text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

En la Universidad del Rosario se analizó convenio de doble imposición entre España y Colombia

      
Los expertos españoles César García y Manuel Lucas estuvieron en Colombia, invitados por la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad del Rosario y Legis, con el apoyo de la Facultad de Educación Continuada, quienes intervinieron en el Seminario de Derecho Tributario Internacional y analizaron, entre otros temas, el convenio celebrado entre Colombia y España. España ha tenido un proceso de salida al exterior de las empresas muy importante. Éramos un país receptor de inversión hasta finales de los 80 y hoy somos un país claramente exportador de inversión y el primer inversionista en Latinoamérica, dijo César García. <br/><br/> Es lógico que el sistema tributario español haya respondido a esto con una serie de medidas que incentivan la exportación de capitales para beneficiar a las empresas que invierten en el extranjero. García explicó que la inversión extranjera requiere seguridad jurídica, lo que no significa la congelación del ordenamiento, ni de las condiciones en las que se ha hecho la inversión. <br/><br/> Esa seguridad, desde el punto de vista tributario, es difícil de lograr porque los distintos estados tienen políticas tributarias y absoluta soberanía para modificarlas cuando lo consideren oportuno. El convenio de doble imposición entre España y Colombia es un instrumento básico y esencial para la estabilidad y la seguridad de los inversionistas. Espero que en el futuro Colombia cuente con una red de convenios. Hasta ahora era un país extraño pues no tenía convenios de doble imposición, lo que es una anomalía a nivel internacional ya que un país no puede sobrevivir sin convenios, agregó García.<br/><br/> El experto explicó que el convenio en algunos aspectos supone una pérdida de recaudación para Colombia y si queremos también una pérdida de soberanía. Un convenio siempre es una auto limitación de soberanía que hace un estado voluntariamente, pero en el plano internacional no podemos pensar que un estado haga de la soberanía un elemento para encerrarse dentro de sí mismo. Creo que este convenio debe ser el primero de una serie de red de convenios, en los que Colombia debe intentar negociar, dependiendo de sus intereses. <br/><br/> Para Manuel Lucas el convenio implicará una mayor inversión en Colombia, supondrá más empleo para los colombianos e incrementará la recaudación. <br/><b><br/></b><b><br/>Colombia más cerca de Europa</b><br/><br/> Para César García los problemas de Colombia en los últimos años son evidentes: la violencia y la debilidad del Estado frente al crimen organizado han afectado la imagen internacional de Colombia. Sin embargo, la situación se ha estabilizado y los indicadores económicos son muy buenos. Colombia es para España uno de los países que suscita más confianza para el inversionista extranjero, obviamente al lado de Chile y Brasil, y esto lo debe aprovechar. <br/><br/> Creo que el sistema tributario colombiano, si lo comparamos con otros países latinoamericanos, es el más parecido al sistema europeo. Es un país que no plantea las tensiones territoriales, que existen en otras naciones, entre ellas España, y en ese sentido la modernización no exige una gran revolución tributaria. Probablemente habría que actuar en el plano de la parafiscalidad, ya que hay demasiadas figuras parafiscales, pero en líneas generales, es un sistema que no se aleja demasiado del arquetipo de los sistemas europeos, indicó. <br/><br/> Probablemente el problema no sea tanto el sistema, como la aplicación del mismo y que exista una administración que realmente pueda aplicarlo de una manera eficaz y adecuada, sobre todo, en el marco de una estabilidad política, que es lo que ha faltado al país en los últimos años, dijo García.
Los expertos españoles César García y Manuel Lucas estuvieron en Colombia, invitados por la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad del Rosario y Legis, con el apoyo de la Facultad de Educación Continuada, quienes intervinieron en el Seminario de Derecho Tributario Internacional y analizaron, entre otros temas, el convenio celebrado entre Colombia y España. España ha tenido un proceso de salida al exterior de las empresas muy importante. "Éramos un país receptor de inversión hasta finales de los 80 y hoy somos un país claramente exportador de inversión y el primer inversionista en Latinoamérica", dijo César García.

Es lógico que el sistema tributario español haya respondido a esto con una serie de medidas que incentivan la exportación de capitales para beneficiar a las empresas que invierten en el extranjero. García explicó que la inversión extranjera requiere seguridad jurídica, lo que no significa la congelación del ordenamiento, ni de las condiciones en las que se ha hecho la inversión.

Esa seguridad, desde el punto de vista tributario, es difícil de lograr porque los distintos estados tienen políticas tributarias y absoluta soberanía para modificarlas cuando lo consideren oportuno. El convenio de doble imposición entre España y Colombia es un instrumento básico y esencial para la estabilidad y la seguridad de los inversionistas. "Espero que en el futuro Colombia cuente con una red de convenios. Hasta ahora era un país extraño pues no tenía convenios de doble imposición, lo que es una anomalía a nivel internacional ya que un país no puede sobrevivir sin convenios", agregó García.

El experto explicó que el convenio "en algunos aspectos supone una pérdida de recaudación para Colombia y si queremos también una pérdida de soberanía. Un convenio siempre es una auto limitación de soberanía que hace un estado voluntariamente, pero en el plano internacional no podemos pensar que un estado haga de la soberanía un elemento para encerrarse dentro de sí mismo. Creo que este convenio debe ser el primero de una serie de red de convenios, en los que Colombia debe intentar negociar, dependiendo de sus intereses".

Para Manuel Lucas el convenio implicará una mayor inversión en Colombia, supondrá más empleo para los colombianos e incrementará la recaudación.


Colombia más cerca de Europa


Para César García los problemas de Colombia en los últimos años son evidentes: la violencia y la debilidad del Estado frente al crimen organizado han afectado la imagen internacional de Colombia. Sin embargo, la situación se ha estabilizado y los indicadores económicos son muy buenos. Colombia es para España uno de los países que suscita más confianza para el inversionista extranjero, obviamente al lado de Chile y Brasil, y esto lo debe aprovechar.

"Creo que el sistema tributario colombiano, si lo comparamos con otros países latinoamericanos, es el más parecido al sistema europeo. Es un país que no plantea las tensiones territoriales, que existen en otras naciones, entre ellas España, y en ese sentido la modernización no exige una gran revolución tributaria. Probablemente habría que actuar en el plano de la parafiscalidad, ya que hay demasiadas figuras parafiscales, pero en líneas generales, es un sistema que no se aleja demasiado del arquetipo de los sistemas europeos", indicó.

Probablemente el problema no sea tanto el sistema, como la aplicación del mismo y que exista una administración que realmente pueda aplicarlo de una manera eficaz y adecuada, sobre todo, en el marco de una estabilidad política, que es lo que ha faltado al país en los últimos años, dijo García.
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.