text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

"La tecnología es un medio, no un fin"

      
La variedad y profundidad de los temas tratados por expertos europeos y latinoamericanos muestra la complejidad de una realidad que nos avasalla, la de los cambios tecnológicos, y la seriedad de los desafíos -jurídicos, sociales y culturales- que se desprenden de ellos. <br/><br/><b>El ciberespacio es de todos.¡Defendámoslo!</b><br/><br/> Así, el profesor Emilio Suñé propuso la creación de una Constitución para el ciberespacio. Si consideramos que la economía, la cultura y la política ocurren principalmente en el mundo virtual, la humanidad debe generar una 'Ley de Leyes' democrática y basada en la razón, que enfrente los intentos de dominación de un ámbito que pertenece a todos:. La aparente desregulación actual de la Red, oculta los intereses de las naciones poderosas y las compañías multinacionales interesadas en dominarla, dijo. <br/><br/> Estamos en una situación similar a la que existía cuando aparecieron los primeros automóviles, que tenían aún la apariencia de vehículos tirados por caballos pero: sin caballos, advirtió el profesor Michel Vivant al señalar que las realidades de la información y las telecomunicaciones exigen pensar en un modelo jurídico acorde con las prácticas sociales y esquemas económicos que van surgiendo. <br/><br/> El profesor Ernesto Rengifo se manifestó en sentido similar al destacar cómo el régimen de las limitaciones y excepciones que, en el antiguo derecho de autor, garantizaba el equilibrio entre los derechos del creador y el interés público -al facilitar el acceso a las obras, sin autorización, en casos relacionados con la educación y la cultura, principalmente- no es funcional hoy, ya que la misma tecnología impone barreras que afectan los derechos de acceso de la sociedad: el software es considerado una obra literaria, pero viene cerrado, no se puede abrir -como sí se puede abrir un libro-, y quien lo abre, comete un delito; la semilla Terminador producida por Monsanto, solo sirve para una cosecha: la misma tecnología controla futuras formas de utilización. Estos son ejemplos de cómo hay un control a la información con el uso de la tecnología. <br/><br/> Agregó que el derecho de autor ya no solamente protege las obras originales, literarias, artísticas, sino los resultados de la edad de la información, bienes tecnológicos (software, bases de datos, comunicación satelital, contenidos en Internet). ¿Cómo hacer para defender el interés público en este contexto?, es la pregunta fundamental, sobre la cual en América Latina poco a se ha avanzado y poco se ha previsto. <br/><br/> El profesor Audilio Gonzales disertó sobre las importancia del software libre para la sociedad y describió las cuatro características (libertades) que lo definen: usar el programa, con cualquier propósito; estudiar cómo funciona el programa, y adaptarlo a tus necesidades; distribuir copias, con lo que puedes ayudar a tu vecino y mejorar el programa y hacer públicas las mejoras. <br/><br/><b><br/>Documento electrónico es documento</b><br/><br/> El documento siempre será el mismo: desde la piedra en la antigüedad, hasta el medio magnético de hoy, sirve de vector de un escrito que manifiesta un mensaje en el tiempo. Por ello, los aspectos legales del documento electrónico no son, ni deben ser complejos. En esencia es un tema de voluntad política; si la hay, el asunto se reduce a problemas de intendencia (técnica), declaró el profesor Michell Vivant. <br/><br/> Pero, agregó, debe haber un estatuto del documento electrónico porque hay diferencias en la aprobación del mismo: no es igual la autenticación de un notario que la que da la técnica informática; la firma, cuya desmaterilización debe aceptarse, no es un signo con tinta y papel, es un dato electrónico que sirve como método de autenticación, al ser relacionado con otros. De igual manera es comparable un contrato electrónico a uno escrito en papel, porque cumplen la misma función. <br/><br/> El vector es sencillamente el propio de cada tiempo: el juramento expira bajo la pluma, la pluma expira bajo el teclado, ilustró finalmente el experto francés. <br/><br/> En la misma dirección, el profesor Jairo Parra Quijano aseveró que el documento electrónico es una especie de los documentos, porque tiene un soporte material, tiene un contenido, un mensaje (texto, voz, datos, video, imágenes, etc); está escrito en un código determinado, tiene grafía y puede ser atribuido a una persona. De manera que, el documento electrónico (público o privado), tiene igual fuerza probatoria que el documento en papel. <br/><br/> Sin embargo, ¿qué ocurre cuando las personas realizan actos y se comunican utilizando el correo electrónico sin firma digital? ¿Son auténticos dichos documentos? Para Parra, a pesar de que la firma digital garantiza una mayor seguridad, en el documento electrónico se puede hallar una constelación de signos que nos permite demostrar la autenticidad del mismo (número de cuenta, clave, etc.). <br/><br/><b><br/>Ante la avalancha de información</b><br/><br/> Vivimos un fenómeno de explosión de información que ha dado lugar a una crisis en la información, declaró Teresa Vargas, mientras que Mercedes Caridad aseguró que En el mundo de hoy, acceder a información sobre un tema por medio de un buscador, está a la mano de casi todos, pero ¿dónde está el conocimiento en esta maraña de megainformación?. Ambas coincidieron en que la información es un flujo salvaje que debemos domeñar si queremos que sirva a los intereses del hombre. <br/><br/> De acuerdo con Teresa Vargas, el Derecho no puede ser ajeno al creciente volumen de información y por ello en las facultades debe ofrecerse un conocimiento profundo tanto de la informática jurídica (utilización de las tecnologías en el ejercicio profesional), como del derecho informático (estudio de los problemas jurídicos que rodean la utilización de las TICs en todos los campos de la vida social). <br/><br/> Mercedes Caridad subrayó la importancia de saber discriminar la información relevante de la que no lo es, para la toma de decisiones en las empresas, en la ciencia, la administración, la política, la cultura y la educación. Hacia este objetivo, explicó, se dirige la inteligencia estratégica, elemento fundamental de verdadera gestión del conocimiento. <br/><br/> Agregó que administrar y gestionar conocimiento se ha convertido en un tema crucial que tienen que afrontar las bibliotecas y los sistemas de Información hoy: El desafío del documentalista es aplicar un modelo sistémico que recupera y selecciona información externa, sintetiza la información que recibe a través de diversos modelos de análisis que filtran la información evaluando contenidos, creando escenarios prospectivos nuevos para procedimientos competitivos específicos y la toma de decisiones. <br/><br/><b><br/>En la era de la biblioteca digital</b><br/><br/> Son inmensas las ventajas de las bibliotecas digitales (colecciones organizadas de documentos almacenados en formato digital), anotó Lina Espitaleta: capacidad para adquirir, procesar, almacenar y recuperar información; manejo de diferentes formatos (texto, imagen, sonido); ausencia de límites de tiempo o de espacio para su utilización; facilidades en preservación y almacenamiento de información. <br/><br/> Sin embargo, los documentalistas y bibliotecólogos deberán enfrentar no pocos problemas: por un lado, no pueden olvidar que la información digital está formada por un campo infinito de datos -una maraña- que carece de estándares, es decir, que la calidad y naturaleza de los documentos siempre está en duda. Subsisten, también, problemas técnicos relacionados con comunicación de las bibliotecas entre sí y con la búsqueda, clasificación, selección, combinación y entrega de resultados al usuario.<br/><br/> Asimismo, el derecho de autor tendrá que ofrecer respuestas en lo relativo a la gestión de estos derechos por un mayor número de usuarios en diversidad de formatos. Hasta ahora se aseguraba el acceso y consulta de las colecciones en las bibliotecas tradicionales de forma libre y gratuita. Pero, ¿podrá garantizarse el acceso gratuito a los contenidos digitales? ¿En qué casos?, se preguntó la experta, quien finalmente puso de presente el aspecto social: aunque cada vez hay más acceso a las redes, aún dista mucho de ser un elemento común a todos los estamentos sociales y en nuestro medio la brecha es muy grande. <br/><br/><b><br/>Nacen dos especializaciones</b><br/><br/> La Convención fue escenario propicio para la presentación ante la comunidad académica de América Latina de dos nuevos programas de especialización que serán ofrecidos, a partir del 2007 por el Externado de Colombia: Derecho Informático y Nuevas Tecnologías y Documentación, Documento Electrónico y Gestión del Conocimiento. <br/><br/> Dichas especializaciones estarán a cargo del Departamento de Informática Jurídica, con el apoyo permanente de las Universidades de Montpellier (Francia) y Complutense de Madrid, cuyos catedráticos Audilio Gonzales y Emilio Suñé, han participado en su diseño y seguirán visitando como profesores invitados.<br/><br/><br/>
La variedad y profundidad de los temas tratados por expertos europeos y latinoamericanos muestra la complejidad de una realidad que nos avasalla, la de los cambios tecnológicos, y la seriedad de los desafíos -jurídicos, sociales y culturales- que se desprenden de ellos.

El ciberespacio es de todos.¡Defendámoslo!

Así, el profesor Emilio Suñé propuso la creación de una Constitución para el ciberespacio. "Si consideramos que la economía, la cultura y la política ocurren principalmente en el mundo virtual, la humanidad debe generar una 'Ley de Leyes' democrática y basada en la razón, que enfrente los intentos de dominación de un ámbito que pertenece a todos:. La aparente desregulación actual de la Red, oculta los intereses de las naciones poderosas y las compañías multinacionales interesadas en dominarla", dijo.

"Estamos en una situación similar a la que existía cuando aparecieron los primeros automóviles, que tenían aún la apariencia de vehículos tirados por caballos pero: sin caballos", advirtió el profesor Michel Vivant al señalar que las realidades de la información y las telecomunicaciones exigen pensar en un modelo jurídico acorde con las prácticas sociales y esquemas económicos que van surgiendo.

El profesor Ernesto Rengifo se manifestó en sentido similar al destacar cómo el régimen de las limitaciones y excepciones que, en el antiguo derecho de autor, garantizaba el equilibrio entre los derechos del creador y el interés público -al facilitar el acceso a las obras, sin autorización, en casos relacionados con la educación y la cultura, principalmente- no es funcional hoy, ya que la misma tecnología impone barreras que afectan los derechos de acceso de la sociedad: "el software es considerado una obra literaria, pero viene cerrado, no se puede abrir -como sí se puede abrir un libro-, y quien lo abre, comete un delito; la semilla Terminador producida por Monsanto, solo sirve para una cosecha: la misma tecnología controla futuras formas de utilización. Estos son ejemplos de cómo hay un control a la información con el uso de la tecnología".

Agregó que el derecho de autor ya no solamente protege las obras originales, literarias, artísticas, sino los resultados de la edad de la información, bienes tecnológicos (software, bases de datos, comunicación satelital, contenidos en Internet). ¿Cómo hacer para defender el interés público en este contexto?, es la pregunta fundamental, sobre la cual en América Latina poco a se ha avanzado y poco se ha previsto.

El profesor Audilio Gonzales disertó sobre las importancia del software libre para la sociedad y describió las cuatro características (libertades) que lo definen: usar el programa, con cualquier propósito; estudiar cómo funciona el programa, y adaptarlo a tus necesidades; distribuir copias, con lo que puedes ayudar a tu vecino y mejorar el programa y hacer públicas las mejoras.


Documento electrónico es documento


"El documento siempre será el mismo: desde la piedra en la antigüedad, hasta el medio magnético de hoy, sirve de vector de un escrito que manifiesta un mensaje en el tiempo. Por ello, los aspectos legales del documento electrónico no son, ni deben ser complejos. En esencia es un tema de voluntad política; si la hay, el asunto se reduce a problemas de intendencia (técnica)", declaró el profesor Michell Vivant.

Pero, agregó, debe haber un estatuto del documento electrónico porque hay diferencias en la aprobación del mismo: no es igual la autenticación de un notario que la que da la técnica informática; la firma, cuya desmaterilización debe aceptarse, no es un signo con tinta y papel, es un dato electrónico que sirve como método de autenticación, al ser relacionado con otros. De igual manera es comparable un contrato electrónico a uno escrito en papel, porque cumplen la misma función.

El vector es sencillamente el propio de cada tiempo: "el juramento expira bajo la pluma, la pluma expira bajo el teclado," ilustró finalmente el experto francés.

En la misma dirección, el profesor Jairo Parra Quijano aseveró que el documento electrónico es una especie de los documentos, porque tiene un soporte material, tiene un contenido, un mensaje (texto, voz, datos, video, imágenes, etc); está escrito en un código determinado, tiene grafía y puede ser atribuido a una persona. De manera que, el documento electrónico (público o privado), tiene igual fuerza probatoria que el documento en papel.

Sin embargo, ¿qué ocurre cuando las personas realizan actos y se comunican utilizando el correo electrónico sin firma digital? ¿Son auténticos dichos documentos? Para Parra, a pesar de que la firma digital garantiza una mayor seguridad, en el documento electrónico se puede hallar una "constelación de signos que nos permite demostrar la autenticidad del mismo" (número de cuenta, clave, etc.).


Ante la avalancha de información


"Vivimos un fenómeno de explosión de información que ha dado lugar a una crisis en la información", declaró Teresa Vargas, mientras que Mercedes Caridad aseguró que "En el mundo de hoy, acceder a información sobre un tema por medio de un buscador, está a la mano de casi todos, pero ¿dónde está el conocimiento en esta maraña de megainformación?". Ambas coincidieron en que la información es un flujo salvaje que debemos domeñar si queremos que sirva a los intereses del hombre.

De acuerdo con Teresa Vargas, el Derecho no puede ser ajeno al creciente volumen de información y por ello en las facultades "debe ofrecerse un conocimiento profundo tanto de la informática jurídica (utilización de las tecnologías en el ejercicio profesional), como del derecho informático (estudio de los problemas jurídicos que rodean la utilización de las TICs en todos los campos de la vida social).

Mercedes Caridad subrayó la importancia de saber discriminar la información relevante de la que no lo es, para la toma de decisiones en las empresas, en la ciencia, la administración, la política, la cultura y la educación. Hacia este objetivo, explicó, se dirige la inteligencia estratégica, elemento fundamental de verdadera gestión del conocimiento.

Agregó que "administrar y gestionar conocimiento se ha convertido en un tema crucial que tienen que afrontar las bibliotecas y los sistemas de Información hoy: El desafío del documentalista es aplicar un modelo sistémico que recupera y selecciona información externa, sintetiza la información que recibe a través de diversos modelos de análisis que filtran la información evaluando contenidos, creando escenarios prospectivos nuevos para procedimientos competitivos específicos y la toma de decisiones".


En la era de la biblioteca digital


Son inmensas las ventajas de las bibliotecas digitales (colecciones organizadas de documentos almacenados en formato digital), anotó Lina Espitaleta: capacidad para adquirir, procesar, almacenar y recuperar información; manejo de diferentes formatos (texto, imagen, sonido); ausencia de límites de tiempo o de espacio para su utilización; facilidades en preservación y almacenamiento de información.

Sin embargo, los documentalistas y bibliotecólogos deberán enfrentar no pocos problemas: por un lado, no pueden olvidar que la información digital está formada por un campo infinito de datos -una maraña- que carece de estándares, es decir, que la calidad y naturaleza de los documentos siempre está en duda. Subsisten, también, problemas técnicos relacionados con comunicación de las bibliotecas entre sí y con la búsqueda, clasificación, selección, combinación y entrega de resultados al usuario.

Asimismo, el derecho de autor tendrá que ofrecer respuestas en lo relativo a la gestión de estos derechos por un mayor número de usuarios en diversidad de formatos. "Hasta ahora se aseguraba el acceso y consulta de las colecciones en las bibliotecas tradicionales de forma libre y gratuita. Pero, ¿podrá garantizarse el acceso gratuito a los contenidos digitales? ¿En qué casos?", se preguntó la experta, quien finalmente puso de presente el aspecto social: "aunque cada vez hay más acceso a las redes, aún dista mucho de ser un elemento común a todos los estamentos sociales y en nuestro medio la brecha es muy grande".


Nacen dos especializaciones


La Convención fue escenario propicio para la presentación ante la comunidad académica de América Latina de dos nuevos programas de especialización que serán ofrecidos, a partir del 2007 por el Externado de Colombia: Derecho Informático y Nuevas Tecnologías y Documentación, Documento Electrónico y Gestión del Conocimiento.

Dichas especializaciones estarán a cargo del Departamento de Informática Jurídica, con el apoyo permanente de las Universidades de Montpellier (Francia) y Complutense de Madrid, cuyos catedráticos Audilio Gonzales y Emilio Suñé, han participado en su diseño y seguirán visitando como profesores invitados.


  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.