text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

La importancia del saber sociológico

      
La oficina del profesor Hésper Eduardo Pérez en el Edificio de Sociología de la UN es modesta. Franco contraste con la riqueza de su discurso, un sesudo tejido de ideas que permite al interlocutor situarse en la ruta recorrida por los grandes pensadores que han nutrido la teoría sociológica en el mundo; especialmente, Carlos Marx y Max Weber.<br/><br/> Pérez es fundamentalmente un docente comprometido con el saber de una disciplina cuya historia en el país está indisolublemente ligada a la Universidad Nacional, como quiera que sus aulas albergaron a las primeras promociones de sociólogos formados en Colombia, luego de la fundación del Departamento de Sociología en 1959, cuando un grupo de importantes intelectuales colaboró con Orlando Fals Borda y Camilo Torres a la profundización de la disciplina.<br/><br/> De aquella época Pérez recuerda, especialmente, las informales relaciones que mantenían los estudiantes con sus maestros: algo heterodoxas, si se comparan con las que mantenían los estudiantes de otras facultades. Estas relaciones eran más cercanas y directas. De otro lado, en la entonces Facultad de Sociología existía un cierto ánimo de inconformidad y, usualmente cuando había alguna protesta, los profesores actuaban de acuerdo con los alumnos-.<br/><br/> Hoy el profesor Pérez percibe estudiantes menos militantes en cuanto a sus posiciones políticas, aunque activos y con la intención de dar respuesta a los múltiples interrogantes que plantea la sociedad. En esta medida, reflexiona que el papel del sociólogo en su práctica profesional, en especial el de la UN, debe situarse en la esfera de un compromiso irrestricto con el país y proveer conocimiento científico sobre la realidad nacional.<br/><br/> Así mismo, destaca que existen variados objetos de estudio para un sociólogo, por ejemplo, fenómenos urbanos como las pandillas o las barras bravas, explicar qué motiva a los individuos a unirse a estas organizaciones y cómo están estructuradas o evaluar el impacto que sobre una población puede tener la eventual realización de un proyecto que altere su hábitat, por ejemplo, la construcción de una represa-.<br/><br/><br/><br/><span style=font-weight: bold;> ¿Sociología sin historia?<br/><br/></span> Para este sociólogo el estudio de su disciplina no se puede desligar del de la historia. Esta es una de las razones para considerar pertinente la enseñanza de los clásicos como Marx y Weber, cuyas teorías proveen métodos fértiles para la investigación sociológica-.<br/><br/> De igual forma, su permanente interés por estar al tanto de las diversas corrientes sociológicas que han tomado forma en el fluido río de la historia de esta ciencia, lo condujo a dirigir el primer curso formal sobre la obra de Emile Durkheim en la Nacional en 1970.<br/><br/> El estudio sistemático de los trabajos del sociólogo francés contribuyó de manera decisiva a abordar diversas temáticas en torno a la función social que atañen al quehacer sociológico. Así, han sido varios los egresados que han realizado sus trabajos de grado apoyándose en el pensamiento de Durkheim.<br/><br/> Pérez también se ha interesado en el estudio y divulgación de la obra de un notable de la sociología actual: Norbert Elías. A propósito del pensamiento del autor de El proceso de la civilización, Pérez organizó en su Departamento un seminario de profesores que permitió discutir los aportes que a las ciencias sociales hizo el sociólogo alemán, descubierto tardíamente en la década de 1970, ya que lo fundamental de su obra fue escrito en los años treinta-, según comentó el docente. Actualmente, dirige un seminario sobre Elías en el posgrado en sociología. De ese seminario quedó la publicación de un libro: Norbert Elías, un sociólogo contemporáneo, que se suma a otros libros publicados y más de 30 artículos en los que Hésper Eduardo Pérez plantea sus ideas sobre los más diversos temas que comprenden sus principales líneas de estudio, a saber: la sociología política, la teoría sociológica y la sociología latinoamericana.<br/><br/> En el último ámbito, el profesor Pérez ha trabajado en el Centro de Estudios Sociales (CES) de la Facultad de Ciencias Humanas en la consolidación del Grupo de Estudios Latinoamericanos. Recientemente, terminó de escribir un libro, próximo a publicarse, que tituló El tránsito hacia el Estado Nacional en América Latina en el Siglo XIX. Argentina, México y Colombia.<br/><br/> Así mismo, su empeño por enfatizar en el proceso formativo de los estudiantes de sociología le permite a Pérez reflexionar sobre las políticas que en esta materia ha adoptado recientemente la Universidad. Acerca de estas piensa que es importante y válido tener profesores con doctorados, pero deben ser escogidos según las líneas de desarrollo de los Departamentos y teniendo en cuenta el proceso pedagógico de los estudiantes de la carrera-.<br/><br/> Cinéfilo consumado y lector asiduo de Herman Hesse, Franz Kafka, Faulkner y del sudafricano James Coetzee, Hésper Eduardo Pérez se declara ante todo docente, con su oficina abierta a los estudiantes y con la convicción de que su labor profesoral, iniciada en 1969, le permitirá sumar a las nuevas generaciones de sociólogos los elementos necesarios para ayudar a los colombianos a comprender el devenir de su sociedad.<br/><br/><br/>
La oficina del profesor Hésper Eduardo Pérez en el Edificio de Sociología de la UN es modesta. Franco contraste con la riqueza de su discurso, un sesudo tejido de ideas que permite al interlocutor situarse en la ruta recorrida por los grandes pensadores que han nutrido la teoría sociológica en el mundo; especialmente, Carlos Marx y Max Weber.

Pérez es fundamentalmente un docente comprometido con el saber de una disciplina cuya historia en el país está indisolublemente ligada a la Universidad Nacional, como quiera que sus aulas albergaron a las primeras promociones de sociólogos formados en Colombia, luego de la fundación del Departamento de Sociología en 1959, cuando un grupo de importantes intelectuales colaboró con Orlando Fals Borda y Camilo Torres a la profundización de la disciplina.

De aquella época Pérez recuerda, especialmente, las informales relaciones que mantenían los estudiantes con sus maestros: "algo heterodoxas, si se comparan con las que mantenían los estudiantes de otras facultades. Estas relaciones eran más cercanas y directas. De otro lado, en la entonces Facultad de Sociología existía un cierto ánimo de inconformidad y, usualmente cuando había alguna protesta, los profesores actuaban de acuerdo con los alumnos-.

Hoy el profesor Pérez percibe estudiantes menos militantes en cuanto a sus posiciones políticas, aunque activos y con la intención de dar respuesta a los múltiples interrogantes que plantea la sociedad. En esta medida, reflexiona que el papel del sociólogo en su práctica profesional, en especial el de la UN, debe situarse en la esfera de un compromiso irrestricto con el país y proveer conocimiento científico sobre la realidad nacional.

Así mismo, destaca que existen variados objetos de estudio para un sociólogo, "por ejemplo, fenómenos urbanos como las pandillas o las barras bravas, explicar qué motiva a los individuos a unirse a estas organizaciones y cómo están estructuradas o evaluar el impacto que sobre una población puede tener la eventual realización de un proyecto que altere su hábitat, por ejemplo, la construcción de una represa-.



¿Sociología sin historia?

Para este sociólogo el estudio de su disciplina no se puede desligar del de la historia. Esta es una de las razones para considerar pertinente la enseñanza de los clásicos como Marx y Weber, cuyas teorías "proveen métodos fértiles para la investigación sociológica-.

De igual forma, su permanente interés por estar al tanto de las diversas corrientes sociológicas que han tomado forma en el fluido río de la historia de esta ciencia, lo condujo a dirigir el primer curso formal sobre la obra de Emile Durkheim en la Nacional en 1970.

El estudio sistemático de los trabajos del sociólogo francés contribuyó de manera decisiva a abordar diversas temáticas en torno a la función social que atañen al quehacer sociológico. Así, han sido varios los egresados que han realizado sus trabajos de grado apoyándose en el pensamiento de Durkheim.

Pérez también se ha interesado en el estudio y divulgación de la obra de un notable de la sociología actual: Norbert Elías. A propósito del pensamiento del autor de "El proceso de la civilización", Pérez organizó en su Departamento un seminario de profesores que permitió discutir los aportes que a las ciencias sociales hizo el sociólogo alemán, "descubierto tardíamente en la década de 1970, ya que lo fundamental de su obra fue escrito en los años treinta-, según comentó el docente. Actualmente, dirige un seminario sobre Elías en el posgrado en sociología. De ese seminario quedó la publicación de un libro: "Norbert Elías, un sociólogo contemporáneo", que se suma a otros libros publicados y más de 30 artículos en los que Hésper Eduardo Pérez plantea sus ideas sobre los más diversos temas que comprenden sus principales líneas de estudio, a saber: la sociología política, la teoría sociológica y la sociología latinoamericana.

En el último ámbito, el profesor Pérez ha trabajado en el Centro de Estudios Sociales (CES) de la Facultad de Ciencias Humanas en la consolidación del Grupo de Estudios Latinoamericanos. Recientemente, terminó de escribir un libro, próximo a publicarse, que tituló El tránsito hacia el Estado Nacional en América Latina en el Siglo XIX. Argentina, México y Colombia.

Así mismo, su empeño por enfatizar en el proceso formativo de los estudiantes de sociología le permite a Pérez reflexionar sobre las políticas que en esta materia ha adoptado recientemente la Universidad. Acerca de estas piensa que es "importante y válido tener profesores con doctorados, pero deben ser escogidos según las líneas de desarrollo de los Departamentos y teniendo en cuenta el proceso pedagógico de los estudiantes de la carrera-.

Cinéfilo consumado y lector asiduo de Herman Hesse, Franz Kafka, Faulkner y del sudafricano James Coetzee, Hésper Eduardo Pérez se declara ante todo docente, con su oficina abierta a los estudiantes y con la convicción de que su labor profesoral, iniciada en 1969, le permitirá sumar a las nuevas generaciones de sociólogos los elementos necesarios para ayudar a los colombianos a comprender el devenir de su sociedad.


  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.