text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Universidad con huella de mujer

      
Para destacar la labor de las mujeres en la universidad, Universia Colombia realizó el concurso Universidad con huella de mujer en el que se podían enviar escritos hasta el pasado 15 de junio. La periodista Marisol Cano fue la encargada de elegir los perfiles ganadores.<br/><br/>Los premios serán enviados por Universia Colombia en el transcurso del mes de julio de 2006, una vez sean confirmados los datos de los ganadores.<br/><br/><span style=font-weight: bold;> Notas del Jurado:</span><br/><br/> Los materiales enviados al concurso de perfiles de mujeres convocado por Universia Colombia pueden agruparse en tres tipos: Un grupo reducido se aproxima a la idea de lo que es un perfil. El otro, presenta mujeres relacionadas con la universidad, que efectivamente podrían ser consideradas para desarrollar un perfil, pero los autores de los materiales efectivamente no lo desarrollan. Y, finalmente, un grupo de textos que son más reflexiones sobre el género femenino, pensamientos, ideas, que perfiles de personas. <br/><br/> Al considerar el concurso como una convocatoria cuyo uno de sus objetivos es promover y motivar a los lectores en el desarrollo de la escritura, el jurado propone premiar los siguientes trabajos, ya que representan un esfuerzo de aproximación al género del perfil. Sugiere a los autores proponerse el trabajo de profundizar en los elementos que caracterizan el género con el fin de lograr un nivel de calidad mayor. De la misma manera sugiere un mayor cuidado en la redacción, la narración y la ortografía.<br/><br/><span style=font-weight: bold;> Primer puesto: </span>(Bono de Totto por 300 mil pesos)<br/>Una mujer creando el mundo. <br/><br/><span style=font-weight: bold;> Segundo puesto:</span> (Bono de Totto por 150 mil pesos)<br/>Un corazón de oro con una voluntad de hierro.<br/><br style=font-weight: bold;/><span style=font-weight: bold;> Tercer puesto: </span>(Bono de Prodiscos por 120 mil pesos)<br/>Nelly Monroy Guarín una persona de admirar y apoya. <br/><br/> Vale la pena recordar que un perfil, como dice Miguel Ángel Bastenier, es una crónica centrada en la búsqueda del sentido fundamental de una vida, en un personaje. Un perfil requiere de investigación sobre la vida de la persona, de apuntes biográficos, de utilización de recursos periodísticos y narrativos como el contexto, las opiniones de quienes tienen relación con la persona y pueden expresar ideas o sentimientos sobre ella, el conocimiento directo del personaje a través de una entrevista en la que sea posible captar sus pensamientos, sensaciones, personalidad, rasgos físicos, carácter, creencias, costumbres.<br/><br/> Los perfiles deben ser concebidos como verdaderas piezas redactadas con calidad en la utilización del lenguaje y en la aproximación al personaje, de tal manera que como si se tratara de un retrato escrito el lector pueda llegar a conocer realmente quién es la persona.<br/><br/><br/><br/><br/><span style=font-weight: bold;> Primer puesto: </span><br style=font-weight: bold;/><span style=font-weight: bold;>Una mujer creando el mundo </span><br/><br/><span style=font-style: italic;> Por: Jaime Alberto Fonseca Gonzáles, docente de la Universidad de Nariño</span><br/><br/> Me estremecieron mujeres<br/>Que la historia anotó entre laureles<br/>Y otras desconocidas, gigantes<br/>Que no hay libro que las aguante<br/>S.R.<br/><br/> La mujer de quien quiero armar este perfil, probablemente no estará de acuerdo con que lo escriba y lo envíe, porque una de sus convicciones es que las cosas importantes se hacen desde el anonimato, es decir, eso de dejar huella y trascender, lo entiende como una tarea individual que repercute en su entorno y no obedece a intereses instrumentales para alcanzar retribución para el ego. <br/><br/> Después de egresar de la Facultad de Publicidad de una prestigiosa universidad, se dedica a darle color a la vida con las imágenes, replanteando los valores éticos de la profesión. Su paso por una institución administrativa de la educación y después de haber sido docente durante dos períodos en una Facultad de Comunicación, ratifica su sospecha de que el sistema educativo está equivocado como se ha planteado y se ha convertido en una parte de los mecanismos políticos en los que se enreda la sociedad para desviar a los individuos de su esencia. Por esa razón, partiendo del respeto y el amor por sus dos hijos, permite que se introduzcan en el conocimiento y en la experiencia vital a través de la autodidaxia, lo que hasta el momento, le ha facilitado establecer mejor y mayor tiempo de contacto entre los integrantes de la familia. <br/><br/> No es amiga del estancamiento, por eso cada día convierte en reto transformar el espacio en el que vive, el cual dispone con cada detalle en el que la armonía, el color y la austeridad juegan un papel fundamental. Cada mueble, cada espacio se dispone de acuerdo al estado de ánimo, y los aromas y la música hacen parte inherente del ambiente que ella arma.<br/><br/> Ese carácter austero es el que le anima a hablar continuamente en su entorno sobre el equilibrio ambiental, el consumo mesurado de energía y de agua, la separación de residuos para el reciclaje, el bajo consumo y la protección de la naturaleza. El amor por los árboles y por los animales ha hecho que quienes están a su alrededor, pero sobre todo sus hijos comprendan la vida con un valor inalienable y bondadoso de la existencia.<br/><br/> Diariamente, acompaña cada comida, cada momento de encuentro con la palabra y la reflexión crítica de lo que sucede: de la educación, de la familia, de los medios de comunicación, de la sociedad, en fin, de todas las facetas de la vida, y eso no a un auditorio selecto de estudiantes o académicos, sino a las personas de la cotidianidad, sus hijos, sus padres, sobrinos, hermanos, amigos y compañeros, repercutiendo probablemente con mayor impacto y efectividad que desde un recinto académico. <br/><br/> La consecuencia y la sensatez de sus pensamientos la han llevado a decir y hacer lo que piensa sin temor a los señalamientos, y precisamente esa diferencia con el resto de las mujeres del medio en el que se mueve, la ha llevado desde muy temprana edad a subvertir el orden en su forma de vestir, impregnando en cada prenda la personalidad que el acompaña. Por esa misma razón detesta los parámetros en los que se mueve la moda y el consumo. Reitera así el derecho a la autonomía y la creatividad que le son los valores auténticos que deben respetarse para el desarrollo de la individualidad.<br/><br/> Su religiosidad le ha proporcionado cierta distancia de las religiones, de los grupos y de las sectas, respetando cada una de las convicciones de cuantos rodean su vida, y además reinterpretando en su esencia las cualidades profundas de donde provienen las mismas. La confianza en la vida, la ha llevado a dudar de las creencias, y por eso cada día se levanta con el convencimiento de que la vida es hoy, ahora y ya, convencida de que el canto de los pájaros, la música del viento en los árboles son la señal elocuente de la divinidad y de su bondad a través de la vida. La religiosidad con la que emprende cada acción, refleja en sus resultados y en la armonía que proporciona al entorno la convicción que la mueve.<br/><br/> En la cotidianidad no cocina, pero cada vez que decide transformar con su alquimia las sustancias para armar algún plato que le guste, de ajiaco o de postre, los paladares que tienen la oportunidad de saborear el producto laborioso de sus manos, se aproximan a la experiencia del amor puesto en las cosas que se hacen. <br/><br/> Esta mujer ha entendido la falacia de la liberación femenina y ha superado con creces la pretendida "igualdad de los sexos", sin dejarse amilanar por el doble compromiso que una sociedad machista ha impuesto a través de sus veladas recompensas a las mujeres. Por eso trabaja independiente desde su casa, porque ha entendido que el papel de madre es inaplazable y no solo de "calidad de tiempo", sino también de "cantidad" se sustentan los procesos de desarrollo en los que prima el amor, y que la creatividad de la labor diaria como una oración y meditación, proporciona la oportunidad para sentirse vivo. <br/><br/> Con la televisión tiene sus reservas, por eso en su casa el espacio está restringido y solamente de abre en momentos con sentido crítico. Prefiere caminar a movilizarse en carro, y la bicicleta a los buses. Le encantan los postres y las tortas, el cine y el teatro.<br/><br/> En realidad no es una mujer común y corriente, aunque desde su papel tácito y anónimo para la sociedad y la universidad ha conseguido cambiar el mundo, lejos de los protagonismos mediáticos, sin esperar recompensas, de manera creativa, sencilla y reinventando al mundo, hasta el punto que toda la influencia que ha ejercido sin proponérselo, ha transformado no solamente la forma de aproximarse a la academia y a la universidad de su compañero, quien escribe estas palabras, sino de amigos, familia e incluso visitantes fortuitos de su vida. <br/><br/><br/><br/><br style=font-weight: bold;/><span style=font-weight: bold;> Segundo puesto: <br/>Un corazón de oro con una voluntad de hierro</span><br/><br/><span style=font-style: italic;> Por: María Cecilia Castro Salgado, docente de la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá </span><br/><br/> Es una mañana como cualquier otra en la Universidad Javeriana, nadie imagina lo que cada uno de sus empleados debe hacer para que la universidad funcione, entramos a la oficina de una joven ejecutiva, de corazón de oro, que debe ayudar a cada uno de los estudiantes y profesores a cumplir su sueño y emprender nuevos proyectos, atender a sus superiores y trabajar muy fuerte para que su departamento sea el mejor. <br/><br/> Sentada en su cálida y organizada oficina con toque femenino, esta talentosa mujer cada minuto, parece impulsada a la estratósfera. Son las 9:00 de la mañana y ella ha iniciado con su curso de inglés a las 7:00 a.m., porque la práctica y el aprendizaje continuo ayuda siempre a mejorar las nuevas relaciones y estar pendiente de recordar que siempre podemos mejorar nuestras prácticas diarias. <br/><br/> Este aprendizaje continuo que la hace líder, en tantos frentes importantes y que le permite no sólo llevar los últimos conocimientos a su aula de clase, sino también desarrollar en sus estudiantes el interés y el amor por estudiar y aplicar al diario vivir los conocimientos de ingeniería. Porque es en medio de los conceptos de producción y productividad en que ella se desenvuelve, permitiendo crear en los estudiantes no sólo Universidad sino país. Crear oportunidades en la sociedad que nos desenvolvemos y que tantas dificultades presenta a este nivel empresarial.<br/><br/> Entramos a su oficina, el ambiente en el que más la conocemos y la sensación es de frescura y amistad, nos pregunta por nuestras familias -tiene tiempo para dedicar a cada profesor de una manera muy personal y especial-, que nos hace sentir identificados y queridos. Y hablamos de trabajo, se acerca con gran calidad a nuestros problemas personales como a nuestro trabajo aportando ideas y discutiendo muy claramente temas de nuestro interés y de la facultad. Hay en ella gran versatilidad y amplia visión de lo que se debe y no se debe hacer, y sus aportes siempre nos dejan maravilladas.<br/><br/> Conocemos incluso algunas facetas de su querida y especial familia, Jorge, un esposo maravilloso pendiente de su hogar, en el que ambos comparten los quehaceres y el apoyo de tareas de los hijos, a pesar de su trabajo fuerte acordes a sus profesiones. Sus dos hijos Juan Camilo y Jorge Eduardo, están en esa deliciosa pero difícil edad, para los padres, entrando a la adolescencia donde el despertar por la vida, es un reto diario que como padres debemos orientar. La cotidianidad de estos versátiles e inteligentes chicos no es algo sencillo, más bien diríamos muy complejo, en medio de las tareas, los deportes el acompañamiento debe ser amplio, día a día, porque se trata de formar para el futuro, pero nada le queda grande a esta mujer espectacular. Una llamada de sus hijos es atendida con dulzura pero con firmeza por ella, que los orienta y los ayuda a superar las dificultades que se le presentan en el diario vivir.<br/><br/> La vida no es fácil para ninguna mujer que actualmente desempeña un cargo ejecutivo, y que brilla por su éxito, porque es un doble trabajo el hogar y el del cargo, pero este reto es la fuerza que Martha Patricia recibe día a día para superar problemas y salir adelante. <br/><br/> Esta incansable mujer nunca se sale de sus casillas, nunca se ve despeinada y algunos estudiantes a quienes tuvimos la oportunidad de entrevistar la identifican como la persona mas elegante y tranquila de la Facultad.<br/><br/> Su vida esta llena de logros, egresada de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Javeriana y con una Maestría en Logística de la Universidad Pontifica de Comillas, ha sido una gran profesora, preocupada por motivar a sus estudiantes a que aprendan mas, interesada en innovar en el aula de clase. Fue jefe de sección de Organización Industrial y ahora directora del Departamento de Procesos Productivos. Ha sido profesora de varias universidades de Colombia y fuera del país, entre ellas la Universidad Católica Andrés bello de Caracas y la Universidad del Bosque de Bogotá. Los que le conocemos no podemos mas que admirarla en su gran visión, planeación, y diligencia en la consecución de metas.<br/><br/> Es famoso su "cuaderno de la memoria" de cosas por hacer, las cuales va iluminando a medida que las va realizando, uno puede estar seguro que no se le olvida nada… y que recibirá respuesta de todo cuanto uno le consulte.<br/><br/> La hemos visto enfrentar reto tras reto y estamos seguros que piensa de si misma que esta capacitada para enfrentar cualquier situación. Es una mujer emprendedora que tiene una visión tanto a corto como a largo plazo, que nunca se le ve cansada, tiene una gran iniciativa y una especial habilidad para solucionar problemas de manera creativa, es optimista, le gusta hacer las cosas paso a paso hasta conseguir los objetivos, tiene muy claro los principios y valores sobre los que maneja su vida, podríamos decir que ella cumple su misión con amor y sin fallar.<br/><br/> Es un modelo de vida para nosotros, tiene un especial equilibrio entre ser mujer muy femenina y una gran ejecutiva, entre una gran inteligencia analítica y una gran inteligencia emocional, entre una calidez sin límites y una voluntad férrea, entre una palabra de aliento y una de exigencia de calidad.<br/><br/> Es Martha Patricia Caro Gutiérrez la mujer que ha puesto Dios en nuestro camino para iluminarlo y ayudarnos a cumplir nuestros objetivos día a día.<br/><br/><br/><br/><br/><span style=font-weight: bold;> Tercer puesto:<br/>Nelly Monroy Guarín una persona de admirar y apoyar </span><br/><br/><span style=font-style: italic;> Por: Raúl Monroy, docente de UniMinuto</span><br/><br/> Nelly nació en 1953 en una familia de buenos principios y valores guiada por el ejemplo de su padre quien le colaboró mucho a la sociedad. Su primaria la hizo en el colegio Marillac, su bachillerato en el Liceo Femenino Policarpa Salavarrieta y estudió Licenciatura en Sociales y Ciencias Políticas en la Universidad Nacional de Colombia de Bogotá. <br/><br/> Nelly perdió a sus padres siendo muy joven pero le quedó de herencia esa vocación de querer hacer cosa buenas por la sociedad. También en el año de 1990 o 1991 fue operada de corazón abierto en el seguro social de Bogotá, se divorcia de su esposo y además dos de sus hermanos menores mueren violentamente: Fabio en Cúcuta donde desempeñó el cargo secretario de la Casa de la Cultura, y Ricardo, en circunstancias distintas y en un lapso de ocho meses, muere en un atraco cuando se desplazaba con sus compañeros hacia Ibagué. Ricardo era el coordinador de tierras para indígenas y desplazados de la zona sur del Incora. <br/><br/> Pero ella no desfallece y es por tanto que paso a contar brevemente la berraquera de esta mujer Nelly Monroy (quien fue nominada al premio de la mujer Cafam 1993). Es así como comienza a vincularse con la defensa civil del barrio Colombia de Bogotá a la edad de los 20 años, después trabaja con los jesuitas en el centro Cencap de Bogotá, donde le nace la idea de montar en el barrio Rincón un centro de capacitación de microempresas y de formación académica para este tipo de población. <br/><br/> Nos convenció a un grupo de profesionales para que le dictáramos clases gratis y así lo hicimos pero al pasar el tiempo y por falta de recursos tuvo que cerrar. Pero no desistió y en su casa paterna se la prestó sin ninguna contraprestación a algunos de sus estudiantes que ya tenían su microempresa.<br/><br/> Después comienza otra etapa de su vida como directora del Centro de Rehabilitación de Muchachos de la Calle de la obra del padre Javier de Nicolo en las tierra inhóspitas del Tuparro Vichada. Cuando llegó a Tuparro todo estaba por hacer y en diez años de servicio organizó la educación formal bajo condiciones de ética y responsabilidad, montó la parte agrícola sembrando cultivos de yuca, maracayá cuidando y renovando la tierra. Además le colaboró al padre en el experimento de trasladar familias indigentes a algunas casas en el Tuparro para que vivieran se regeneraran y colonizaran estos muchachos le decían mamá Nelly por el cariño como los trataba.<br/><br/> Sigue después con la obra del padre García Herreros donde trabajó con los niños con problemas académicos, lleva otros ocho años en esta labor y es actualmente en esta obra del padre García la rectora del colegio Minuto en Itaguí Antioquia y trabaja con la Universidad Minuto de Dios en el programa de reinsertados dictándoles sociales y clases de ética.<br/><br/> Hace poco me comentó que estos muchachos no conocían ni un museo y comenzó a llevarlos y a hacer otras actividades.
Para destacar la labor de las mujeres en la universidad, Universia Colombia realizó el concurso "Universidad con huella de mujer" en el que se podían enviar escritos hasta el pasado 15 de junio. La periodista Marisol Cano fue la encargada de elegir los perfiles ganadores.

Los premios serán enviados por Universia Colombia en el transcurso del mes de julio de 2006, una vez sean confirmados los datos de los ganadores.

Notas del Jurado:

Los materiales enviados al concurso de perfiles de mujeres convocado por Universia Colombia pueden agruparse en tres tipos: Un grupo reducido se aproxima a la idea de lo que es un perfil. El otro, presenta mujeres relacionadas con la universidad, que efectivamente podrían ser consideradas para desarrollar un perfil, pero los autores de los materiales efectivamente no lo desarrollan. Y, finalmente, un grupo de textos que son más reflexiones sobre el género femenino, pensamientos, ideas, que perfiles de personas.

Al considerar el concurso como una convocatoria cuyo uno de sus objetivos es promover y motivar a los lectores en el desarrollo de la escritura, el jurado propone premiar los siguientes trabajos, ya que representan un esfuerzo de aproximación al género del perfil. Sugiere a los autores proponerse el trabajo de profundizar en los elementos que caracterizan el género con el fin de lograr un nivel de calidad mayor. De la misma manera sugiere un mayor cuidado en la redacción, la narración y la ortografía.

Primer puesto: (Bono de Totto por 300 mil pesos)
Una mujer creando el mundo.

Segundo puesto: (Bono de Totto por 150 mil pesos)
Un corazón de oro con una voluntad de hierro.

Tercer puesto: (Bono de Prodiscos por 120 mil pesos)
Nelly Monroy Guarín una persona de admirar y apoya.

Vale la pena recordar que un perfil, como dice Miguel Ángel Bastenier, es una crónica centrada en la búsqueda del sentido fundamental de una vida, en un personaje. Un perfil requiere de investigación sobre la vida de la persona, de apuntes biográficos, de utilización de recursos periodísticos y narrativos como el contexto, las opiniones de quienes tienen relación con la persona y pueden expresar ideas o sentimientos sobre ella, el conocimiento directo del personaje a través de una entrevista en la que sea posible captar sus pensamientos, sensaciones, personalidad, rasgos físicos, carácter, creencias, costumbres.

Los perfiles deben ser concebidos como verdaderas piezas redactadas con calidad en la utilización del lenguaje y en la aproximación al personaje, de tal manera que como si se tratara de un retrato escrito el lector pueda llegar a conocer realmente quién es la persona.




Primer puesto:
Una mujer creando el mundo

Por: Jaime Alberto Fonseca Gonzáles, docente de la Universidad de Nariño

Me estremecieron mujeres
Que la historia anotó entre laureles
Y otras desconocidas, gigantes
Que no hay libro que las aguante
S.R.

La mujer de quien quiero armar este perfil, probablemente no estará de acuerdo con que lo escriba y lo envíe, porque una de sus convicciones es que las cosas importantes se hacen desde el anonimato, es decir, eso de dejar huella y trascender, lo entiende como una tarea individual que repercute en su entorno y no obedece a intereses instrumentales para alcanzar retribución para el ego.

Después de egresar de la Facultad de Publicidad de una prestigiosa universidad, se dedica a darle color a la vida con las imágenes, replanteando los valores éticos de la profesión. Su paso por una institución administrativa de la educación y después de haber sido docente durante dos períodos en una Facultad de Comunicación, ratifica su sospecha de que el sistema educativo está equivocado como se ha planteado y se ha convertido en una parte de los mecanismos políticos en los que se enreda la sociedad para desviar a los individuos de su esencia. Por esa razón, partiendo del respeto y el amor por sus dos hijos, permite que se introduzcan en el conocimiento y en la experiencia vital a través de la autodidaxia, lo que hasta el momento, le ha facilitado establecer mejor y mayor tiempo de contacto entre los integrantes de la familia.

No es amiga del estancamiento, por eso cada día convierte en reto transformar el espacio en el que vive, el cual dispone con cada detalle en el que la armonía, el color y la austeridad juegan un papel fundamental. Cada mueble, cada espacio se dispone de acuerdo al estado de ánimo, y los aromas y la música hacen parte inherente del ambiente que ella arma.

Ese carácter austero es el que le anima a hablar continuamente en su entorno sobre el equilibrio ambiental, el consumo mesurado de energía y de agua, la separación de residuos para el reciclaje, el bajo consumo y la protección de la naturaleza. El amor por los árboles y por los animales ha hecho que quienes están a su alrededor, pero sobre todo sus hijos comprendan la vida con un valor inalienable y bondadoso de la existencia.

Diariamente, acompaña cada comida, cada momento de encuentro con la palabra y la reflexión crítica de lo que sucede: de la educación, de la familia, de los medios de comunicación, de la sociedad, en fin, de todas las facetas de la vida, y eso no a un auditorio selecto de estudiantes o académicos, sino a las personas de la cotidianidad, sus hijos, sus padres, sobrinos, hermanos, amigos y compañeros, repercutiendo probablemente con mayor impacto y efectividad que desde un recinto académico.

La consecuencia y la sensatez de sus pensamientos la han llevado a decir y hacer lo que piensa sin temor a los señalamientos, y precisamente esa diferencia con el resto de las mujeres del medio en el que se mueve, la ha llevado desde muy temprana edad a subvertir el orden en su forma de vestir, impregnando en cada prenda la personalidad que el acompaña. Por esa misma razón detesta los parámetros en los que se mueve la moda y el consumo. Reitera así el derecho a la autonomía y la creatividad que le son los valores auténticos que deben respetarse para el desarrollo de la individualidad.

Su religiosidad le ha proporcionado cierta distancia de las religiones, de los grupos y de las sectas, respetando cada una de las convicciones de cuantos rodean su vida, y además reinterpretando en su esencia las cualidades profundas de donde provienen las mismas. La confianza en la vida, la ha llevado a dudar de las creencias, y por eso cada día se levanta con el convencimiento de que la vida es hoy, ahora y ya, convencida de que el canto de los pájaros, la música del viento en los árboles son la señal elocuente de la divinidad y de su bondad a través de la vida. La religiosidad con la que emprende cada acción, refleja en sus resultados y en la armonía que proporciona al entorno la convicción que la mueve.

En la cotidianidad no cocina, pero cada vez que decide transformar con su alquimia las sustancias para armar algún plato que le guste, de ajiaco o de postre, los paladares que tienen la oportunidad de saborear el producto laborioso de sus manos, se aproximan a la experiencia del amor puesto en las cosas que se hacen.

Esta mujer ha entendido la falacia de la liberación femenina y ha superado con creces la pretendida "igualdad de los sexos", sin dejarse amilanar por el doble compromiso que una sociedad machista ha impuesto a través de sus veladas recompensas a las mujeres. Por eso trabaja independiente desde su casa, porque ha entendido que el papel de madre es inaplazable y no solo de "calidad de tiempo", sino también de "cantidad" se sustentan los procesos de desarrollo en los que prima el amor, y que la creatividad de la labor diaria como una oración y meditación, proporciona la oportunidad para sentirse vivo.

Con la televisión tiene sus reservas, por eso en su casa el espacio está restringido y solamente de abre en momentos con sentido crítico. Prefiere caminar a movilizarse en carro, y la bicicleta a los buses. Le encantan los postres y las tortas, el cine y el teatro.

En realidad no es una mujer común y corriente, aunque desde su papel tácito y anónimo para la sociedad y la universidad ha conseguido cambiar el mundo, lejos de los protagonismos mediáticos, sin esperar recompensas, de manera creativa, sencilla y reinventando al mundo, hasta el punto que toda la influencia que ha ejercido sin proponérselo, ha transformado no solamente la forma de aproximarse a la academia y a la universidad de su compañero, quien escribe estas palabras, sino de amigos, familia e incluso visitantes fortuitos de su vida.




Segundo puesto:
Un corazón de oro con una voluntad de hierro


Por: María Cecilia Castro Salgado, docente de la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá

Es una mañana como cualquier otra en la Universidad Javeriana, nadie imagina lo que cada uno de sus empleados debe hacer para que la universidad funcione, entramos a la oficina de una joven ejecutiva, de corazón de oro, que debe ayudar a cada uno de los estudiantes y profesores a cumplir su sueño y emprender nuevos proyectos, atender a sus superiores y trabajar muy fuerte para que su departamento sea el mejor.

Sentada en su cálida y organizada oficina con toque femenino, esta talentosa mujer cada minuto, parece impulsada a la estratósfera. Son las 9:00 de la mañana y ella ha iniciado con su curso de inglés a las 7:00 a.m., porque la práctica y el aprendizaje continuo ayuda siempre a mejorar las nuevas relaciones y estar pendiente de recordar que siempre podemos mejorar nuestras prácticas diarias.

Este aprendizaje continuo que la hace líder, en tantos frentes importantes y que le permite no sólo llevar los últimos conocimientos a su aula de clase, sino también desarrollar en sus estudiantes el interés y el amor por estudiar y aplicar al diario vivir los conocimientos de ingeniería. Porque es en medio de los conceptos de producción y productividad en que ella se desenvuelve, permitiendo crear en los estudiantes no sólo Universidad sino país. Crear oportunidades en la sociedad que nos desenvolvemos y que tantas dificultades presenta a este nivel empresarial.

Entramos a su oficina, el ambiente en el que más la conocemos y la sensación es de frescura y amistad, nos pregunta por nuestras familias -tiene tiempo para dedicar a cada profesor de una manera muy personal y especial-, que nos hace sentir identificados y queridos. Y hablamos de trabajo, se acerca con gran calidad a nuestros problemas personales como a nuestro trabajo aportando ideas y discutiendo muy claramente temas de nuestro interés y de la facultad. Hay en ella gran versatilidad y amplia visión de lo que se debe y no se debe hacer, y sus aportes siempre nos dejan maravilladas.

Conocemos incluso algunas facetas de su querida y especial familia, Jorge, un esposo maravilloso pendiente de su hogar, en el que ambos comparten los quehaceres y el apoyo de tareas de los hijos, a pesar de su trabajo fuerte acordes a sus profesiones. Sus dos hijos Juan Camilo y Jorge Eduardo, están en esa deliciosa pero difícil edad, para los padres, entrando a la adolescencia donde el despertar por la vida, es un reto diario que como padres debemos orientar. La cotidianidad de estos versátiles e inteligentes chicos no es algo sencillo, más bien diríamos muy complejo, en medio de las tareas, los deportes el acompañamiento debe ser amplio, día a día, porque se trata de formar para el futuro, pero nada le queda grande a esta mujer espectacular. Una llamada de sus hijos es atendida con dulzura pero con firmeza por ella, que los orienta y los ayuda a superar las dificultades que se le presentan en el diario vivir.

La vida no es fácil para ninguna mujer que actualmente desempeña un cargo ejecutivo, y que brilla por su éxito, porque es un doble trabajo el hogar y el del cargo, pero este reto es la fuerza que Martha Patricia recibe día a día para superar problemas y salir adelante.

Esta incansable mujer nunca se sale de sus casillas, nunca se ve despeinada y algunos estudiantes a quienes tuvimos la oportunidad de entrevistar la identifican como la persona mas elegante y tranquila de la Facultad.

Su vida esta llena de logros, egresada de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Javeriana y con una Maestría en Logística de la Universidad Pontifica de Comillas, ha sido una gran profesora, preocupada por motivar a sus estudiantes a que aprendan mas, interesada en innovar en el aula de clase. Fue jefe de sección de Organización Industrial y ahora directora del Departamento de Procesos Productivos. Ha sido profesora de varias universidades de Colombia y fuera del país, entre ellas la Universidad Católica Andrés bello de Caracas y la Universidad del Bosque de Bogotá. Los que le conocemos no podemos mas que admirarla en su gran visión, planeación, y diligencia en la consecución de metas.

Es famoso su "cuaderno de la memoria" de cosas por hacer, las cuales va iluminando a medida que las va realizando, uno puede estar seguro que no se le olvida nada… y que recibirá respuesta de todo cuanto uno le consulte.

La hemos visto enfrentar reto tras reto y estamos seguros que piensa de si misma que esta capacitada para enfrentar cualquier situación. Es una mujer emprendedora que tiene una visión tanto a corto como a largo plazo, que nunca se le ve cansada, tiene una gran iniciativa y una especial habilidad para solucionar problemas de manera creativa, es optimista, le gusta hacer las cosas paso a paso hasta conseguir los objetivos, tiene muy claro los principios y valores sobre los que maneja su vida, podríamos decir que ella cumple su misión con amor y sin fallar.

Es un modelo de vida para nosotros, tiene un especial equilibrio entre ser mujer muy femenina y una gran ejecutiva, entre una gran inteligencia analítica y una gran inteligencia emocional, entre una calidez sin límites y una voluntad férrea, entre una palabra de aliento y una de exigencia de calidad.

Es Martha Patricia Caro Gutiérrez la mujer que ha puesto Dios en nuestro camino para iluminarlo y ayudarnos a cumplir nuestros objetivos día a día.




Tercer puesto:
Nelly Monroy Guarín una persona de admirar y apoyar


Por: Raúl Monroy, docente de UniMinuto

Nelly nació en 1953 en una familia de buenos principios y valores guiada por el ejemplo de su padre quien le colaboró mucho a la sociedad. Su primaria la hizo en el colegio Marillac, su bachillerato en el Liceo Femenino Policarpa Salavarrieta y estudió Licenciatura en Sociales y Ciencias Políticas en la Universidad Nacional de Colombia de Bogotá.

Nelly perdió a sus padres siendo muy joven pero le quedó de herencia esa vocación de querer hacer cosa buenas por la sociedad. También en el año de 1990 o 1991 fue operada de corazón abierto en el seguro social de Bogotá, se divorcia de su esposo y además dos de sus hermanos menores mueren violentamente: Fabio en Cúcuta donde desempeñó el cargo secretario de la Casa de la Cultura, y Ricardo, en circunstancias distintas y en un lapso de ocho meses, muere en un atraco cuando se desplazaba con sus compañeros hacia Ibagué. Ricardo era el coordinador de tierras para indígenas y desplazados de la zona sur del Incora.

Pero ella no desfallece y es por tanto que paso a contar brevemente la berraquera de esta mujer Nelly Monroy (quien fue nominada al premio de la mujer Cafam 1993). Es así como comienza a vincularse con la defensa civil del barrio Colombia de Bogotá a la edad de los 20 años, después trabaja con los jesuitas en el centro Cencap de Bogotá, donde le nace la idea de montar en el barrio Rincón un centro de capacitación de microempresas y de formación académica para este tipo de población.

Nos convenció a un grupo de profesionales para que le dictáramos clases gratis y así lo hicimos pero al pasar el tiempo y por falta de recursos tuvo que cerrar. Pero no desistió y en su casa paterna se la prestó sin ninguna contraprestación a algunos de sus estudiantes que ya tenían su microempresa.

Después comienza otra etapa de su vida como directora del Centro de Rehabilitación de Muchachos de la Calle de la obra del padre Javier de Nicolo en las tierra inhóspitas del Tuparro Vichada. Cuando llegó a Tuparro todo estaba por hacer y en diez años de servicio organizó la educación formal bajo condiciones de ética y responsabilidad, montó la parte agrícola sembrando cultivos de yuca, maracayá cuidando y renovando la tierra. Además le colaboró al padre en el experimento de trasladar familias indigentes a algunas casas en el Tuparro para que vivieran se regeneraran y colonizaran estos muchachos le decían mamá Nelly por el cariño como los trataba.

Sigue después con la obra del padre García Herreros donde trabajó con los niños con problemas académicos, lleva otros ocho años en esta labor y es actualmente en esta obra del padre García la rectora del colegio Minuto en Itaguí Antioquia y trabaja con la Universidad Minuto de Dios en el programa de reinsertados dictándoles sociales y clases de ética.

Hace poco me comentó que estos muchachos no conocían ni un museo y comenzó a llevarlos y a hacer otras actividades.
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.