text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Hoy, día mundial de la ciencia para la paz y el desarrollo

      
Así lo afirma Koichiro Matsuura, director de este organismo, en un discurso pronunciado en conmemoraciones anteriores. El Día Mundial de la Ciencia para la Paz y el Desarrollo brinda a la UNESCO la oportunidad de reafirmar su visión de la investigación científica como factor de promoción del desarrollo económico, social y cultural de las naciones y los pueblos, y de fomento de las perspectivas de paz y de un futuro sostenible. Comprometámonos todos a trabajar juntos en favor de una mayor solidaridad para el aprovechamiento compartido del saber científico. Sin una ciencia mundial, no podrá haber desarrollo sostenible; sin desarrollo sostenible, no podrá haber paz mundial.<br/><br/> La acumulación del saber científico y las aplicaciones tecnológicas que de él dimanan han transformado la vida humana en los tiempos modernos, aportando enormes beneficios a la humanidad. Ahora bien, esos beneficios han sido distribuidos desigualmente, conforme a las grandes disparidades de riqueza y oportunidades que existen en un mundo dividido socialmente. Además, en demasiadas ocasiones esos beneficios se han obtenido sin prestar la atención debida a la sostenibilidad de las actividades que los generan.<br/><br/> Ante la anterior perspectiva, la UNESCO se ha planteado como objetivos fundamentales en la celebración de este día:<br/><br/><ul><li> Consolidar en la conciencia pública, el papel que juega la ciencia para las sociedades pacíficas y sostenibles <br/></li><li>Promover la solidaridad nacional e internacional para el intercambio científico entre países <br/></li><li>Renovar el compromiso nacional e internacional para el uso de la ciencia en pro del beneficio de las sociedades. <br/></li><li>Llamar la atención a los retos encarados por la ciencia y lograr apoyo para el esfuerzo científico </li></ul><br/>Para mayor información sobre las actividades mundiales a realizarse, visite el <a href=https://www.unesco.org/science/psd/wsd06/about.shtml target=_blank>sitio web oficial del Día Mundial de la Ciencia para la Paz y el Desarrollo 2006</a>. <br/><br/><span style=font-weight: bold;><br/>En Colombia</span><br/><br/> Para este año, con el propósito de incentivar la participación, movilización y sensibilización de los ciudadanos en asuntos científicos y tecnológicos, Colombia participará activamente en esta conmemoración. Es así como desde el pasado 8 de noviembre y hasta el 14 del mismo, se estará llevando a cabo de forma simultánea en diferentes regiones del país la I Semana de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación organizada por Colciencias.<br/><br/> Por primera vez Colciencias ofrece la oportunidad a todos los colombianos de participar en un encuentro que busca socializar a través de programas lúdicos y pedagógicos el uso y la práctica de la Ciencia, Tecnología e Innovación, expresó el Ministerio de Educación Nacional.<br/><br/> Toda la programación y calendario de actividades se encuentra disponible en el sitio web oficial del evento <a href=https://www.semanaciencia.info target=_blank>Semanaciencia.info </a><br/><br/><br/><span style=font-weight: bold;>Mensaje de la UNESCO</span><br/><br/>De Koichiro Matsuura, Director de la UNESCO<br/><br/>"Hoy celebramos la función esencial que la ciencia puede desempeñar para alcanzar el desarrollo sostenible y mejorar las perspectivas de paz. En efecto, el Día Mundial de la Ciencia para la Paz y el Desarrollo es una oportunidad propicia para destacar la forma en que la ciencia y la tecnología pueden contribuir a reducir la pobreza, proteger el medio ambiente y mejorar la calidad de vida para todos. También tenemos que tomar conciencia de los obstáculos que impiden a muchos países aprovechar plenamente los beneficios que aporta la ciencia. Este año desearía hacer hincapié en el problema concreto del fortalecimiento de la capacidad científica de los países en desarrollo como instrumento esencial para lograr un desarrollo sostenible fundado en el conocimiento. <br/><br/> Ningún país que aspire al progreso social y económico puede permitirse carecer de una capacidad independiente científica y tecnológica. En los últimos dos decenios se ha comprobado que una capacidad humana e institucional insuficiente en el campo de la ciencia es uno de los factores recurrentes que impide conseguir los objetivos nacionales e internacionales a los países en desarrollo. La reducción de la pobreza, la sostenibilidad ambiental, el mejor acceso al agua potable y a los servicios de saneamiento, la reducción de la mortalidad infantil y el mejoramiento de la salud materna son otros tantos grandes objetivos internacionales de desarrollo cuya consecución depende en gran parte de la capacidad de investigación y desarrollo (I y D) científico de los países. <br/><br/> Ahora bien, para crear una capacidad científica es menester un planteamiento diversificado. Un sistema educativo que funcione correctamente y propicie la integración es un requisito previo imprescindible para todas las formas de desarrollo científico basado en la ciencia y el conocimiento. También reviste importancia reforzar los vínculos existentes entre las instituciones educativas y los poderes públicos, la industria y el sector privado para favorecer las innovaciones y velar por que sus frutos se difundan ampliamente. De igual manera, las relaciones de colaboración en los planos regional e internacional son decisivos para abrir el acceso a la formación y la adquisición de competencias y crear una respuesta aunada ante los problemas compartidos del desarrollo. <br/><br/> En nuestra labor de fortalecimiento de las capacidades también tenemos que abordar el problema de la retención de los expertos. Efectivamente, uno de los principales factores que socava la capacidad científica de los países en desarrollo es el éxodo de competencias científicas hacia el mundo desarrollado. Las cifras de este fenómeno son elocuentes. Sólo el África subsahariana pierde por año más de 20.000 científicos y técnicos que consiguen trabajo en laboratorios e instituciones de investigación de Europa o los Estados Unidos de América. Un millón de personas procedentes de los países en desarrollo estudia en instituciones de enseñanza superior de países industrializados y un tercio de los especialistas en I y D de esas mismas regiones reside y trabaja en países de la OCDE, lo cual constituye una pérdida enorme para el desarrollo de sus países de origen.<br/><br/> La UNESCO actúa en estrecha colaboración con la Unión Africana y la Nueva Alianza para el Desarrollo de África (NEPAD) para coadyuvar a frenar este éxodo de competencias. Juntos, supervisamos un programa destinado a establecer en los próximos diez años, hasta 30 centros regionales de excelencia en el continente africano. Propiciando el desarrollo endógeno, este programa apunta a reducir la brecha científica entre África y el resto del mundo y combatir así la migración de los especialistas. Esta red de centros constituirá también un marco firme para la cooperación Sur-Sur, lo cual contribuirá a crear una masa crítica de científicos formados para resolver los problemas del desarrollo específicos de la región. <br/><br/> En este Día Mundial de la Ciencia para la Paz y el Desarrollo, la UNESCO insta a intensificar la acción a nivel mundial con el fin de ayudar a los países en desarrollo a aumentar las capacidades que necesitan para participar plenamente en el progreso de la ciencia y sacar provecho de él". <br/><br/><font size=1><br/>* Con información de la UNESCO<br/><br/></font>
Así lo afirma Koichiro Matsuura, director de este organismo, en un discurso pronunciado en conmemoraciones anteriores. "El Día Mundial de la Ciencia para la Paz y el Desarrollo brinda a la UNESCO la oportunidad de reafirmar su visión de la investigación científica como factor de promoción del desarrollo económico, social y cultural de las naciones y los pueblos, y de fomento de las perspectivas de paz y de un futuro sostenible. Comprometámonos todos a trabajar juntos en favor de una mayor solidaridad para el aprovechamiento compartido del saber científico. Sin una ciencia mundial, no podrá haber desarrollo sostenible; sin desarrollo sostenible, no podrá haber paz mundial".

La acumulación del saber científico y las aplicaciones tecnológicas que de él dimanan han transformado la vida humana en los tiempos modernos, aportando enormes beneficios a la humanidad. Ahora bien, esos beneficios han sido distribuidos desigualmente, conforme a las grandes disparidades de riqueza y oportunidades que existen en un mundo dividido socialmente. Además, en demasiadas ocasiones esos beneficios se han obtenido sin prestar la atención debida a la sostenibilidad de las actividades que los generan.

Ante la anterior perspectiva, la UNESCO se ha planteado como objetivos fundamentales en la celebración de este día:

  • Consolidar en la conciencia pública, el papel que juega la ciencia para las sociedades pacíficas y sostenibles
  • Promover la solidaridad nacional e internacional para el intercambio científico entre países
  • Renovar el compromiso nacional e internacional para el uso de la ciencia en pro del beneficio de las sociedades.
  • Llamar la atención a los retos encarados por la ciencia y lograr apoyo para el esfuerzo científico

Para mayor información sobre las actividades mundiales a realizarse, visite el sitio web oficial del Día Mundial de la Ciencia para la Paz y el Desarrollo 2006.


En Colombia


Para este año, con el propósito de incentivar la participación, movilización y sensibilización de los ciudadanos en asuntos científicos y tecnológicos, Colombia participará activamente en esta conmemoración. Es así como desde el pasado 8 de noviembre y hasta el 14 del mismo, se estará llevando a cabo de forma simultánea en diferentes regiones del país la I Semana de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación organizada por Colciencias.

"Por primera vez Colciencias ofrece la oportunidad a todos los colombianos de participar en un encuentro que busca socializar a través de programas lúdicos y pedagógicos el uso y la práctica de la Ciencia, Tecnología e Innovación", expresó el Ministerio de Educación Nacional.

Toda la programación y calendario de actividades se encuentra disponible en el sitio web oficial del evento Semanaciencia.info


Mensaje de la UNESCO

De Koichiro Matsuura, Director de la UNESCO

"Hoy celebramos la función esencial que la ciencia puede desempeñar para alcanzar el desarrollo sostenible y mejorar las perspectivas de paz. En efecto, el Día Mundial de la Ciencia para la Paz y el Desarrollo es una oportunidad propicia para destacar la forma en que la ciencia y la tecnología pueden contribuir a reducir la pobreza, proteger el medio ambiente y mejorar la calidad de vida para todos. También tenemos que tomar conciencia de los obstáculos que impiden a muchos países aprovechar plenamente los beneficios que aporta la ciencia. Este año desearía hacer hincapié en el problema concreto del fortalecimiento de la capacidad científica de los países en desarrollo como instrumento esencial para lograr un desarrollo sostenible fundado en el conocimiento.

Ningún país que aspire al progreso social y económico puede permitirse carecer de una capacidad independiente científica y tecnológica. En los últimos dos decenios se ha comprobado que una capacidad humana e institucional insuficiente en el campo de la ciencia es uno de los factores recurrentes que impide conseguir los objetivos nacionales e internacionales a los países en desarrollo. La reducción de la pobreza, la sostenibilidad ambiental, el mejor acceso al agua potable y a los servicios de saneamiento, la reducción de la mortalidad infantil y el mejoramiento de la salud materna son otros tantos grandes objetivos internacionales de desarrollo cuya consecución depende en gran parte de la capacidad de investigación y desarrollo (I y D) científico de los países.

Ahora bien, para crear una capacidad científica es menester un planteamiento diversificado. Un sistema educativo que funcione correctamente y propicie la integración es un requisito previo imprescindible para todas las formas de desarrollo científico basado en la ciencia y el conocimiento. También reviste importancia reforzar los vínculos existentes entre las instituciones educativas y los poderes públicos, la industria y el sector privado para favorecer las innovaciones y velar por que sus frutos se difundan ampliamente. De igual manera, las relaciones de colaboración en los planos regional e internacional son decisivos para abrir el acceso a la formación y la adquisición de competencias y crear una respuesta aunada ante los problemas compartidos del desarrollo.

En nuestra labor de fortalecimiento de las capacidades también tenemos que abordar el problema de la retención de los expertos. Efectivamente, uno de los principales factores que socava la capacidad científica de los países en desarrollo es el éxodo de competencias científicas hacia el mundo desarrollado. Las cifras de este fenómeno son elocuentes. Sólo el África subsahariana pierde por año más de 20.000 científicos y técnicos que consiguen trabajo en laboratorios e instituciones de investigación de Europa o los Estados Unidos de América. Un millón de personas procedentes de los países en desarrollo estudia en instituciones de enseñanza superior de países industrializados y un tercio de los especialistas en I y D de esas mismas regiones reside y trabaja en países de la OCDE, lo cual constituye una pérdida enorme para el desarrollo de sus países de origen.

La UNESCO actúa en estrecha colaboración con la Unión Africana y la Nueva Alianza para el Desarrollo de África (NEPAD) para coadyuvar a frenar este éxodo de competencias. Juntos, supervisamos un programa destinado a establecer en los próximos diez años, hasta 30 centros regionales de excelencia en el continente africano. Propiciando el desarrollo endógeno, este programa apunta a reducir la brecha científica entre África y el resto del mundo y combatir así la migración de los especialistas. Esta red de centros constituirá también un marco firme para la cooperación Sur-Sur, lo cual contribuirá a crear una masa crítica de científicos formados para resolver los problemas del desarrollo específicos de la región.

En este Día Mundial de la Ciencia para la Paz y el Desarrollo, la UNESCO insta a intensificar la acción a nivel mundial con el fin de ayudar a los países en desarrollo a aumentar las capacidades que necesitan para participar plenamente en el progreso de la ciencia y sacar provecho de él".


* Con información de la UNESCO

  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.