text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Congreso Internacional de Mariano en la Fundación Universitaria Luis Amigó

      
El misterio de la salvación realizado por Dios en el misterio de la Encarnación tiene en María una figura central. La Iglesia considera que la Virgen María en virtud de su maternidad ha de ser reconocida y honrada como la verdadera Madre de Dios (Cfr LG 53).<br/><br/>La devoción del padre Luis Amigó a la Virgen de los Dolores se puso particularmente manifiesta en la fundación de los Terciarios, a quienes quiso colocar bajo su patrocinio. En la historia de la Congregación ha quedado plasmada, desde los comienzos, desde que los terciarios capuchinos llegaron a su primera morada la Cartuja de Ara Coeli, en el Puig- la imagen de la Dolorosa. Años después en 1905- una litografía gemela de la que tenían como propia y oficial los religiosos amigonianos, se hizo mundialmente famosa al protagonizar en el Colegio de los jesuitas de la ciudad ecuatoriana de Quito un hecho prodigioso que alcanzó rápida difusión, cuando 35 niños fueron testigos del extraordinario acontecimiento, la Virgen abría y cerraba los ojos, hecho que se repitió durante quince minutos aproximadamente y que fue contemplado por todos. Y ahora, después de 100 años, el milagro sigue asombrando a la humanidad. La misma imagen Dolorosa sigue ayudando a la experiencia religiosa y a seguir el camino de la Congregación.<br/><br/> La Iglesia considera a la Virgen María asociada al misterio redentor de Cristo por lo cual ella es llamada también Madre de la Iglesia y de la nueva humanidad engendrada al pie de la cruz, al pie de la cruz estaba María, su Madre. El Concilio Vaticano II declaró que la Virgen María ocupa en la Iglesia, después de Cristo, el lugar más alto y a la vez más cercano a nosotros. La Iglesia ha enriquecido con el tiempo toda la reflexión mariológica. En María ha logrado destacar distintos aspectos que hacen de ella un modelo que ayuda a pensar la vida cristiana. Hagan lo que Él les diga es la expresión que recoge el evangelio para sintetizar la forma como María nos acerca al Hijo y que, a su vez, encierra toda una pedagogía.<br/><br/>A lo largo de la tradición de la Iglesia, en su historia, se ha enriquecido el tratado mariológico, haciéndonos reconocer en las distintas épocas de la Iglesia la presencia de María. De ahí que una profundización teológica en su figura y misión sean de importancia en la misma reflexión teológica.<br/><br style=font-weight: bold;/><span style=font-weight: bold;>Ejes temáticos<br/></span><ul><li>María, modelo pedagógico.</li><li> María, modelo para el creyente en la historia.</li><li> María, en la reflexión teológica (María, la Dolorosa).</li></ul><span style=font-weight: bold;> Participantes</span><br/> Se invita a participar a todos los religiosos Terciarios Capuchinos y religiosas Terciarias Capuchinas, otros consagrados y consagradas, cooperadores amigonianos y a todas las personas que puedan estar interesadas en la temática de este Congreso Internacional Mariano.<br/><br/><span style=font-weight: bold;>Fechas</span><br/> Septiembre 13, 14 y 15 de 2006. <br/><br/><span style=font-weight: bold;>Inversión</span><br/> $20.000. Consignar en Conavi en la cuenta 1014-090420 a nombre de la Fundación Universitaria Luis Amigó. Presentar recibo original de consignación.<br/><br/><span style=font-weight: bold;>Lugar </span><br/> Fundación Universitaria Luis Amigó- Medellín, Auditorio Santa Rita.
El misterio de la salvación realizado por Dios en el misterio de la Encarnación tiene en María una figura central. La Iglesia considera que la Virgen María en virtud de su maternidad ha de ser reconocida y honrada como la verdadera Madre de Dios (Cfr LG 53).

La devoción del padre Luis Amigó a la Virgen de los Dolores se puso particularmente manifiesta en la fundación de los Terciarios, a quienes quiso colocar bajo su patrocinio. En la historia de la Congregación ha quedado plasmada, desde los comienzos, desde que los terciarios capuchinos llegaron a su primera morada la Cartuja de Ara Coeli, en el Puig- la imagen de la Dolorosa. "Años después en 1905- una litografía gemela de la que tenían como propia y oficial los religiosos amigonianos, se hizo mundialmente famosa al protagonizar en el Colegio de los jesuitas de la ciudad ecuatoriana de Quito un hecho prodigioso que alcanzó rápida difusión", cuando 35 niños fueron testigos del extraordinario acontecimiento, la Virgen abría y cerraba los ojos, hecho que se repitió durante quince minutos aproximadamente y que fue contemplado por todos. Y ahora, después de 100 años, el milagro sigue asombrando a la humanidad. La misma imagen Dolorosa sigue ayudando a la experiencia religiosa y a seguir el camino de la Congregación.

La Iglesia considera a la Virgen María asociada al misterio redentor de Cristo por lo cual ella es llamada también Madre de la Iglesia y de la nueva humanidad engendrada al pie de la cruz, "al pie de la cruz estaba María, su Madre". El Concilio Vaticano II declaró que la Virgen María ocupa en la Iglesia, después de Cristo, el lugar más alto y a la vez más cercano a nosotros. La Iglesia ha enriquecido con el tiempo toda la reflexión mariológica. En María ha logrado destacar distintos aspectos que hacen de ella un modelo que ayuda a pensar la vida cristiana. "Hagan lo que Él les diga" es la expresión que recoge el evangelio para sintetizar la forma como María nos acerca al Hijo y que, a su vez, encierra toda una pedagogía.

A lo largo de la tradición de la Iglesia, en su historia, se ha enriquecido el tratado mariológico, haciéndonos reconocer en las distintas épocas de la Iglesia la presencia de María. De ahí que una profundización teológica en su figura y misión sean de importancia en la misma reflexión teológica.

Ejes temáticos
  • María, modelo pedagógico.
  • María, modelo para el creyente en la historia.
  • María, en la reflexión teológica (María, la Dolorosa).
Participantes
Se invita a participar a todos los religiosos Terciarios Capuchinos y religiosas Terciarias Capuchinas, otros consagrados y consagradas, cooperadores amigonianos y a todas las personas que puedan estar interesadas en la temática de este Congreso Internacional Mariano.

Fechas
Septiembre 13, 14 y 15 de 2006.

Inversión
$20.000. Consignar en Conavi en la cuenta 1014-090420 a nombre de la Fundación Universitaria Luis Amigó. Presentar recibo original de consignación.

Lugar
Fundación Universitaria Luis Amigó- Medellín, Auditorio Santa Rita.
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.