text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Velitas y Faroles

      
Para los católicos y los no tanto, el 8 de diciembre, día de la inmaculada concepción, marca el inicio de la temporada navideña, que culmina el 6 de enero con la fiesta de los reyes magos.<br/><br/> En nuestro país, la tradición es celebrada de diversas formas. En ciudades como Barranquilla, al calor del licor, la música y el baile, la fiesta inicia desde el 7 en la noche y al llegar la madrugada del 8, entre las 3:00 y 4:30 am, las personas en los frentes de sus casas van colocando faroles de colores iluminados con velas que arden hasta el amanecer. <br/><br/> En ciudades como Cartagena, los faroles son colocados desde el mismo 7 en la noche y arden hasta el 8 en la madrugada y en Sincelejo, la virgen se alumbra en dos ocasiones, el 7 y el 8 de diciembre desde las 6:00 ó 6:30 p.m.<br/><br/> En Bucaramanga, Cali, Ibagué y otras ciudades, la fiesta se conmemora el 7 de diciembre. Desde las 7:00 pm, se encienden las velas y faroles y se colocan en los andenes o en las ventanas, ardiendo hasta entrada la medianoche, mientras que las personas se reúnen en sus casas y los niños juegan en las calles.<br/><br/> En veredas del Cauca, como Caldono, Mondomo o Silvia, en el amanecer del 8, también ondean banderas blancas para simbolizar el paso de la virgen por los hogares. En Quimbaya, municipio del Quindío, se cierran las calles para los vehículos y se adorna el pueblo con obras de arte hechas con solo velas.<br/><br/> Sea como cada ciudad y pueblo del país celebre esta fiesta, es innegable el hermoso espectáculo en que cada una se convierte alumbrada sólo por velas y faroles y usualmente acompañada por la infaltable pólvora.<br/><br/><br/><br/><br/><span style=font-weight: bold;>¿Cómo surgió esta celebración?</span><br/><br/> Nestorio, obispo de Constantinopla (años 248-431), no estaba de acuerdo con que a María se le endilgara el título de Madre de Dios, sólo el de Madre de Cristo. Esta apreciación no la compartían miles de fervientes cristianos ni altos jerarcas de la Iglesia. <br/><br/> Fue en el Concilio de Efeso, celebrado en el año 431 donde el Papa San Clementino definió el dogma de la Inmaculada Concepción, que quiere decir, que María fue concebida sin mancha de pecado original. <br/><br/> Al conocerse la noticia, la gente salió con velas y antorchas a gritar por las calles para celebrar. Desde ese entonces, la fiesta del alumbrado se fue extendiendo a todo el mundo. <br/><br/> Fue el 8 de diciembre de 1854 cuando el Sumo Pontífice, Pío IX, después de recibir peticiones de todos los obispos y universidades católicas de todo el mundo, se reunió en la Basílica de San Pedro con más de 200 prelados, cardenales, arzobispos, obispos, y en medio de una emoción general declaró solemnemente "que la doctrina que dice que María fue concebida sin pecado original, es doctrina revelada por Dios y que a todos obliga a creerla como dogma de fe". <br/><br/> En ese momento repicaron las campanas de las 300 torres de Roma. Palomas mensajeras salieron en todas las direcciones llevando la gran noticia, y en los 400.000 templos católicos del mundo se celebraron grandes fiestas. <br/><br/> La costumbre de homenajear a la Inmaculada Concepción la trajeron a América Latina los sacerdotes franciscanos hace 500 años. En Brasil por ejemplo, esta es una de las fiestas religiosas más importantes. Sin embargo, en Colombia es donde más se ha preservado la tradición se encender velas que alumbran los faroles entre el 7 y el 8 de diciembre.<br/><br/><font size=1><br/>* Con información de Feliz Navidad Msn Groups y Tolired.com <br/><br/></font><br/>
Para los católicos y los no tanto, el 8 de diciembre, día de la inmaculada concepción, marca el inicio de la temporada navideña, que culmina el 6 de enero con la fiesta de los reyes magos.

En nuestro país, la tradición es celebrada de diversas formas. En ciudades como Barranquilla, al calor del licor, la música y el baile, la fiesta inicia desde el 7 en la noche y al llegar la madrugada del 8, entre las 3:00 y 4:30 am, las personas en los frentes de sus casas van colocando faroles de colores iluminados con velas que arden hasta el amanecer.

En ciudades como Cartagena, los faroles son colocados desde el mismo 7 en la noche y arden hasta el 8 en la madrugada y en Sincelejo, la virgen se alumbra en dos ocasiones, el 7 y el 8 de diciembre desde las 6:00 ó 6:30 p.m.

En Bucaramanga, Cali, Ibagué y otras ciudades, la fiesta se conmemora el 7 de diciembre. Desde las 7:00 pm, se encienden las velas y faroles y se colocan en los andenes o en las ventanas, ardiendo hasta entrada la medianoche, mientras que las personas se reúnen en sus casas y los niños juegan en las calles.

En veredas del Cauca, como Caldono, Mondomo o Silvia, en el amanecer del 8, también ondean banderas blancas para simbolizar el paso de la virgen por los hogares. En Quimbaya, municipio del Quindío, se cierran las calles para los vehículos y se adorna el pueblo con obras de arte hechas con solo velas.

Sea como cada ciudad y pueblo del país celebre esta fiesta, es innegable el hermoso espectáculo en que cada una se convierte alumbrada sólo por velas y faroles y usualmente acompañada por la infaltable pólvora.




¿Cómo surgió esta celebración?

Nestorio, obispo de Constantinopla (años 248-431), no estaba de acuerdo con que a María se le endilgara el título de Madre de Dios, sólo el de Madre de Cristo. Esta apreciación no la compartían miles de fervientes cristianos ni altos jerarcas de la Iglesia.

Fue en el Concilio de Efeso, celebrado en el año 431 donde el Papa San Clementino definió el dogma de la Inmaculada Concepción, que quiere decir, que María fue concebida sin mancha de pecado original.

Al conocerse la noticia, la gente salió con velas y antorchas a gritar por las calles para celebrar. Desde ese entonces, la fiesta del alumbrado se fue extendiendo a todo el mundo.

Fue el 8 de diciembre de 1854 cuando el Sumo Pontífice, Pío IX, después de recibir peticiones de todos los obispos y universidades católicas de todo el mundo, se reunió en la Basílica de San Pedro con más de 200 prelados, cardenales, arzobispos, obispos, y en medio de una emoción general declaró solemnemente "que la doctrina que dice que María fue concebida sin pecado original, es doctrina revelada por Dios y que a todos obliga a creerla como dogma de fe".

En ese momento repicaron las campanas de las 300 torres de Roma. Palomas mensajeras salieron en todas las direcciones llevando la gran noticia, y en los 400.000 templos católicos del mundo se celebraron grandes fiestas.

La costumbre de homenajear a la Inmaculada Concepción la trajeron a América Latina los sacerdotes franciscanos hace 500 años. En Brasil por ejemplo, esta es una de las fiestas religiosas más importantes. Sin embargo, en Colombia es donde más se ha preservado la tradición se encender velas que alumbran los faroles entre el 7 y el 8 de diciembre.


* Con información de Feliz Navidad Msn Groups y Tolired.com


  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.