text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

La gestión del conocimiento y las estrategias de negocios para competir

      
<p>Para Valenti es importante subrayar que no se puede entender el surgir de la Sociedad de la Información si no somos capaces de asociarlo con el desarrollo de la innovación, es decir de la capacidad de algunos países de administrar nuevos conocimientos capaces de generar nuevos productos, procesos, servicios para el desarrollo de una capacidad de competitividad creciente.<br/><br/>Según Albornies, una tipología funcional para el análisis del cambio tecnológico es la provista por la trilogía: invención (la generación de nuevas ideas), innovación (el desarrollo de estas ideas a través del uso o explotación en el mercado de una tecnología) y la difusión (la dispersión de la nueva tecnología a lo largo de su mercado potencial).<br/><br/>Por lo anterior el conocimiento y su gestión para innovar aportan algo verdaderamente novedoso a las organizaciones solo si se entiende en su naturaleza dinámica, en este sentido el conocimiento es sobre todo unos procesos de relación y no puede ser almacenado, medido o gestionado, de manera que en última instancia sólo se reconoce en la acción.<br/><br/>El conocimiento, como lo anota, Arbornies tiene dos grandes perspectivas que van por dos caminos: uno basado en la representación de lo conocido, donde la clave está en recoger cuanta mas información mejor y ponerla a disposición de los tomadores de decisión; la otra es la que plantea que los datos que vienen del entorno son interpretados por personas, en un contexto determinado, de manera que conocer es crear significados, por lo tanto es una capacidad de actuar. En este sentido el conocimiento es un proceso de relación donde interesa tanto la facultad de entender como la facultad de actuar para innovar y ser competitivos. <br/><br/>Desde el enfoque de capital social o comunitario, se extiende el concepto de gestión del conocimiento al de desarrollo basado en conocimiento. Esto muestra la interdependencia entre organizaciones intensivas en conocimiento e innovación y sociedades con alto grado de desarrollo basado en conocimiento. Es un hecho indesmentible que día tras día es una tarea cada vez más complicada definir métodos y procedimientos renovados-innovadores para dominar el conocimiento que se acumula en crecientes volúmenes de datos que circulan en las redes mundiales de información. <br/><br/>De allí la necesidad de optimizar tanto el tiempo como los medios disponibles para aprehender dichos volúmenes de información, aceptables como materia prima para su procesamiento, explotación y difusión en calidad de Inteligencia-Producto-, haciendo uso correcto de las TICs.<br/><br/>En cuanto a las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs): Actualmente los países de la región mesoamericana y particularmente los de la región centroamericana, están enfrentándose a una intensa y creciente competencia internacional como resultado de la globalización, lo cual debe conllevar a un análisis riguroso del estado actual de las micro, pequeñas y medianas empresas (Pymes) para ver la brecha o si por el contrario están listas para tomar ventaja de los beneficios que las TICs brindan para alcanzar un mayor desarrollo en la región y en espacial en el caso colombiano dada la formalización del tratado de libre comercio con los EUA. <br/><br/>En este orden de ideas es necesario comprender, la inteligencia de negocios como una alternativa tecnológica y de administración de negocios que permite el manejo efectivo de la información para la toma de decisiones acertadas según el nivel estratégico, táctico y/o operativo. Es un hecho indesmentible que día tras día es una tarea cada vez más complicada definir métodos y procedimientos renovados-innovadores para dominar el conocimiento que se acumula en crecientes volúmenes de datos que circulan en las redes mundiales de información. De allí la necesidad de optimizar tanto el tiempo como los medios disponibles para aprehender dichos volúmenes de información, aceptables como materia prima para su procesamiento, explotación y difusión en calidad de Inteligencia-Producto-.<br/><br/>Si se mira la inteligencia estratégica como base de la organización de conocimiento, la metodología de la Inteligencia estratégica ocupa una posición destacada en los procesos de Gestión del conocimiento, principalmente cuando se trata de buscar el Conocimiento relativo a los ambientes de negocios de las organizaciones. La transición de la Gestión de la Información a la Gestión de la Inteligencia y del Conocimiento, está fundamentada en los procesos del análisis cuya calidad depende directamente del tipo de estructuración que fundamenta el proceso. De esta manera, merece especial atención la concepción de esta estructura de la información pues permitirá la organización del Conocimiento que se busca, de acuerdo con las estrategias de las organizaciones.<br/><br/>Adicional a una buena estrategia de negocios es necesario contemplar el vínculo entre la Unversidad -Sector Productivo-Gobierno como una forma de apalancar el cambio permanente para la mejora de la competitividad de los sectores productivos, la contribución a la solución de problemas de la sociedad y, lo que es más importante, la armonización de sus programas mediante su capacidad de cambio y actualización con las exigencias de los mercados nacionales e internacionales.<br/><br/>Diversos casos estudiados, demuestran el clima de confianza y colaboración que existen actualmente entre estas instituciones. Entre los factores que han facilitado la vinculación cooperativa en forma acelerada en los últimos años se resaltan: La globalización, mediante la apertura de las economías nacionales y la integración de los mercados; el acceso al conocimiento gracias la tecnología del Internet; las exigencias de los consumidores. <br/><br/>En resumen, para competir efectivamente es cada vez más necesario centrarse en el desarrollo de capacidades distintivas, en "maneras de hacer- propias que resulten difíciles de imitar para los competidores. En las empresas, esas capacidades distintivas tienen siempre una raíz en las personas, que son quienes las desarrollan y las aplican basándose en "lo que saben". Por esta razón el desarrollo de conocimiento idiosincrásico propio es cada vez más importante para las empresas -un conocimiento que estructure y dé sentido a esas maneras de hacer distintivas y difíciles de imitar. Por todo lo anterior es necesario contemplar como estrategia la creación de alianzas con la academia y el estado para conseguir sinergia y poder competir en un mercado globalizado. </p><p></p>

Para Valenti es importante subrayar que no se puede entender el surgir de la Sociedad de la Información si no somos capaces de asociarlo con el desarrollo de la innovación, es decir de la capacidad de algunos países de administrar nuevos conocimientos capaces de generar nuevos productos, procesos, servicios para el desarrollo de una capacidad de competitividad creciente.

Según Albornies, una tipología funcional para el análisis del cambio tecnológico es la provista por la trilogía: invención (la generación de nuevas ideas), innovación (el desarrollo de estas ideas a través del uso o explotación en el mercado de una tecnología) y la difusión (la dispersión de la nueva tecnología a lo largo de su mercado potencial).

Por lo anterior el conocimiento y su gestión para innovar aportan algo verdaderamente novedoso a las organizaciones solo si se entiende en su naturaleza dinámica, en este sentido el conocimiento es sobre todo unos procesos de relación y no puede ser almacenado, medido o gestionado, de manera que en última instancia sólo se reconoce en la acción.

El conocimiento, como lo anota, Arbornies tiene dos grandes perspectivas que van por dos caminos: uno basado en la representación de lo conocido, donde la clave está en recoger cuanta mas información mejor y ponerla a disposición de los tomadores de decisión; la otra es la que plantea que los datos que vienen del entorno son interpretados por personas, en un contexto determinado, de manera que conocer es crear significados, por lo tanto es una capacidad de actuar. En este sentido el conocimiento es un proceso de relación donde interesa tanto la facultad de entender como la facultad de actuar para innovar y ser competitivos.

Desde el enfoque de capital social o comunitario, se extiende el concepto de gestión del conocimiento al de desarrollo basado en conocimiento. Esto muestra la interdependencia entre organizaciones intensivas en conocimiento e innovación y sociedades con alto grado de desarrollo basado en conocimiento. Es un hecho indesmentible que día tras día es una tarea cada vez más complicada definir métodos y procedimientos renovados-innovadores para dominar el conocimiento que se acumula en crecientes volúmenes de datos que circulan en las redes mundiales de información.

De allí la necesidad de optimizar tanto el tiempo como los medios disponibles para aprehender dichos volúmenes de información, aceptables como materia prima para su procesamiento, explotación y difusión en calidad de "Inteligencia-Producto-, haciendo uso correcto de las TIC"s.

En cuanto a las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC"s): "Actualmente los países de la región mesoamericana y particularmente los de la región centroamericana, están enfrentándose a una intensa y creciente competencia internacional como resultado de la globalización, lo cual debe conllevar a un análisis riguroso del estado actual de las micro, pequeñas y medianas empresas (Pymes) para ver la brecha o si por el contrario están listas para tomar ventaja de los beneficios que las TIC"s brindan para alcanzar un mayor desarrollo en la región y en espacial en el caso colombiano dada la formalización del tratado de libre comercio con los EUA.

En este orden de ideas es necesario comprender, la inteligencia de negocios como una alternativa tecnológica y de administración de negocios que permite el manejo efectivo de la información para la toma de decisiones acertadas según el nivel estratégico, táctico y/o operativo. Es un hecho indesmentible que día tras día es una tarea cada vez más complicada definir métodos y procedimientos renovados-innovadores para dominar el conocimiento que se acumula en crecientes volúmenes de datos que circulan en las redes mundiales de información. De allí la necesidad de optimizar tanto el tiempo como los medios disponibles para aprehender dichos volúmenes de información, aceptables como materia prima para su procesamiento, explotación y difusión en calidad de "Inteligencia-Producto-.

Si se mira la inteligencia estratégica como base de la organización de conocimiento, la metodología de la Inteligencia estratégica ocupa una posición destacada en los procesos de Gestión del conocimiento, principalmente cuando se trata de buscar el Conocimiento relativo a los ambientes de negocios de las organizaciones. La transición de la Gestión de la Información a la Gestión de la Inteligencia y del Conocimiento, está fundamentada en los procesos del análisis cuya calidad depende directamente del tipo de estructuración que fundamenta el proceso. De esta manera, merece especial atención la concepción de esta estructura de la información pues permitirá la organización del Conocimiento que se busca, de acuerdo con las estrategias de las organizaciones.

Adicional a una buena estrategia de negocios es necesario contemplar el vínculo entre la Unversidad -Sector Productivo-Gobierno como una forma de apalancar el cambio permanente para la mejora de la competitividad de los sectores productivos, la contribución a la solución de problemas de la sociedad y, lo que es más importante, la armonización de sus programas mediante su capacidad de cambio y actualización con las exigencias de los mercados nacionales e internacionales.

Diversos casos estudiados, demuestran el clima de confianza y colaboración que existen actualmente entre estas instituciones. Entre los factores que han facilitado la vinculación cooperativa en forma acelerada en los últimos años se resaltan: La globalización, mediante la apertura de las economías nacionales y la integración de los mercados; el acceso al conocimiento gracias la tecnología del Internet; las exigencias de los consumidores.

En resumen, para competir efectivamente es cada vez más necesario centrarse en el desarrollo de capacidades distintivas, en "maneras de hacer- propias que resulten difíciles de imitar para los competidores. En las empresas, esas capacidades distintivas tienen siempre una raíz en las personas, que son quienes las desarrollan y las aplican basándose en "lo que saben". Por esta razón el desarrollo de conocimiento idiosincrásico propio es cada vez más importante para las empresas -un conocimiento que estructure y dé sentido a esas maneras de hacer distintivas y difíciles de imitar. Por todo lo anterior es necesario contemplar como estrategia la creación de alianzas con la academia y el estado para conseguir sinergia y poder competir en un mercado globalizado.

  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.