text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Inventan un sorbete que ayuda a personas con diabetes tipo II

      
Al adicionar a la bebida láctea, carboximetilcelulosa, un tipo de fibra soluble y viscosa derivada de la celulosa de las plantas, abre la posibilidad de mejorar la respuesta a la glucosa de las personas con diabetes mellitus II y su aplicación como alimento funcional busca generar un efecto hipoglicemiante, incluso en personas sanas.<br/><br/>La responsable de este descubrimiento es la nutricionista Gina Montoya, quien después de nueve meses de trabajo, constató cómo 18 pacientes redujeron en 38,6 puntos los niveles de fructosamina, es decir, intolerancia a la glucosa. <br/><br/>El sorbete hace parte de su investigación para la Especialización en Ciencia y Tecnología de Alimentos; y su efectividad fue probada en 18 voluntarios con diabetes II entre 45 y 65 años, que después de tres semanas de beber diariamente el sorbete presentaron una reducción en los niveles de fructosamina.  <br/><br/>Disminuyeron de 374,8 a 338 puntos, es decir, 36,8, un valor estadísticamente importante, explica Ana Silvia Bermúdez, investigadora del departamento de Química y directora de la tesis. <br/><br/>Para la Federación Colombiana de Diabetología, el sorbete es una innovación alimenticia muy positiva, que no incrementa los costos, por el contrario, facilita el consumo masivo, pues el ideal de los diabetólogos es manejar la enfermedad de la mano con la nutrición. Sin embargo, el doctor Iván Darío Escobar, Secretario General de la Federación manifestó que la institución estaría dispuesta a avalar la bebida láctea, si pasa las evaluaciones del comité técnico.<br/><br/><br/>
Al adicionar a la bebida láctea, carboximetilcelulosa, un tipo de fibra soluble y viscosa derivada de la celulosa de las plantas, abre la posibilidad de mejorar la respuesta a la glucosa de las personas con diabetes mellitus II y su aplicación como alimento funcional busca generar un efecto hipoglicemiante, incluso en personas sanas.

La responsable de este descubrimiento es la nutricionista Gina Montoya, quien después de nueve meses de trabajo, constató cómo 18 pacientes redujeron en 38,6 puntos los niveles de fructosamina, es decir, intolerancia a la glucosa.

El sorbete hace parte de su investigación para la Especialización en Ciencia y Tecnología de Alimentos; y su efectividad fue probada en 18 voluntarios con diabetes II entre 45 y 65 años, que después de tres semanas de beber diariamente el sorbete presentaron una reducción en los niveles de fructosamina. 

"Disminuyeron de 374,8 a 338 puntos, es decir, 36,8, un valor estadísticamente importante", explica Ana Silvia Bermúdez, investigadora del departamento de Química y directora de la tesis.

Para la Federación Colombiana de Diabetología, el sorbete es una innovación alimenticia muy positiva, que no incrementa los costos, por el contrario, facilita el consumo masivo, pues el ideal de los diabetólogos es manejar la enfermedad de la mano con la nutrición. Sin embargo, el doctor Iván Darío Escobar, Secretario General de la Federación manifestó que la institución estaría dispuesta a avalar la bebida láctea, si pasa las evaluaciones del comité técnico.


  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.