text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

'Perdidos en Pasto': mejor anécdota del concurso Conoce Colombia

      
El segundo lugar quedó en manos de Felipe Rodríguez con la anécdota 'Desnudo, sin dignidad?, pero vivo', quién obtendrá como premio un equipo de campamento y la anécdota titulada 'Un viento raro...? Una lluvia fuerte...? NO! es un Huracán!', fue la tercera, escrita por Liliana Lucena Bautista; recibirá una bicicleta todoterreno. Las siete finalistas restantes también serán premiadas con un kit Universia.<br/><br/> La anécdota ganadora narra la aventura que vivieron las familias Castañeda y Gualdrón al dirigirse a la ciudad de Pasto a celebrar 'El Carnaval de Blancos y Negros' que se realiza a principios de enero en el país, y que coincide para su autor, Julio Gualdrón, con el cumpleaños de su hermana. Se describe en el relato elementos de la cultura nariñense, como su gastronomía y la alegría de la festividad en la que el licor y la harina son fundamentales.<br/><br/> El concurso de anécdotas de viaje <span style=font-style: italic;>Conoce Colombia</span> tuvo la participación de 174 usuarios, quienes ingresaron a <span style=font-weight: bold;>Extroversia </span>durante un mes sus relatos breves sobre sus propias experiencias de viaje en Colombia. El jurado calificador seleccionó las 10 mejores que cumplían los requisitos de creatividad narrativa, originalidad de la historia y buena redacción.<br/><br/> El requisito de buena redacción no se cumplió en la mayoría de las historias, pues según el jurado calificador predominaron errores de ortografía, de sintaxis, de redundancia y frases confusas.<br/><br/> El concurso <span style=font-style: italic;>Conoce Colombia</span> es el tercero que publica el subportal de cultura y entretenimiento <span style=font-weight: bold;><span style=font-weight: bold;><span style=font-weight: bold;> </span></span>Extroversia</span>, de Universia Colombia. Anteriormente había realizado los de cuento corto y fotografía.<br/><br/><br/><br/><span style=font-weight: bold;>Primer lugar: Perdidos en pasto<br/>Autor: Julio Gualdrón<br/><br/></span>Con la magia del carnaval de blancos y negros, y el cumpleaños de mi hermana el 4 de enero, este cuento comenzó.<br/><br/> Llegó la familia Castañeda, y también la familia Gualdrón, preparada pa' rumbear y vivir esta pasión. Con amigos de la tierra empezó la gran función. En la casa de Mauricio celebramos el cumpleaños, con Cuy, frito y otros deliciosos platos.<br/><br/> ¡Qué el trago de bienvenida! ¡El trago por el ausente! ¡El trago por la amistad! ¡Y por quien está presente! Así entre uno y otro, nos fuimos compenetrando, y al compás de mi reloj, nos fuimos alborotando. Salimos hacia una finca con harina hasta la crisma, y mientras anochecía, el conductor se perdía. Y por esto nos tocó acampar, en el primer sitio que nos deparó el azar.<br/><br/> A la mañana siguiente, el conductor se ubicó, llevándonos a Pasto, y gritando a viva voz:<br/><br/> ¡El día de negros!<br/> ¡El día de blancos!<br/> El día de todos: ¡los colombianos!<br/><br/><span style=font-weight: bold;>Segundo lugar: Desnudo, sin dignidad? Pero vivo<br/>Autor: Felipe Rodríguez<br/><br/></span>En Semana Santa fui al Parque Tayrona. Me acompañaban 10 amigos, 3 carpas, comida y la mejor actitud. El viernes santo fuimos a la "playa nudista?. ?Playa peligrosa. Tenga mucho cuidado? Decía un letrero a la entrada. Después de pasar el día disfrutando de las fuertes olas y de la vista, tomé mi pantaloneta y me fui al mar a quitarle la arena para ponérmela. Si querer la pantaloneta se me soltó de la mano y se alejo de mí, yo traté de nadar detrás de ella pero ya era muy tarde, cuando me di cuenta, estaba muy lejos de la playa, nadé con todas mis fuerzas, pero no fue suficiente, la marea era muy fuerte y me arrastraba a altamar. Los brazos no me daban más y el miedo me invadió. Felipe se lanzó al agua y rápidamente llegó a mi lado, me dio ánimo y con unos pequeños empujones me ayudó a llegar a la playa. Los dos llegamos exhaustos. Los curiosos que ya se encontraban vestidos me vieron salir del agua totalmente cansado, desnudo, con mucho, mucho frío, pero con una larga vida por delante.<br/><br/><span style=font-weight: bold;>Tercer lugar: Un viento raro…? Una lluvia fuerte…? No! Es un huracán!<br/>Autor: Liliana Lucena Bautista<br/><br/></span>Instalado el fogón cerca de la carpa en el Cabo San Juan de Guía, sentimos un viento loco, las palmeras moviéndose como en las películas con música de suspenso. La carpa, instalada como a 15 metros de la playa estaba asegurada a un trupillo del que habíamos colgado las botas y la aguapanela. Al anochecer comenzó una fuerte lluvia y el viento arreció. Dentro de la carpa yo iba ganando en el juego cuando una ola pegó fuerte en la carpa - Vamos a tener que empacar. - No señora! Sin trampas, siga jugando que voy ganando. - Volvió a pegar otra ola y ahí si salió a ver qué pasaba. -Recoge todo! - De un machetazo cortó la soga y el mar se llevó el trupillo. Arrastramos varios metros la carpa al único lugar en el que no llegaban las altas olas ni el agua de la quebrada que se había desbordado. Al amanecer vimos que el único lugar donde no cayeron palmeras fue donde dormimos y en la ciudad también los árboles se habían caído. El titular del periódico: Huracán destruye malecón de Santa Marta.
El segundo lugar quedó en manos de Felipe Rodríguez con la anécdota 'Desnudo, sin dignidad?, pero vivo', quién obtendrá como premio un equipo de campamento y la anécdota titulada 'Un viento raro...? Una lluvia fuerte...? NO! es un Huracán!', fue la tercera, escrita por Liliana Lucena Bautista; recibirá una bicicleta todoterreno. Las siete finalistas restantes también serán premiadas con un kit Universia.

La anécdota ganadora narra la aventura que vivieron las familias Castañeda y Gualdrón al dirigirse a la ciudad de Pasto a celebrar 'El Carnaval de Blancos y Negros' que se realiza a principios de enero en el país, y que coincide para su autor, Julio Gualdrón, con el cumpleaños de su hermana. Se describe en el relato elementos de la cultura nariñense, como su gastronomía y la alegría de la festividad en la que el licor y la harina son fundamentales.

El concurso de anécdotas de viaje Conoce Colombia tuvo la participación de 174 usuarios, quienes ingresaron a Extroversia durante un mes sus relatos breves sobre sus propias experiencias de viaje en Colombia. El jurado calificador seleccionó las 10 mejores que cumplían los requisitos de creatividad narrativa, originalidad de la historia y buena redacción.

El requisito de buena redacción no se cumplió en la mayoría de las historias, pues según el jurado calificador "predominaron errores de ortografía, de sintaxis, de redundancia y frases confusas".

El concurso Conoce Colombia es el tercero que publica el subportal de cultura y entretenimiento  Extroversia, de Universia Colombia. Anteriormente había realizado los de cuento corto y fotografía.



Primer lugar: Perdidos en pasto
Autor: Julio Gualdrón

Con la magia del carnaval de blancos y negros, y el cumpleaños de mi hermana el 4 de enero, este cuento comenzó.

Llegó la familia Castañeda, y también la familia Gualdrón, preparada pa' rumbear y vivir esta pasión. Con amigos de la tierra empezó la gran función. En la casa de Mauricio celebramos el cumpleaños, con Cuy, frito y otros deliciosos platos.

¡Qué el trago de bienvenida! ¡El trago por el ausente! ¡El trago por la amistad! ¡Y por quien está presente! Así entre uno y otro, nos fuimos compenetrando, y al compás de mi reloj, nos fuimos alborotando. Salimos hacia una finca con harina hasta la crisma, y mientras anochecía, el conductor se perdía. Y por esto nos tocó acampar, en el primer sitio que nos deparó el azar.

A la mañana siguiente, el conductor se ubicó, llevándonos a Pasto, y gritando a viva voz:

¡El día de negros!
¡El día de blancos!
El día de todos: ¡los colombianos!

Segundo lugar: Desnudo, sin dignidad? Pero vivo
Autor: Felipe Rodríguez

En Semana Santa fui al Parque Tayrona. Me acompañaban 10 amigos, 3 carpas, comida y la mejor actitud. El viernes santo fuimos a la "playa nudista?. ?Playa peligrosa. Tenga mucho cuidado? Decía un letrero a la entrada. Después de pasar el día disfrutando de las fuertes olas y de la vista, tomé mi pantaloneta y me fui al mar a quitarle la arena para ponérmela. Si querer la pantaloneta se me soltó de la mano y se alejo de mí, yo traté de nadar detrás de ella pero ya era muy tarde, cuando me di cuenta, estaba muy lejos de la playa, nadé con todas mis fuerzas, pero no fue suficiente, la marea era muy fuerte y me arrastraba a altamar. Los brazos no me daban más y el miedo me invadió. Felipe se lanzó al agua y rápidamente llegó a mi lado, me dio ánimo y con unos pequeños empujones me ayudó a llegar a la playa. Los dos llegamos exhaustos. Los curiosos que ya se encontraban vestidos me vieron salir del agua totalmente cansado, desnudo, con mucho, mucho frío, pero con una larga vida por delante.

Tercer lugar: Un viento raro…? Una lluvia fuerte…? No! Es un huracán!
Autor: Liliana Lucena Bautista

Instalado el fogón cerca de la carpa en el Cabo San Juan de Guía, sentimos un viento loco, las palmeras moviéndose como en las películas con música de suspenso. La carpa, instalada como a 15 metros de la playa estaba asegurada a un trupillo del que habíamos colgado las botas y la aguapanela. Al anochecer comenzó una fuerte lluvia y el viento arreció. Dentro de la carpa yo iba ganando en el juego cuando una ola pegó fuerte en la carpa - Vamos a tener que empacar. - No señora! Sin trampas, siga jugando que voy ganando. - Volvió a pegar otra ola y ahí si salió a ver qué pasaba. -Recoge todo! - De un machetazo cortó la soga y el mar se llevó el trupillo. Arrastramos varios metros la carpa al único lugar en el que no llegaban las altas olas ni el agua de la quebrada que se había desbordado. Al amanecer vimos que el único lugar donde no cayeron palmeras fue donde dormimos y en la ciudad también los árboles se habían caído. El titular del periódico: Huracán destruye malecón de Santa Marta.
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.