text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Juzgado Penal falló tutela a favor de la Universidad del Magdalena

      
El tutelante, su suplente y cinco candidatos docentes y estudiantes más junto con sus suplentes, el 25 de abril del 2006, remitieron una carta al Comité Electoral establecido por la Universidad del Magdalena para velar por la transparencia del debate, anunciando que renunciaban a participar en el proceso democrático por supuestas amenazas y falta de garantías, y solicitaron la suspensión de las elecciones.<br/><br/> La Secretaría General y el Comité de Garantías el 27 de abril lo notificaron personalmente que no aceptaban su solicitud de suspensión de las elecciones por ser esta una competencia rectoral y adicionalmente la había hecho en forma extemporánea, así como lo exhortaban a él y resto de aspirantes a no desistir de sus candidaturas.<br/><br/> A través del Acta No 016 la Secretaría General y el Comité de Garantía Electoral advirtieron que la situación había sido debatida el 5 de mayo ante los delegados de la Defensoría del Pueblo y un delegado de la Procuraduría Regional quienes escucharon al docente, y con quienes se concluyó unanimente que no se vulneraba ningún derecho por lo que se le recomendó iniciar las acciones que él considerara pertinente, habida cuenta de que se le había aceptado su renuncia por medio de la resolución rectoral 230 del 2006.<br/><br/> El Comité Electoral también mantiene la posición que no es cierto como afirma el accionante que no se le haya dado respuesta a su solicitud respecto de si el candidato José Sierra Ortega cumplía con los requisitos para postularse como candidato docente al Consejo Superior Universitario, ya que mediante resolución No 237 del 3 de mayo del 2006, el rector de la Universidad del Magdalena, Carlos Eduardo Caicedo Omar procedió a revocar la inscripción de los docentes Álvaro Espeleta Maya y José Sierra Ortega luego de revisar la hoja de vida del último, al verificar que efectivamente no cumplía con uno de los requisitos exigidos.<br/><br/> Así mismo procedió a suspender la elección del representante de los docentes ante el Consejo Superior, ya que ante la renuncia debidamente aceptada del docente ex candidato Fernando Ferrel Ortega y la revocatoria de la otra plancha, había ausencia efectiva de candidatos, por lo tanto la petición interpuesta por el tutelante había sido resuelta de forma oportuna y de fondo por el Rector de Unimagdalena.<br/><br/><br/><span style=font-weight: bold;> El fallo del Juez Quinto Penal del Circuito </span><br/><br/> En el fallo, el juez Quinto Penal del Circuito de Santa Marta, Alejandro López Peñaloza advierte que bajo tales precisiones, es obvio que el derecho fundamental aludido por el accionante no fue vulnerado por los entes a los que le achaca el demandante tal situación, ya que la respuesta que obtuvo en concreto fue satisfactoria a sus intereses.<br/><br/> No puede decir el accionante (Ferrel Ortega) que ha tenido coartado su derecho a elegir y ser elegido, pues de las pruebas se observa que el proceso eleccionario se ha surtido acorde a los lineamientos fijados por el mismo reglamento y las directrices de la Universidad, sostiene López Peñaloza en el fallo.<br/><br/> La providencia también advierte, que el profesor Ferrel Ortega ha pretendido que la Universidad del Magdalena se someta al vaivén de sus deseos, inicialmente inscribiendo su candidatura, renunciando a la misma y en última renunciando a la renuncia, lo que es diferente a mostrar ausencia de garantías o violación a sus derechos fundamentales, lo que revela la falta de seriedad y de temperamento como se debe asumir tan importante derecho.<br/><br/> En conclusión, no se establece vulneración de los derechos fundamentales del señor Fernando Ferrel Ortega, motivo por el cual se niega la acción de tutela que promovió y que es objeto de decisión, precisó el juez López Peñaloza en su fallo.
El tutelante, su suplente y cinco candidatos docentes y estudiantes más junto con sus suplentes, el 25 de abril del 2006, remitieron una carta al Comité Electoral establecido por la Universidad del Magdalena para velar por la transparencia del debate, anunciando que renunciaban a participar en el proceso democrático por supuestas amenazas y falta de garantías, y solicitaron la suspensión de las elecciones.

La Secretaría General y el Comité de Garantías el 27 de abril lo notificaron personalmente que no aceptaban su solicitud de suspensión de las elecciones por ser esta una competencia rectoral y adicionalmente la había hecho en forma extemporánea, así como lo exhortaban a él y resto de aspirantes a no desistir de sus candidaturas.

A través del Acta No 016 la Secretaría General y el Comité de Garantía Electoral advirtieron que la situación había sido debatida el 5 de mayo ante los delegados de la Defensoría del Pueblo y un delegado de la Procuraduría Regional quienes escucharon al docente, y con quienes se concluyó unanimente que no se vulneraba ningún derecho por lo que se le recomendó iniciar las acciones que él considerara pertinente, habida cuenta de que se le había aceptado su renuncia por medio de la resolución rectoral 230 del 2006.

El Comité Electoral también mantiene la posición que no es cierto como afirma el accionante que no se le haya dado respuesta a su solicitud respecto de si el candidato José Sierra Ortega cumplía con los requisitos para postularse como candidato docente al Consejo Superior Universitario, ya que mediante resolución No 237 del 3 de mayo del 2006, el rector de la Universidad del Magdalena, Carlos Eduardo Caicedo Omar procedió a revocar la inscripción de los docentes Álvaro Espeleta Maya y José Sierra Ortega luego de revisar la hoja de vida del último, al verificar que efectivamente no cumplía con uno de los requisitos exigidos.

Así mismo procedió a suspender la elección del representante de los docentes ante el Consejo Superior, ya que ante la renuncia debidamente aceptada del docente ex candidato Fernando Ferrel Ortega y la revocatoria de la otra plancha, había ausencia efectiva de candidatos, por lo tanto la petición interpuesta por el tutelante había sido resuelta de forma oportuna y de fondo por el Rector de Unimagdalena.


El fallo del Juez Quinto Penal del Circuito

En el fallo, el juez Quinto Penal del Circuito de Santa Marta, Alejandro López Peñaloza advierte que bajo tales precisiones, es obvio que el derecho fundamental aludido por el accionante no fue vulnerado por los entes a los que le achaca el demandante tal situación, ya que la respuesta que obtuvo en concreto fue satisfactoria a sus intereses.

"No puede decir el accionante (Ferrel Ortega) que ha tenido coartado su derecho a elegir y ser elegido, pues de las pruebas se observa que el proceso eleccionario se ha surtido acorde a los lineamientos fijados por el mismo reglamento y las directrices de la Universidad", sostiene López Peñaloza en el fallo.

La providencia también advierte, que el profesor Ferrel Ortega ha pretendido que la Universidad del Magdalena "se someta al vaivén de sus deseos, inicialmente inscribiendo su candidatura, renunciando a la misma y en última renunciando a la renuncia, lo que es diferente a mostrar ausencia de garantías o violación a sus derechos fundamentales, lo que revela la falta de seriedad y de temperamento como se debe asumir tan importante derecho".

"En conclusión, no se establece vulneración de los derechos fundamentales del señor Fernando Ferrel Ortega, motivo por el cual se niega la acción de tutela que promovió y que es objeto de decisión", precisó el juez López Peñaloza en su fallo.
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.