text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Egresados volvieron a Los Andes

      
Es un éxito total, estoy muy contenta. Quiero mucho a la Universidad y encontrarse con las compañeras en Volver a las Aulas es como volver a vivir. A uno acá en este encuentro no le parece que haya pasado mucho tiempo. Me gustó volver a encontrarme con los compañeros y verlos tan diferentes, dijo con una sonrisa y mirada alegre Ana Mercedes, quien junto con su colega Luz Mary Vejarano (bacteriología, 1964) disfrutaba del concierto del artista bogotano Fonseca.<br/><br/> Este espectáculo musical fue uno de los principales eventos con los cuales la Universidad les rindió homenaje a sus egresados en Volver a Los Andes II. Además, fue el que animó el ambiente en este día en el que a primera hora amenazó con llover, pero que a eso de las 3 de la tarde (una vez comenzó el concierto), se despejó para dar paso al sol que ayudó a elevar aún más los ánimos de los 5.400 asistentes que atendieron la invitación de la Universidad.<br/><br/> Sin embargo, la emoción colectiva se desató aún más cuando Carlos Vives irrumpió en la tarima e interpretó a dúo con Fonseca tres vallenatos. En ese momento, el público agolpado en la Plazoleta Lleras no paró de cantar, bailar y aplaudir.<br/><br/><br/><br/><span style=font-weight: bold;>Homenaje</span><br/><br/> Precisamente Carlos Vives, junto con la ex reina Claudia Elena Vásquez (ingeniera química uniandina), fue el maestro de ceremonia, tanto en el concierto como en el homenaje que Los Andes les rindió a dos egresados de Ingeniería Civil de 1956: Roberto Arenas Bonilla y Guillermo Fernández Arenas. El presentador de televisión José Gabriel Ortiz y el actor Felipe Noguera, uniandinos, también se hicieron presentes en la tarima para animar el evento.<br/><br/> Antes del homenaje y del concierto, uno de los momentos más emotivos de Volver a Los Andes II fue cuando 128 miembros del Coro de la Universidad, de diferentes generaciones, interpretaron el Himno Nacional, la Canción de la amistad y el Himno Uniandino, el cual contagió de alegría a todos los asistentes que a todo pulmón se unieron al Coro. <br/><br/><br/><br/><span style=font-weight: bold;> Aulas y campus</span><br/><br/> ¡Fiel hasta la muerte! Yo tenía que venir a la clase de mi profesor. Qué dicha venir a oírlo, fueron los saludos de tres ex alumnas de Eduardo Camacho Guizado, quien habló sobre la muerte de la literatura, en una de las 88 charlas de Volver a las Aulas, otro de los eventos del encuentro de egresados.<br/><br/> Al salir de estos encuentros académicos, los egresados se encontraron con sus compañeros y profesores y departieron alrededor del coctel que les brindaron sus respectivas facultades.<br/><br/> Otros optaron por reconocer el campus y se unieron a los recorridos que visitaban siete lugares significativos de la Universidad y que finalizaban en el Galpón, donde estaba la exposición 'Siguiendo los pasos de los uniandinos', para la cual fueron seleccionados de manera aleatoria egresados de todos los programas de pregrado y posgrado, de diferentes promociones, que habían actualizado sus datos desde el año 2002 hasta el 13 de diciembre de 2005.<br/><br/> A las 5:00 de la tarde, hora en que terminó el concierto, eran muchas las emociones que se reflejaban en los rostros y en las palabras de los asistentes: alegría, orgullo, nostalgia, agradecimiento por lo que les dio la Universidad durante su época de estudiantes y lo que les ofreció en este encuentro, sentimientos que reflejó muy bien Pilar Caballero (Artes, 1965): ¿Entiende por qué llevó a la Universidad en el alma?<br/><br/><br/><br/><br/>
"Es un éxito total, estoy muy contenta. Quiero mucho a la Universidad y encontrarse con las compañeras en Volver a las Aulas es como volver a vivir. A uno acá en este encuentro no le parece que haya pasado mucho tiempo. Me gustó volver a encontrarme con los compañeros y verlos tan diferentes", dijo con una sonrisa y mirada alegre Ana Mercedes, quien junto con su colega Luz Mary Vejarano (bacteriología, 1964) disfrutaba del concierto del artista bogotano Fonseca.

Este espectáculo musical fue uno de los principales eventos con los cuales la Universidad les rindió homenaje a sus egresados en Volver a Los Andes II. Además, fue el que animó el ambiente en este día en el que a primera hora amenazó con llover, pero que a eso de las 3 de la tarde (una vez comenzó el concierto), se despejó para dar paso al sol que ayudó a elevar aún más los ánimos de los 5.400 asistentes que atendieron la invitación de la Universidad.

Sin embargo, la emoción colectiva se desató aún más cuando Carlos Vives irrumpió en la tarima e interpretó a dúo con Fonseca tres vallenatos. En ese momento, el público agolpado en la Plazoleta Lleras no paró de cantar, bailar y aplaudir.



Homenaje

Precisamente Carlos Vives, junto con la ex reina Claudia Elena Vásquez (ingeniera química uniandina), fue el maestro de ceremonia, tanto en el concierto como en el homenaje que Los Andes les rindió a dos egresados de Ingeniería Civil de 1956: Roberto Arenas Bonilla y Guillermo Fernández Arenas. El presentador de televisión José Gabriel Ortiz y el actor Felipe Noguera, uniandinos, también se hicieron presentes en la tarima para animar el evento.

Antes del homenaje y del concierto, uno de los momentos más emotivos de Volver a Los Andes II fue cuando 128 miembros del Coro de la Universidad, de diferentes generaciones, interpretaron el Himno Nacional, la Canción de la amistad y el Himno Uniandino, el cual contagió de alegría a todos los asistentes que a todo pulmón se unieron al Coro.



Aulas y campus

"¡Fiel hasta la muerte! Yo tenía que venir a la clase de mi profesor. Qué dicha venir a oírlo", fueron los saludos de tres ex alumnas de Eduardo Camacho Guizado, quien habló sobre la muerte de la literatura, en una de las 88 charlas de Volver a las Aulas, otro de los eventos del encuentro de egresados.

Al salir de estos encuentros académicos, los egresados se encontraron con sus compañeros y profesores y departieron alrededor del coctel que les brindaron sus respectivas facultades.

Otros optaron por reconocer el campus y se unieron a los recorridos que visitaban siete lugares significativos de la Universidad y que finalizaban en el Galpón, donde estaba la exposición 'Siguiendo los pasos de los uniandinos', para la cual fueron seleccionados de manera aleatoria egresados de todos los programas de pregrado y posgrado, de diferentes promociones, que habían actualizado sus datos desde el año 2002 hasta el 13 de diciembre de 2005.

A las 5:00 de la tarde, hora en que terminó el concierto, eran muchas las emociones que se reflejaban en los rostros y en las palabras de los asistentes: alegría, orgullo, nostalgia, agradecimiento por lo que les dio la Universidad durante su época de estudiantes y lo que les ofreció en este encuentro, sentimientos que reflejó muy bien Pilar Caballero (Artes, 1965): "¿Entiende por qué llevó a la Universidad en el alma?"




  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.