar por los ingresos, ya sea por su necesidad o por la presión de la familia. A eso también debemos sumarle la crisis de la adolescencia. Por eso considero que, en el corto plazo, hay que concentrar los incentivos para que no abandonen la educación.

En la universidad, principalmente la pública, pero hay que explorar si también en la privada, se deben implementar mecanismos que permitan una especie de seguro de desempleo. Es decir, mucha gente no se endeuda porque le da miedo que después no tenga empleo y no pueda respaldar el crédito que asumió.

Mi propuesta es un seguro de desempleo que mitigue ese impacto, que plantee problemas de equidad. O también puede hacer algo más agresivo, que es una tasa tributaria más alta, es decir, si usted estudió por cuenta del Estado, de por vida queda pagando más impuestos. Entonces, usted escoge, si eso o un crédito para quitarle la angustia.


¿Cuál es su opinión sobre la infiltración de grupos armados ilegales en las universidades colombianas?

Uno de los desastres que ha producido la existencia de la guerrilla es que la protesta legal y legítima se ve acusada muy fácilmente por estar influida por estos grupos. Tal vez yo he caído en esa tentación. Uno ve que tres cosas pasan al mismo tiempo y ya se imagina que hacen parte de un plan orquestado y que los pobres estudiantes ingenuos son utilizados por gente malintencionada que tiene agendas ocultas. Es injusta esa afirmación.

En parte se establece un círculo de violencia y no una protesta pacífica. La mayoría de la gente protesta y un poco se pasa de la protesta a las acciones violentas. En estos días hemos visto lo que pasó en el Cauca con los indígenas. Por una protesta de esas no debe haber un muerto. Puede que sí haya lacrimógenos, escenas un poco aburridoras de indígenas empujando policías y viceversa, pero la vida no debe estar en juego ahí.

En Bogotá tuvimos un paro de taxistas que duró dos días que y congeló completamente la ciudad, pero no hubo un herido. Tenemos que aprender a respetar las vidas.


Perfil del candidato

El profesor Antanas Mockus es matemático y filósofo. Ha sido docente, investigador, vicerrector y rector de la Universidad Nacional de Colombia; profesor visitante de la Universidad de Harvard y del David Rockefeller Center for Latin American Studies; investigador invitado en la Universidad de Oxford y dos veces alcalde mayor de Bogotá. Según el candidato, el Partido Visionario orienta sus propuestas a la construcción de ciudadanía y democracia y fundamenta su trabajo en los principios de: respeto a la vida, recursos públicos-recursos sagrados; validación pública, cooperación y trabajo en grupo, pedagogía y relaciones sanas de representación política.

Lo invitamos a votar en la encuesta del día sobre elecciones

  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.