text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Política de juventud: ¿por qué y para qué?

      
Por: Carolina Roatta Acevedo
NOTICyT


"Para nosotros, las políticas dirigidas a los jóvenes están extraviadas de la realidad", afirmó Lina Mejía, representante de Red Juvenil de Medellín, una de las organizaciones que participó en el evento. "El objetivo principal fue crear un espacio de diálogo y construcción de lo público, entre jóvenes y adultos, y a su vez, entre organizaciones juveniles e instituciones", explicó Viviana Sabogal miembro de la ONG Civis y vocera de la Plataforma de Conflicto Urbano y Jóvenes.

En el Seminario participaron académicos que presentaron su visión de la inclusión y exclusión de los jóvenes a partir de diferentes investigaciones y organizaciones juveniles de Bogotá, Cali, Medellín y el Magdalena Medio, que intercambiaron sus experiencias a través de diferentes talleres interactivos. "Este evento nos permitió encontrarnos con jóvenes que vienen de otros contextos y conocer los diversos contrastes que existen en nuestro país", afirmó Eric Jerena, representante de la organización Genecca de Bogotá, quien participó en el evento con un documental sobre identidades juveniles.

Un punto álgido de la discusión fue la distancia que existe entre la Política Nacional de Juventud y la cotidianidad de los jóvenes que participaron. De acuerdo con Manuel Roberto Escobar, coordinador de la línea de investigación en jóvenes y culturas juveniles del Iesco, "al hablar de inclusión, la institución se sustenta en la Democracia Participativa y ahí emerge el punto de tensión, porque los jóvenes ya no creen en eso".

Frente a esto, Margarita Ocampo, consultora en el área de la Política de Juventud del Programa Presidencial Colombia Joven, explicó cómo el programa reconoce que existen sectores de la población juvenil que tienen dificultades para acceder a las ofertas institucionales, "sin embargo, contamos con 292 Consejos Municipales de Juventud, CMJ, a nivel nacional, lo cual es un avance significativo para una política que a penas lleva 15 años forjándose".

Este organismo brinda asesoría a las administraciones departamentales y municipales para que generen espacios de inclusión para los jóvenes y apliquen lo estipulado en la Ley de Juventud de 1997 y el Decreto 089 de 2000. Uno de los casos exitosos, en cuanto a participación juvenil en la formulación de políticas, es el del Valle del Cauca dónde según un informe de la Gobernación, 550 jóvenes participaron en los Encuentros Subregionales de Juventud en octubre de 2005. No obstante, de acuerdo con la proyección del Dane, en 2004 la población del departamento, con edades entre los 15 y los 24 años era de 767.605 habitantes, es decir que la representación en estos eventos era de menos del 0.7%.

Lina Mejía explicó que, de acuerdo con su experiencia en la ciudad de Medellín, "los CMJ no representan a la mayoría de los jóvenes colombianos" y a esto Escobar agregó: "las formas de intervención de los jóvenes se traducen en propuestas estéticas y éticas, a través de su vestimenta, la música, la imagen, etc, que trascienden los mecanismos tradicionales de participación". Igualmente, Red Juvenil es una organización antimilitarista, en pro de la no violencia activa y la objeción de conciencia ante el servicio militar lo cual, de acuerdo con Mejía, va en contravía con muchas de las políticas actuales. Si una Política de Juventud no considera la situación de conflicto que atraviesa el país, estos puntos divergentes se convierten en obstáculos.

En el caso específico de la investigación desarrollada por el Iesco en escuelas del Distrito Capital, Escobar explicó en su ponencia como "el asunto es que tanto las políticas del reconocimiento, como las dinámicas culturales pueden asumir cambios que incluyan a los jóvenes, pero de manera subordinada. Sus identidades y expresiones culturales han ganado espacio tanto en la escuela, como en las dinámicas del mercado y en las prácticas de la política participativa institucional o de participación juvenil. Sin embargo, la inquietud es: ¿Qué tipo de inclusión se está generando? Puesto que sus expresiones suelen permitirse desde un exotismo que trivializa los sentidos políticos. Es algo así como que éstas son bienvenidas, siempre y cuando, no alteren los órdenes sociales predominantes".

La controversia continúa y el Seminario Identidad y Exclusión Social Juvenil fue diseñado como un espacio de debate y análisis de propuestas que apunten hacia la construcción de una Política Nacional de Juventud, esto relacionado con las diferentes maneras como se manifiesta la identidad juvenil. Por esta razón, los resultados del trabajo se reflejaron en la consolidación de iniciativas desde y para los jóvenes, como lo es la conformación de una Red Nacional de Medios Alternativos Juveniles, un espacio de expresión identitaria y política. "Fue interesante poder conocer la experiencia de jóvenes de otras zonas del país, reflexionar sobre la situación general de exclusión por las desigualdades sociales y el conflicto armado, y al final, construir propuestas de trabajo," explicó Lina Mejía.

Por otro lado, Margarita Ocampo agregó que, desde su perspectiva, "el descontento de los jóvenes participantes puede existir porque ellos no ven coherencia entre las políticas del gobierno y lo que les propone una Política de Juventud. Sin embargo, el Programa Colombia Joven busca esa coherencia y trabaja en pro de la creación de espacios de concertación, dónde se pueda establecer el diálogo entre jóvenes y adultos, y reconocer que se trata de actores del desarrollo que deben articular sus sueños con los intereses y posibilidades de las instituciones".
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.