text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

El Externado protegerá la agrobiodiversidad, las culturas y las identidades

      
Esto será posible tras la firma de un convenio que busca la defensa de las características originarias de los productos y el apoyo en términos de promoción, formación y educación, a la producción agroalimentaria de calidad de pequeña escala y su sostenibilidad económica, social y ecológica. <br/><br/>La idea es diseñar y ofrecer programas de intercambio académico de docentes y estudiantes, de apoyo a comunidades productoras y fomentar la cooperación intercambio entre comunidades locales, lo anterior, en el marco del marketing territorial. <br/><br/>La Fundación Slow Food para la Biodiversidad nació en Italia en 1986 y llegó a ser un Movimiento Internacional en 1989, en París. En la actualidad vincula aproximadamente 80 mil personas. <br/><br/>Se ocupa de proyectos para la tutela de la biodiversidad animal y vegetal, la defensa del patrimonio agroalimentario en cada país del mundo, y la protección del ambiente y de la calidad de los productos alimenticios. <br/><br/>Su misión es salvar el patrimonio económico, social y cultural, construido a partir de herencias campesinas y artesanales; ofrecerles posibilidades económicas a dichas comunidades, y valorizar los territorios a partir de su identidad particular. <br/><br/>
Esto será posible tras la firma de un convenio que busca la defensa de las características originarias de los productos y el apoyo en términos de promoción, formación y educación, a la producción agroalimentaria de calidad de pequeña escala y su sostenibilidad económica, social y ecológica. 

La idea es diseñar y ofrecer programas de intercambio académico de docentes y estudiantes, de apoyo a comunidades productoras y fomentar la cooperación intercambio entre comunidades locales, lo anterior, en el marco del marketing territorial.

La Fundación Slow Food para la Biodiversidad nació en Italia en 1986 y llegó a ser un Movimiento Internacional en 1989, en París. En la actualidad vincula aproximadamente 80 mil personas.

Se ocupa de proyectos para la tutela de la biodiversidad animal y vegetal, la defensa del patrimonio agroalimentario en cada país del mundo, y la protección del ambiente y de la calidad de los productos alimenticios.

Su misión es salvar el patrimonio económico, social y cultural, construido a partir de herencias campesinas y artesanales; ofrecerles posibilidades económicas a dichas comunidades, y valorizar los territorios a partir de su identidad particular.

  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.