text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

La talla de santos, tradición navideña en Puerto Rico

      
<i>Brenda I. Peña López<br/> Redacción Universia Puerto Rico</i><br/><br/> Los tonos del cuatro, la guitarra, el güiro y las maracas se conjugan en cada esquina para recordarnos la alegría que caracteriza nuestra música típica; los sabores de nuestra montaña resurgen en los platos puertorriqueños más populares y el producto de nuestras manos artesanas se exhibe aún con mayor orgullo. <br/><br/> Tal es el caso de la talla de santos de madera, que para los boricuas representa una de las manifestaciones artesanales más representativa de nuestra cultura. <br/><br/> Considerada por los historiadores como una de las costumbres más arraigadas del pueblo puertorriqueño, la talla de santos -que comenzó a practicarse en el siglo 16- exalta no sólo los valores de la artesanía local, sino también los valores religiosos basados en la creencia cristiana. <br/><br/> Esta noble tradición, que continúa desarrollándose como la artesanía de mayor popularidad, se destaca particularmente por iconografías que responden a la imagen de los tres reyes magos, la Virgen en todas sus manifestaciones-, las Tres Marías, la Santísima Trinidad, el ánima sola, y santos como San Antonio de Padua, San José, San Blás y Santa Bárbara, entre otros. Estas piezas, generalmente de 8 a 20 pulgadas de tamaño, son talladas en madera sólida. <br/><br/> De acuerdo con los historiadores originalmente los santitos fueron tallados para los altares que se tenían en las casas pero como las figuras importadas eran costosas, empezaron a tallarlas ellos mismos utilizando la madera local. <br/><br/> Eventualmente los coleccionistas de artesanía se empezaron a interesar por ellos por su valor artístico. Estas primeras figuras tenían un estilo barroco, por la influencia española. No obstante, poco a poco, los artesanos estamparon su propia identidad en las obras. <br/><br/> Informe completo en Universia Puerto Rico: <b>https://www.universia.pr/portada/actualidad/noticia_actualidad.jsp?noticia=32820</b>
Brenda I. Peña López
Redacción Universia Puerto Rico


Los tonos del cuatro, la guitarra, el güiro y las maracas se conjugan en cada esquina para recordarnos la alegría que caracteriza nuestra música típica; los sabores de nuestra montaña resurgen en los platos puertorriqueños más populares y el producto de nuestras manos artesanas se exhibe aún con mayor orgullo.

Tal es el caso de la talla de santos de madera, que para los boricuas representa una de las manifestaciones artesanales más representativa de nuestra cultura.

Considerada por los historiadores como una de las costumbres más arraigadas del pueblo puertorriqueño, la talla de santos -que comenzó a practicarse en el siglo 16- exalta no sólo los valores de la artesanía local, sino también los valores religiosos basados en la creencia cristiana.

Esta noble tradición, que continúa desarrollándose como la artesanía de mayor popularidad, se destaca particularmente por iconografías que responden a la imagen de los tres reyes magos, la Virgen en todas sus manifestaciones-, las Tres Marías, la Santísima Trinidad, el ánima sola, y santos como San Antonio de Padua, San José, San Blás y Santa Bárbara, entre otros. Estas piezas, generalmente de 8 a 20 pulgadas de tamaño, son talladas en madera sólida.

De acuerdo con los historiadores originalmente los santitos fueron tallados para los altares que se tenían en las casas pero como las figuras importadas eran costosas, empezaron a tallarlas ellos mismos utilizando la madera local.

Eventualmente los coleccionistas de artesanía se empezaron a interesar por ellos por su valor artístico. Estas primeras figuras tenían un estilo barroco, por la influencia española. No obstante, poco a poco, los artesanos estamparon su propia identidad en las obras.

Informe completo en Universia Puerto Rico: https://www.universia.pr/portada/actualidad/noticia_actualidad.jsp?noticia=32820
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.