text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Crudo análisis del Externado sobre el mercado laboral colombiano

      
Según el investigador Stefano Farné, los salarios de los profesionales no solo perdieron poder adquisitivo, sino que decrecieron comparativamente con las remuneraciones de los demás trabajadores. Explicó que la demografía atentó contra el éxito laboral de quienes han terminado estudios superiores, pues si bien la ocupación del personal calificado ha aumentado significativamente en Colombia en los últimos años, más rápidamente lo ha hecho el nivel educativo de la población colombiana y la oferta laboral potencial de profesionales. Adicionalmente, factores de índole institucional - como los altos impuestos y las mayores contribuciones a seguridad social - han contribuido a reducir los ingresos laborales netos de muchos profesionales, especialmente si son trabajadores autónomos. <br/><br/> Entre 1997 y 2005 los profesionales han visto bajar su tasa de ocupación, aumentar su desempleo y subempleo (sobre todo el subempleo por bajos ingresos) e incrementar los tiempos de espera para conseguir un empleo. En cambio, los colombianos que detentan un titulo de estudio inferior al bachillerato a lo largo del periodo considerado han mantenido sus niveles de ocupación (56.9% en 1997 y 57% en 2005) y su tasa de desempleo en 2005 es bastante parecida a la de 1997 (8.5% vs 8.8%).<br/><br/> Con base en las cifras de las encuestas de hogares del DANE, el estudio hace una caracterización del mercado laboral de los profesionales y examina el modo cómo consiguen un empleo, cuánto trabajan, dónde trabajan, cuál es su afiliación a la seguridad social, y en general, cuál es la calidad de sus empleos. <br/><br style=font-weight: bold;/><span style=font-weight: bold;> Profesiones promisorias y no promisorias<br/><br/></span> Por su parte, el Observatorio Laboral para la Educación del Ministerio de Educación Nacional, mediante entrevistas a profesionales en algunas universidades y asociaciones, apoya el estudio del Externado indicando las carreras o profesionales con mayores posibilidades en materia de empleo y las que definitivamente registran dificultades. <br/><br/> Las profesiones relacionadas con la gestión de los negocios, privados y públicos, y con los sectores de servicios de información, de informática y telecomunicaciones hoy ofrecen buenas oportunidades de empleo para los recién egresados, en especial a los administradores, economistas, estadísticos y a los ingenieros industriales, administrativos, electrónicos y de sistemas. Buenas perspectivas ofrecen también la bibliotecología, la ingeniería de minas y eléctrica y la medicina. <br/><br/> Infortunadamente, la suerte de los médicos no es compartida por otras especialidades en el área de salud. Bajos salarios, precarias condiciones de trabajo y ocupación por debajo de la media enfrentan los odontólogos, los bacteriólogos, los nutricionistas, los instrumentadores quirúrgicos y los terapistas. <br/><br/> Por otra parte, profesiones relacionadas con la enseñanza y la educación, como el deporte, la educación, la filosofía, la física, la geografía, la historia, la música, las lenguas y la literatura no parecen muy promisorias, en términos generales. <br/><br/> Al parecer, de acuerdo con el documento divulgado por el Observatorio del Externado, el protagonismo de las carreras científicas y de aquellas relacionadas con la investigación y el desarrollo todavía no ha llegado para Colombia. <br/><br/>
Según el investigador Stefano Farné, los salarios de los profesionales no solo perdieron poder adquisitivo, sino que decrecieron comparativamente con las remuneraciones de los demás trabajadores. Explicó que "la demografía atentó contra el éxito laboral de quienes han terminado estudios superiores, pues si bien la ocupación del personal calificado ha aumentado significativamente en Colombia en los últimos años, más rápidamente lo ha hecho el nivel educativo de la población colombiana y la oferta laboral potencial de profesionales. Adicionalmente, factores de índole institucional - como los altos impuestos y las mayores contribuciones a seguridad social - han contribuido a reducir los ingresos laborales netos de muchos profesionales, especialmente si son trabajadores autónomos.

Entre 1997 y 2005 los profesionales han visto bajar su tasa de ocupación, aumentar su desempleo y subempleo (sobre todo el subempleo por bajos ingresos) e incrementar los tiempos de espera para conseguir un empleo. En cambio, los colombianos que detentan un titulo de estudio inferior al bachillerato a lo largo del periodo considerado han mantenido sus niveles de ocupación (56.9% en 1997 y 57% en 2005) y su tasa de desempleo en 2005 es bastante parecida a la de 1997 (8.5% vs 8.8%)".

Con base en las cifras de las encuestas de hogares del DANE, el estudio hace una caracterización del mercado laboral de los profesionales y examina el modo cómo consiguen un empleo, cuánto trabajan, dónde trabajan, cuál es su afiliación a la seguridad social, y en general, cuál es la calidad de sus empleos.

Profesiones promisorias y no promisorias

Por su parte, el Observatorio Laboral para la Educación del Ministerio de Educación Nacional, mediante entrevistas a profesionales en algunas universidades y asociaciones, apoya el estudio del Externado indicando las carreras o profesionales con mayores posibilidades en materia de empleo y las que definitivamente registran dificultades.

Las profesiones relacionadas con la gestión de los negocios, privados y públicos, y con los sectores de servicios de información, de informática y telecomunicaciones hoy ofrecen buenas oportunidades de empleo para los recién egresados, en especial a los administradores, economistas, estadísticos y a los ingenieros industriales, administrativos, electrónicos y de sistemas. Buenas perspectivas ofrecen también la bibliotecología, la ingeniería de minas y eléctrica y la medicina.

Infortunadamente, la suerte de los médicos no es compartida por otras especialidades en el área de salud. Bajos salarios, precarias condiciones de trabajo y ocupación por debajo de la media enfrentan los odontólogos, los bacteriólogos, los nutricionistas, los instrumentadores quirúrgicos y los terapistas.

Por otra parte, profesiones relacionadas con la enseñanza y la educación, como el deporte, la educación, la filosofía, la física, la geografía, la historia, la música, las lenguas y la literatura no parecen muy promisorias, en términos generales.

Al parecer, de acuerdo con el documento divulgado por el Observatorio del Externado, el protagonismo de las carreras científicas y de aquellas relacionadas con la investigación y el desarrollo todavía no ha llegado para Colombia.

  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.