text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

La mala calidad del combustible contamina el aire de Bogotá

      
Según Eduardo Behrentz, director del CIIA, al analizar las mediciones de la red de calidad del aire del Departamento Técnico y Administrativo de Medio Ambiente (DAMA) y el listado de contaminantes criterio, establecido por el Ministerio de Medio Ambiente, el diagnóstico encontrado fue que el aire de Bogotá no se ve afectado por contaminantes como el monóxido de carbono o por los óxidos de nitrógeno sino, específicamente, por el PM.<br/><br/> Para el caso de Bogotá, los investigadores contaron con 13 estaciones de monitoreo permanente de contaminantes manejadas por el DAMA. Todas tienen equipos que hacen reconocimiento continuo mediante sensores que residen en una cabina. No es igual la medición que se hace en el norte que en la zona industrial, pues dependiendo del sitio y de las fuentes de emisión que allí se encuentren, varían los tipos de contaminantes. <br/><br/> La medida para determinar el nivel de contaminación por PM, por ejemplo, son las micras, y cuando éste es inferior a 10 supera los filtros naturales del cuerpo humano y puede llegar a producir afecciones pulmonares. Por ésta razón, se hace control de PM10 en las 13 estaciones, explicó Ernesto Romero, profesional de la subdirección ambiental sectorial del DAMA. <br/><br/><br/><br/><br/><b>El problema</b><br/><br/> De acuerdo con Romero, en la ciudad se ha presentado exceso a nivel de ozono, de manera esporádica, mientras que en el caso de PM el nivel es alto cuando se estudian los promedios anuales. Así que una persona que está expuesta a una alta concentración en periodos largos de tiempo, puede generar afecciones crónicas en la salud, consecuencia que no se manifiesta en periodos muy cortos. <br/><br/> Ahora, ¿de dónde viene el material particulado, cuáles son las fuentes de emisión?. El PM, al igual que los contaminantes criterio son, en parte, el resultado de procesos de combustión, así que el aspecto más significativo de contaminación del aire se encuentra en el uso de tecnologías que quemen combustibles fósiles (carbón, gasolina, diesel y gas natural), como las fabricas o los vehículos, aclarando que el proceso es distinto para los dos casos., explicó Behrentz. <br/><br/> Teniendo en cuenta que el mayor impacto de contaminación por PM es generado por la flota vehicular, la línea de investigación del CIIA, actualmente concentra su estudio en las fuentes móviles (vehículos). Tal y como lo expuso Berhentz, aunque las emisiones de una fuente fija (fabrica) son mucho más elevadas que las de una fuente móvil, la cantidad de personas que están siendo afectadas por la emisión de un vehículo es mayor, pues éste se desplaza por toda la ciudad generando un impacto más amplio. Adicionalmente los vehículos más antiguos tienen el problema de auto contaminación, donde los gases producidos por ellos mismos pueden ingresar al interior de la cabina.<br/><br/><br/><br/><b>La solución</b><br/><br/> Para combatir el problema hay que disminuir las causas del mismo y para esto el CIIA realizó un inventario de emisiones. Este es la contabilidad de lo que emiten todas las fuentes de la ciudad. Como, por ejemplo, ir al sector de Puente Aranda y mirar cuanto emite cada industria y al final sumar el total, así mismo con los vehículos.<br/><br/> Pero, de todos esos vehículos ¿quién emite qué?. El inventario de emisiones de PM10 para Bogotá indica que de las seis toneladas que generan diariamente las fuentes móviles, más del 80% provienen de la flota vehicular que utiliza combustible diesel (buses, busetas y camiones). Esto se explica por la tendencia a producir mayor cantidad de PM al quemar el diesel arguyó Behrentz.<br/><br/> En esa medida, es necesario analizar la calidad del combustible. Para esto hay ciertos parámetros, como la presión de vapor y el contenido de azufre del diesel. De forma natural los crudos empleados para producir diesel contienen azufre. En Colombia se presenta una situación poco afortunada dado que muchos de nuestros yacimientos cuentan con un alto contenido de éste elemento., afirmó Behrentz.<br/><br/> A mayor cantidad de azufre en un combustible diesel, mayor será la cantidad de emisiones de material particulado por unidad de combustible quemado. Frente a esto, la mejor solución conocida por muchos y argumentada por el CIIA, es el mejoramiento de la calidad del combustible.<br/><br/> Hay que hacer inversiones en el mejoramiento de la calidad del diesel y el resultado se verá en forma inmediata, pues todos los vehículos emplean el mismo combustible. Dado los elevados costos y considerando que es un tema de competencia del gobierno nacional, la propuesta es que se empiece por el mejoramiento del combustible distribuido en Bogotá, concluyó Behrentz.<br/><br/><br/>
Según Eduardo Behrentz, director del CIIA, al analizar las mediciones de la red de calidad del aire del Departamento Técnico y Administrativo de Medio Ambiente (DAMA) y el listado de contaminantes criterio, establecido por el Ministerio de Medio Ambiente, el diagnóstico encontrado fue que el aire de Bogotá no se ve afectado por contaminantes como el monóxido de carbono o por los óxidos de nitrógeno sino, específicamente, por el PM.

Para el caso de Bogotá, los investigadores contaron con 13 estaciones de monitoreo permanente de contaminantes manejadas por el DAMA. Todas tienen equipos que hacen reconocimiento continuo mediante sensores que residen en una cabina. "No es igual la medición que se hace en el norte que en la zona industrial, pues dependiendo del sitio y de las fuentes de emisión que allí se encuentren, varían los tipos de contaminantes.

La medida para determinar el nivel de "contaminación por PM, por ejemplo, son las micras, y cuando éste es inferior a 10 supera los filtros naturales del cuerpo humano y puede llegar a producir afecciones pulmonares. Por ésta razón, se hace control de PM10 en las 13 estaciones", explicó Ernesto Romero, profesional de la subdirección ambiental sectorial del DAMA.




El problema

De acuerdo con Romero, en la ciudad se ha presentado exceso a nivel de ozono, de manera esporádica, mientras que en el caso de PM el nivel es alto cuando se estudian los promedios anuales. Así que una persona que está expuesta a una alta concentración en periodos largos de tiempo, puede generar afecciones crónicas en la salud, consecuencia que no se manifiesta en periodos muy cortos.

Ahora, ¿de dónde viene el material particulado, cuáles son las fuentes de emisión?. "El PM, al igual que los contaminantes criterio son, en parte, el resultado de procesos de combustión, así que el aspecto más significativo de contaminación del aire se encuentra en el uso de tecnologías que quemen combustibles fósiles (carbón, gasolina, diesel y gas natural), como las fabricas o los vehículos, aclarando que el proceso es distinto para los dos casos.", explicó Behrentz.

Teniendo en cuenta que el mayor impacto de contaminación por PM es generado por la flota vehicular, la línea de investigación del CIIA, actualmente concentra su estudio en las fuentes móviles (vehículos). Tal y como lo expuso Berhentz, aunque las emisiones de una fuente fija (fabrica) son mucho más elevadas que las de una fuente móvil, la cantidad de personas que están siendo afectadas por la emisión de un vehículo es mayor, pues éste se desplaza por toda la ciudad generando un impacto más amplio. Adicionalmente los vehículos más antiguos tienen el problema de auto contaminación, donde los gases producidos por ellos mismos pueden ingresar al interior de la cabina.



La solución

Para combatir el problema hay que disminuir las causas del mismo y para esto el CIIA realizó un inventario de emisiones. Este es la contabilidad de lo que emiten todas las fuentes de la ciudad. Como, por ejemplo, ir al sector de Puente Aranda y mirar cuanto emite cada industria y al final sumar el total, así mismo con los vehículos.

Pero, de todos esos vehículos ¿quién emite qué?. "El inventario de emisiones de PM10 para Bogotá indica que de las seis toneladas que generan diariamente las fuentes móviles, más del 80% provienen de la flota vehicular que utiliza combustible diesel (buses, busetas y camiones). Esto se explica por la tendencia a producir mayor cantidad de PM al quemar el diesel" arguyó Behrentz.

En esa medida, es necesario analizar la calidad del combustible. Para esto hay ciertos parámetros, como la presión de vapor y el contenido de azufre del diesel. "De forma natural los crudos empleados para producir diesel contienen azufre. En Colombia se presenta una situación poco afortunada dado que muchos de nuestros yacimientos cuentan con un alto contenido de éste elemento.", afirmó Behrentz.

A mayor cantidad de azufre en un combustible diesel, mayor será la cantidad de emisiones de material particulado por unidad de combustible quemado. Frente a esto, la mejor solución conocida por muchos y argumentada por el CIIA, es el mejoramiento de la calidad del combustible.

"Hay que hacer inversiones en el mejoramiento de la calidad del diesel y el resultado se verá en forma inmediata, pues todos los vehículos emplean el mismo combustible. Dado los elevados costos y considerando que es un tema de competencia del gobierno nacional, la propuesta es que se empiece por el mejoramiento del combustible distribuido en Bogotá", concluyó Behrentz.


  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.