text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

El gaitero nace y se hace

      
El pueblo de San Jacinto (Bolívar) no es sólo conocido por sus gaiteros, allí también se engendran hombres destinados a dominar las maracas, la tambora y los tambores cuyos nombres son alegre y llamador, compañeros inseparables de la gaita. La combinación de estos instrumentos dio lugar a grupos como los Bajeros de la Montaña que desde los Montes de María, también llamados Serranía de San Jacinto, vinieron a Bogotá, donde, además de deleitar al público citadino con sus bellas composiciones, también enseñan el arte de tocarlas.<br/><br/> El material, que consta de un libro y tres discos compactos, con material de audio y video, es el producto de una investigación que durante dos años de compartir tiempo con Los Bajeros de la Montaña y otros músicos, recogió los procedimientos de enseñanza tradicional para adaptarlos al lenguaje académico y convertirlos en un método de aprendizaje autodidacta del cual todas las personas pueden participar. <br/><br/> Lo que nosotros hacemos es respetar esos criterios pedagógicos que ellos tienen, exponerlos tal cual nos los mostraron y complementarlos para la práctica pedagógica, ya que la visión que ellos tienen de la música es muy diferente, porque la música típica se transmite oralmente de generación en generación, básicamente por imitación, comentó Juan Sebastián Ochoa, uno de los investigadores del proyecto. <br/><br/> Fredys Arrieta, gaitero líder y fundador del grupo Los Bajeros de la Montaña, explicó la metodología que usan para enseñar a tocar la gaita. La gente que comienza a aprender gaita con nosotros, lo hace a través de un método sencillo que tiene muy buena acogida, se comienza con unos ejercicios y después se explican los tres tonos que da el instrumento, el bajo, el medio y el alto para pasar a algunas canciones que son fáciles. <br/><br/> La pedagogía que utiliza el manual también se basa, en cierta medida, en el método play-along, el cual es comúnmente usado para aprender a interpretar jazz. En este tipo de enseñanza le proporcionan al estudiante discos con las bases rítmicas para que prescinda de toda una agrupación en el momento de la práctica, lo mismo ocurre en el caso de la gaita, pues grabaron los instrumentos que la acompañan en los diferentes ritmos, dejando el espacio libre a este elemento. <br/><br/><br/><br/><br style=font-weight: bold;/><span style=font-weight: bold;> Aprende a tu ritmo</span><br/><br/> En los Montes de María la facilidad para la música es innata, los niños se relacionan con las melodías e instrumentos desde pequeños, es como si adquirieran cierta afinidad de manera hereditaria, en el caso de Arrieta esto es innegable, yo comencé a los ocho años, aprendí al lado de mi papá y unos tíos y empecé a reunir a los primos para así formar el grupo. Cuando enseño me doy cuenta que hay personas que tienen facilidad, si tienen bastante aire o precisión aprenden rápido, hay gente que llega aquí y el mismo día sale tocando una o dos canciones, hay gente que en un mes ya está tocando. <br/><br/> Aunque la disposición de la persona tiene un papel importante a la hora de aprender a manipular un instrumento, con esta nueva pedagogía que ofrece la Javeriana, el estudiante podrá instruirse en el tiempo que desee, según su entrega a la práctica, teniendo la seguridad de que con este método el que quiere tocar, toca. <br/><br/> Uno de los enfoques que tenemos es tratar de que los músicos se expresen en su idioma, de que el músico tradicional se muestre a sí mismo en el trabajo, afirmó el investigador Ochoa. <br/><br/> La riqueza del manual se manifiesta desde su inicio, ofrece un contexto histórico sobre la región y la gaita, enfocándose en los géneros de los cuales participa el instrumento para finalizar con la parte pedagógica, lo que expresa un estudio profundo y completo sobre los instrumentos del conjunto de gaita, en comparación con otros textos que abordan la enseñanza de la música tradicional de la costa. <br/><br/> La gaita corrida, la puya, la cumbia y el porro son los cuatro ritmos principales en los que participa la gaita, instrumento del cual nunca podrá prescindir el folclor colombiano, según el investigador Ochoa el objetivo de este manual es que cualquier persona en Colombia pueda aprender a tocar estas melodías. Lo que se espera es que haya un impacto en la difusión de la música de gaita a nivel nacional, no sólo en conocimiento, sino también en interpretación. <br/><br/> La investigación está proyectando crear un segundo manual que abordará la música del conjunto de marimba, autóctona del sur del litoral Pacífico colombiano, desde esta misma perspectiva.<br/><br/><br/>
El pueblo de San Jacinto (Bolívar) no es sólo conocido por sus gaiteros, allí también se engendran hombres destinados a dominar las maracas, la tambora y los tambores cuyos nombres son alegre y llamador, compañeros inseparables de la gaita. La combinación de estos instrumentos dio lugar a grupos como los "Bajeros de la Montaña" que desde los Montes de María, también llamados Serranía de San Jacinto, vinieron a Bogotá, donde, además de deleitar al público citadino con sus bellas composiciones, también enseñan el arte de tocarlas.

El material, que consta de un libro y tres discos compactos, con material de audio y video, es el producto de una investigación que durante dos años de compartir tiempo con "Los Bajeros de la Montaña" y otros músicos, recogió los procedimientos de enseñanza tradicional para adaptarlos al lenguaje académico y convertirlos en un método de aprendizaje autodidacta del cual todas las personas pueden participar.

"Lo que nosotros hacemos es respetar esos criterios pedagógicos que ellos tienen, exponerlos tal cual nos los mostraron y complementarlos para la práctica pedagógica, ya que la visión que ellos tienen de la música es muy diferente, porque la música típica se transmite oralmente de generación en generación, básicamente por imitación", comentó Juan Sebastián Ochoa, uno de los investigadores del proyecto.

Fredys Arrieta, gaitero líder y fundador del grupo Los Bajeros de la Montaña, explicó la metodología que usan para enseñar a tocar la gaita. "La gente que comienza a aprender gaita con nosotros, lo hace a través de un método sencillo que tiene muy buena acogida, se comienza con unos ejercicios y después se explican los tres tonos que da el instrumento, el bajo, el medio y el alto para pasar a algunas canciones que son fáciles".

La pedagogía que utiliza el manual también se basa, en cierta medida, en el método play-along, el cual es comúnmente usado para aprender a interpretar jazz. En este tipo de enseñanza le proporcionan al estudiante discos con las bases rítmicas para que prescinda de toda una agrupación en el momento de la práctica, lo mismo ocurre en el caso de la gaita, pues grabaron los instrumentos que la acompañan en los diferentes ritmos, dejando el espacio libre a este elemento.




Aprende a tu ritmo

En los Montes de María la facilidad para la música es innata, los niños se relacionan con las melodías e instrumentos desde pequeños, es como si adquirieran cierta afinidad de manera hereditaria, en el caso de Arrieta esto es innegable, "yo comencé a los ocho años, aprendí al lado de mi papá y unos tíos y empecé a reunir a los primos para así formar el grupo. Cuando enseño me doy cuenta que hay personas que tienen facilidad, si tienen bastante aire o precisión aprenden rápido, hay gente que llega aquí y el mismo día sale tocando una o dos canciones, hay gente que en un mes ya está tocando".

Aunque la disposición de la persona tiene un papel importante a la hora de aprender a manipular un instrumento, con esta nueva pedagogía que ofrece la Javeriana, el estudiante podrá instruirse en el tiempo que desee, según su entrega a la práctica, teniendo la seguridad de que con este método el que quiere tocar, toca.

"Uno de los enfoques que tenemos es tratar de que los músicos se expresen en su idioma, de que el músico tradicional se muestre a sí mismo en el trabajo", afirmó el investigador Ochoa.

La riqueza del manual se manifiesta desde su inicio, ofrece un contexto histórico sobre la región y la gaita, enfocándose en los géneros de los cuales participa el instrumento para finalizar con la parte pedagógica, lo que expresa un estudio profundo y completo sobre los instrumentos del conjunto de gaita, en comparación con otros textos que abordan la enseñanza de la música tradicional de la costa.

La gaita corrida, la puya, la cumbia y el porro son los cuatro ritmos principales en los que participa la gaita, instrumento del cual nunca podrá prescindir el folclor colombiano, según el investigador Ochoa "el objetivo de este manual es que cualquier persona en Colombia pueda aprender a tocar estas melodías. Lo que se espera es que haya un impacto en la difusión de la música de gaita a nivel nacional, no sólo en conocimiento, sino también en interpretación".

La investigación está proyectando crear un segundo manual que abordará la música del conjunto de marimba, autóctona del sur del litoral Pacífico colombiano, desde esta misma perspectiva.


  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.