text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Los Andes, en red con el Cern

      
Cuando el universo nació, hace 3.000 millones de años, era del tamaño de una naranja. En 2008, investigadores uniandinos, junto a cerca de 4.000 físicos de 28 países, podrán reproducir las condiciones en ese momento y así responder diferentes preguntas sobre el origen del universo.<br/><br/> El milagro será posible en el laboratorio Cern con el LHC (Large Hadron Collider), un acelerador de partículas que será como un poderoso microscopio que permitirá entrar en las intimidades de la materia y será diez veces más potente que Tevatron, el acelerador de partículas que tiene el FermiLab, en Illinois (Estados Unidos) y que es el más potente del mundo actualmente.<br/><br/> Con la visita del físico John Ellis, consejero del Director para países no miembros del Laboratorio Cern, realizada a Los Andes, se ajustaron los detalles de un acuerdo que le permitirá al Grupo de Física de Altas Energías de Uniandes participar en el proyecto HELEN (High Energy Physics Latin American - European Network), una red euro americana de física de altas energías.<br/><br/> El Cern, el mismo centro que ha recibido el Premio Nobel en dos oportunidades para tres de sus investigadores, estrechó las relaciones con cuatro universidades colombianas, entre ellas Los Andes que, según Ellis, se destaca por ser la única en el país que, además de plantear teorías, experimenta en física de altas energías.<br/><br/> De esta forma, el Grupo de Física de Altas Energías de Los Andes empieza a participar con otras 38 instituciones de Europa y América Latina en el mayor proyecto de la historia de la física de partículas elementales. Aunque el Grupo mantiene la activa participación en el FermiLab, con la colaboración en el experimento D-Cero (que descubrió el quarktop en 1995), ampliará ahora su actividad al trabajar en lo que será el mayor acelerador de la segunda década del siglo XXI.<br/><br/> Del Grupo de Física de Altas Energías de la Universidad de los Andes participan los profesores Carlos Ávila, Juan Carlos Sanabria y Bernardo Gómez, actual director del Departamento de Física. La primera etapa del Proyecto Helen dura tres años y se inició en agosto de 2005.<br/><br/> El Grupo recibirá el soporte financiero requerido para el sostenimiento en el Laboratorio Cern de dos estudiantes de doctorado que participarán en uno de los experimentos del LHC (un estudiante para el primer año, dos estudiantes para el segundo y tercer año), además de un apoyo para visitas cortas de profesores al Cern.<br/><br/><br/><br/><br/><span style=font-weight: bold;> La importancia del Cern<br/><br/></span> La sigla CERN viene de Centro Europeo para la Investigación Nuclear. Fundado en 1954 en Ginebra (Suiza) por 12 países europeos, el Cern es actualmente un modelo de colaboración científica internacional y uno de los centros de investigación más importantes en el mundo.<br/><br/> Hoy cuenta con 20 estados miembros, los cuales comparten el financiamiento y toma de decisiones en la organización. Aparte de los científicos de los estados miembros, científicos de 220 institutos y universidades de 28 países no miembros utilizan sus instalaciones.<br/><br/> El primer gran éxito científico del Cern se produjo en 1984 cuando Carlo Rubbia y Simón Van der Meer obtuvieron el Premio Nobel de Física por el descubrimiento de los bosones W y Z. En 1992, el honor recayó en Georges Charpak por la invención y el desarrollo de detectores de partículas, en particular la cámara proporcional multihilo-, una clase muy relevante de detector de partículas. Desde 1990 este organismo alcanzó fama mundial entre el público por la creación de la World Wide Web en manos de Tim<span style=font-weight: bold;> </span>Berners-Lee.<br/><br/> Así mismo, el Cern también ha desarrollado bibliotecas matemáticas (Cernilib) empleadas durante años en la mayoría de centros científicos y también sistemas de almacenamiento masivo, detectores de gran precisión e imanes superconductores de gran uniformidad sobre decenas de metros.<br/><span style=font-weight: bold;><br/> ¿Qué es el LHC?<br/><br/></span> A partir de 2008 entrará en operación el LHC, un anillo superconductor de 27 kilómetros de circunferencia donde se acelerarán rayos de protones para colisionar frontalmente con una energía 10 veces mayor que las máximas energías de la actualidad. Según los expertos esto significa que se ampliará el conocimiento sobre las leyes más fundamentales de la naturaleza. Desde ya se trabaja en el diseño de los nuevos experimentos del Cern para el LHC en colaboraciones internacionales, que llegarán a tener cerca de mil físicos activos cada uno.<br/><br/> Con el LHC se operará a mayor energía y luminosidad que con el Tevatron, el acelerador de partículas del FermiLab (se producirán más colisiones por segundo) y se espera que este incremento permita descubrir el escurridizo bosón de higgs y comprobar o desechar teorías sobre partículas como las teorías supersimétricas que intentan explicar en un modelo que la materia y el espacio-tiempo se entretejen de una manera muy profunda a escala infinitesimal.<br/><br/><span style=font-weight: bold;> La física de partículas <br/><br/></span> La física de partículas o física de altas energías estudia los componentes elementales de la materia y las interacciones entre ellos. Las partículas fundamentales se subdividen en bosones (partículas de espín entero) y fermiones (partículas de espín semientero que incluyen a los bien conocidos protón, neutrón y electrón). Las fuerzas fundamentales de la naturaleza son transmitidas por estos bosones.<br/><br/> Por su parte, las interacciones o fuerzas fundamentales son cuatro: Electromagnética, Nuclear débil, Nuclear fuerte y Gravitación. Algunas teorías fundamentales predicen la existencia de otros bosones más pesados como el bosón de Higgs (partícula responsable de dotar de masa al resto de bosones y fermiones) que aún no ha sido encontrado pero sí se ha establecido un límite inferior a su masa.<br/><br/><span style=font-weight: bold;></span><span style=font-weight: bold;>El aporte del Grupo de Física de Altas Energías<br/><br/></span> El grupo de Física Experimental de Altas Energías participa activamente desde 1988 en experimentos con el acelerador colisionador de más altas energías del mundo, el Tevatron del FermiLab de Estados Unidos. Desde 1991, el grupo ha participado en este laboratorio en los experimentos de colisiones protón-antiprotón y en el experimento D-Cero, como miembro oficial de esta colaboración internacional, codescubridora del quark top en 1995.<br/><br/> El Grupo también trabaja en hardware, instrumentación, detectores y electrónica del experimento D-Cero, tanto en el laboratorio FermiLab, como en la Universidad de los Andes. En el laboratorio de altas energías del Departamento de Física, ubicado en Bogotá, se trabaja para mejorar las futuras posibilidades en física de partículas sin aceleradores y en aplicaciones en otras áreas relacionadas, tales como electrónica rápida y detectores para astrofísica, biología y medicina.<br/><br/> El Departamento cuenta además con convenios de cooperación con la Universidad de Rochester y con la Universidad Estatal de Michigan en Estados Unidos, ambas universidades miembros de la colaboración D-Cero, convenios que contribuyen al desarrollo del programa de doctorado, del cual la física experimental de altas energías es una de sus líneas de investigación.<br/><br/><br/>
Cuando el universo nació, hace 3.000 millones de años, era del tamaño de una naranja. En 2008, investigadores uniandinos, junto a cerca de 4.000 físicos de 28 países, podrán reproducir las condiciones en ese momento y así responder diferentes preguntas sobre el origen del universo.

El "milagro" será posible en el laboratorio Cern con el LHC (Large Hadron Collider), un acelerador de partículas que será como un poderoso microscopio que permitirá entrar en las intimidades de la materia y será diez veces más potente que Tevatron, el acelerador de partículas que tiene el FermiLab, en Illinois (Estados Unidos) y que es el más potente del mundo actualmente.

Con la visita del físico John Ellis, consejero del Director para países no miembros del Laboratorio Cern, realizada a Los Andes, se ajustaron los detalles de un acuerdo que le permitirá al Grupo de Física de Altas Energías de Uniandes participar en el proyecto HELEN (High Energy Physics Latin American - European Network), una red euro americana de física de altas energías.

El Cern, el mismo centro que ha recibido el Premio Nobel en dos oportunidades para tres de sus investigadores, estrechó las relaciones con cuatro universidades colombianas, entre ellas Los Andes que, según Ellis, se destaca por ser la única en el país que, además de plantear teorías, experimenta en física de altas energías.

De esta forma, el Grupo de Física de Altas Energías de Los Andes empieza a participar con otras 38 instituciones de Europa y América Latina en el mayor proyecto de la historia de la física de partículas elementales. Aunque el Grupo mantiene la activa participación en el FermiLab, con la colaboración en el experimento D-Cero (que descubrió el quarktop en 1995), ampliará ahora su actividad al trabajar en lo que será el mayor acelerador de la segunda década del siglo XXI.

Del Grupo de Física de Altas Energías de la Universidad de los Andes participan los profesores Carlos Ávila, Juan Carlos Sanabria y Bernardo Gómez, actual director del Departamento de Física. La primera etapa del Proyecto Helen dura tres años y se inició en agosto de 2005.

El Grupo recibirá el soporte financiero requerido para el sostenimiento en el Laboratorio Cern de dos estudiantes de doctorado que participarán en uno de los experimentos del LHC (un estudiante para el primer año, dos estudiantes para el segundo y tercer año), además de un apoyo para visitas cortas de profesores al Cern.




La importancia del Cern

La sigla CERN viene de Centro Europeo para la Investigación Nuclear. Fundado en 1954 en Ginebra (Suiza) por 12 países europeos, el Cern es actualmente un modelo de colaboración científica internacional y uno de los centros de investigación más importantes en el mundo.

Hoy cuenta con 20 estados miembros, los cuales comparten el financiamiento y toma de decisiones en la organización. Aparte de los científicos de los estados miembros, científicos de 220 institutos y universidades de 28 países no miembros utilizan sus instalaciones.

El primer gran éxito científico del Cern se produjo en 1984 cuando Carlo Rubbia y Simón Van der Meer obtuvieron el Premio Nobel de Física por el descubrimiento de los bosones W y Z. En 1992, el honor recayó en Georges Charpak "por la invención y el desarrollo de detectores de partículas, en particular la cámara proporcional multihilo-, una clase muy relevante de detector de partículas. Desde 1990 este organismo alcanzó fama mundial entre el público por la creación de la World Wide Web en manos de Tim Berners-Lee.

Así mismo, el Cern también ha desarrollado bibliotecas matemáticas (Cernilib) empleadas durante años en la mayoría de centros científicos y también sistemas de almacenamiento masivo, detectores de gran precisión e imanes superconductores de gran uniformidad sobre decenas de metros.

¿Qué es el LHC?

A partir de 2008 entrará en operación el LHC, un anillo superconductor de 27 kilómetros de circunferencia donde se acelerarán rayos de protones para colisionar frontalmente con una energía 10 veces mayor que las máximas energías de la actualidad. Según los expertos esto significa que se ampliará el conocimiento sobre las leyes más fundamentales de la naturaleza. Desde ya se trabaja en el diseño de los nuevos experimentos del Cern para el LHC en colaboraciones internacionales, que llegarán a tener cerca de mil físicos activos cada uno.

Con el LHC se operará a mayor energía y luminosidad que con el Tevatron, el acelerador de partículas del FermiLab (se producirán más colisiones por segundo) y se espera que este incremento permita descubrir el escurridizo bosón de higgs y comprobar o desechar teorías sobre partículas como las teorías supersimétricas que intentan explicar en un modelo que la materia y el espacio-tiempo se entretejen de una manera muy profunda a escala infinitesimal.

La física de partículas

La física de partículas o física de altas energías estudia los componentes elementales de la materia y las interacciones entre ellos. Las partículas fundamentales se subdividen en bosones (partículas de espín entero) y fermiones (partículas de espín semientero que incluyen a los bien conocidos protón, neutrón y electrón). Las fuerzas fundamentales de la naturaleza son transmitidas por estos bosones.

Por su parte, las interacciones o fuerzas fundamentales son cuatro: Electromagnética, Nuclear débil, Nuclear fuerte y Gravitación. Algunas teorías fundamentales predicen la existencia de otros bosones más pesados como el bosón de Higgs (partícula responsable de dotar de masa al resto de bosones y fermiones) que aún no ha sido encontrado pero sí se ha establecido un límite inferior a su masa.

El aporte del Grupo de Física de Altas Energías

El grupo de Física Experimental de Altas Energías participa activamente desde 1988 en experimentos con el acelerador colisionador de más altas energías del mundo, el Tevatron del FermiLab de Estados Unidos. Desde 1991, el grupo ha participado en este laboratorio en los experimentos de colisiones protón-antiprotón y en el experimento D-Cero, como miembro oficial de esta colaboración internacional, codescubridora del quark top en 1995.

El Grupo también trabaja en hardware, instrumentación, detectores y electrónica del experimento D-Cero, tanto en el laboratorio FermiLab, como en la Universidad de los Andes. En el laboratorio de altas energías del Departamento de Física, ubicado en Bogotá, se trabaja para mejorar las futuras posibilidades en física de partículas sin aceleradores y en aplicaciones en otras áreas relacionadas, tales como electrónica rápida y detectores para astrofísica, biología y medicina.

El Departamento cuenta además con convenios de cooperación con la Universidad de Rochester y con la Universidad Estatal de Michigan en Estados Unidos, ambas universidades miembros de la colaboración D-Cero, convenios que contribuyen al desarrollo del programa de doctorado, del cual la física experimental de altas energías es una de sus líneas de investigación.


  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.