text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Escuela de Química Verde en la Universidad Industrial de Santander

      
Según el código de conducta de la American Chemical Society  Los químicos tienen como responsabilidad profesional servir al interés público, al bienestar y al avance del conocimiento científico, preocuparse de la salud y el bienestar de sus compañeros, consumidores y la comunidad, comprender y anticiparse a las consecuencias medioambientales de su trabajo, evitar la polución y proteger el medio ambiente.<br/><br/> La gestión en el manejo de las sustancias químicas y residuos tóxicos al interior de la Universidad Industrial de Santander ha sido un proceso realizado individualmente por cada uno de los laboratorios. <br/><br/> Básicamente al interior de cada Escuela se coordinan las actividades de docencia y las distintas actividades de investigación que efectúan los académicos, investigadores y organismos dependientes de la Institución. En este contexto se está gestando el proyecto Laboratorio de Mitigación de Impactos Químicos y Ambientales, a cargo de Ángela Montaño, profesora de la Escuela de Química, y Liliana Ayala y Óscar Guarín, Químicos UIS. <br/><br/> El proyecto nace de la necesidad de la Escuela de Química de crear un mecanismo que solucione la problemática de los residuos -que es bastante agobiante- ubicados en los mal llamados 'basureros' que se encuentran detrás del edificio Camilo Torres. En realidad este tipo de depósitos contiene residuos que pueden reutilizarse: residuos líquidos de origen químico, unos identificados, otros no. Los residuos identificados son solventes y soluciones con metales, todos ellos recuperables. <br/><br/> La propuesta apunta, no sólo a equipar y adecuar el laboratorio, sino a facilitar la implementación de una metodología adecuada en el tratamiento de los residuos, posibilitando la entrega de los mismos con alto porcentaje de remoción de contaminantes, a un bajo costo. Un aspecto fundamental de este proyecto es la capacitación interna de los estudiantes de pregrado y post-grado y la difusión de la capacidad de trabajo de la infraestructura del Laboratorio de Mitigación de Impactos Químicos y Ambientales, así como las líneas de investigación que se habiliten. La gestión adelantada en el laboratorio se orienta hacia las aplicaciones específicas que ilustran las modernas técnicas de análisis químico para el reciclaje de residuos.<br/><br/> Las técnicas implementadas se nutren del conocimiento alcanzado en los laboratorios de la UIS en desarrollo e investigación. El proyecto, además, pretende cambiar el comportamiento de la población estudiantil frente a la práctica química, reduciendo la producción de residuos, animando y promoviendo la comercialización de materiales reciclables. En consecuencia, también ayuda a reducir los riesgos para la salud y los gastos generados por el tratamiento y disposición final de los residuos. Y es que las empresas externas se llevan estos residuos y no hay un seguimiento de lo que sucede con ellos; aparentemente son llevados a un relleno sanitario y enterrados, pero no se están haciendo los procesos de incineración que se requieren y el Laboratorio quiere ocuparse de eso, y recuperar lo que sea posible para garantizar la condición en la que se entrega el residuo.<br/><br/> El Laboratorio está orientado por una política de gestión ambiental dirigida a los laboratorios productores de desechos, sean de docencia o de investigación. Las políticas establecidas y las prácticas implementadas tienen como objetivo reducir al mínimo los volúmenes de desechos químicos y la toxicidad de los mismos. El Laboratorio estará ubicado junto a Bienestar Universitario, un lugar que ofrece las ventajas necesarias para su funcionamiento y cuya selección fue asistida por CDMB. El lugar fue seleccionado teniendo en cuenta la proximidad a los desagües y que en caso de emergencia puede ser rápidamente asistido. Adicionalmente se instalarán filtros para las campanas, los cuales garantizan que los residuos gaseosos o la producción de gases no sean nocivos.<br/><br/> El Laboratorio contará con tecnología de punta en cuanto a protección y seguridad para las personas que van a laborar en el lugar: gabinetes para cada tipo de sustancias, ácidas, básicas, inflamables, etc. Campanas de extracción de gases y filtros de excelente calidad y última tecnología para garantizar que el laboratorio sea lo suficientemente seguro. En los mesones se emplearán coberturas polivinílicas que resisten derrames ácidos. La ejecución de los procesos químicos pertinentes, así como la implementación de los programas de minimización y manejo de residuos, estimula la generación de ingresos. El Laboratorio tendrá la capacidad de vender servicios a la comunidad regional, de manera que buena parte de los elementos consumibles serán autofinanciados. <br/><br/> La estructuración del proyecto comenzó en febrero de este año, actualmente se tienen los estudios de preinversión que se encuentran en el Banco de Proyectos de Planeación. La respuesta a este proyecto, por parte de los diversos estamentos universitarios implicados, ha sido muy positiva. Actualmente los estudiantes que adelantan su proyecto de investigación en la Especialización en Química Ambiental, están trabajando en el diseño de rutas, es decir, como salir desde el laboratorio productor hasta el laboratorio de manejo de residuos, y están diseñando el manual de procedimientos y la documentación para el laboratorio. El Laboratorio está proyectado para convertirse en un centro piloto de investigación ambiental.<br/><br/> Los estudiantes de pregrado que estén interesados en trabajar allí pueden participar de diversas maneras, por ejemplo, en el diseño de políticas y diseño e implementación de tecnologías. La puesta en práctica de un sistema de gestión de calidad ambiental en la UIS generará políticas de manejo de insumos, recursos y reactivos químicos, de manera que reeducando a los usuarios, docentes y estudiantes en el ejercicio de la denominada química verde, nuestra Institución fortalecerá este espacio, diseñado y equipado para el tratamiento y reciclaje de los residuos que inevitablemente se generan.<br/><br/><br/><br/>
Según el código de conducta de la American Chemical Society  "Los químicos tienen como responsabilidad profesional servir al interés público, al bienestar y al avance del conocimiento científico, preocuparse de la salud y el bienestar de sus compañeros, consumidores y la comunidad, comprender y anticiparse a las consecuencias medioambientales de su trabajo, evitar la polución y proteger el medio ambiente".

La gestión en el manejo de las sustancias químicas y residuos tóxicos al interior de la Universidad Industrial de Santander ha sido un proceso realizado individualmente por cada uno de los laboratorios.

Básicamente al interior de cada Escuela se coordinan las actividades de docencia y las distintas actividades de investigación que efectúan los académicos, investigadores y organismos dependientes de la Institución. En este contexto se está gestando el proyecto "Laboratorio de Mitigación de Impactos Químicos y Ambientales", a cargo de Ángela Montaño, profesora de la Escuela de Química, y Liliana Ayala y Óscar Guarín, Químicos UIS.

El proyecto nace de la necesidad de la Escuela de Química de crear un mecanismo que solucione la problemática de los residuos -que es bastante agobiante- ubicados en los mal llamados 'basureros' que se encuentran detrás del edificio Camilo Torres. En realidad este tipo de depósitos contiene residuos que pueden reutilizarse: residuos líquidos de origen químico, unos identificados, otros no. Los residuos identificados son solventes y soluciones con metales, todos ellos recuperables.

La propuesta apunta, no sólo a equipar y adecuar el laboratorio, sino a facilitar la implementación de una metodología adecuada en el tratamiento de los residuos, posibilitando la entrega de los mismos con alto porcentaje de remoción de contaminantes, a un bajo costo. Un aspecto fundamental de este proyecto es la capacitación interna de los estudiantes de pregrado y post-grado y la difusión de la capacidad de trabajo de la infraestructura del "Laboratorio de Mitigación de Impactos Químicos y Ambientales", así como las líneas de investigación que se habiliten. La gestión adelantada en el laboratorio se orienta hacia las aplicaciones específicas que ilustran las modernas técnicas de análisis químico para el reciclaje de residuos.

Las técnicas implementadas se nutren del conocimiento alcanzado en los laboratorios de la UIS en desarrollo e investigación. El proyecto, además, pretende cambiar el comportamiento de la población estudiantil frente a la práctica química, reduciendo la producción de residuos, animando y promoviendo la comercialización de materiales reciclables. En consecuencia, también ayuda a reducir los riesgos para la salud y los gastos generados por el tratamiento y disposición final de los residuos. Y es que las empresas externas se llevan estos residuos y no hay un seguimiento de lo que sucede con ellos; aparentemente son llevados a un relleno sanitario y enterrados, pero no se están haciendo los procesos de incineración que se requieren y el Laboratorio quiere ocuparse de eso, y recuperar lo que sea posible para garantizar la condición en la que se entrega el residuo.

El Laboratorio está orientado por una política de gestión ambiental dirigida a los laboratorios productores de desechos, sean de docencia o de investigación. Las políticas establecidas y las prácticas implementadas tienen como objetivo reducir al mínimo los volúmenes de desechos químicos y la toxicidad de los mismos. El Laboratorio estará ubicado junto a Bienestar Universitario, un lugar que ofrece las ventajas necesarias para su funcionamiento y cuya selección fue asistida por CDMB. El lugar fue seleccionado teniendo en cuenta la proximidad a los desagües y que en caso de emergencia puede ser rápidamente asistido. Adicionalmente se instalarán filtros para las campanas, los cuales garantizan que los residuos gaseosos o la producción de gases no sean nocivos.

El Laboratorio contará con tecnología de punta en cuanto a protección y seguridad para las personas que van a laborar en el lugar: gabinetes para cada tipo de sustancias, ácidas, básicas, inflamables, etc. Campanas de extracción de gases y filtros de excelente calidad y última tecnología para garantizar que el laboratorio sea lo suficientemente seguro. En los mesones se emplearán coberturas polivinílicas que resisten derrames ácidos. La ejecución de los procesos químicos pertinentes, así como la implementación de los programas de minimización y manejo de residuos, estimula la generación de ingresos. El Laboratorio tendrá la capacidad de vender servicios a la comunidad regional, de manera que buena parte de los elementos consumibles serán autofinanciados.

La estructuración del proyecto comenzó en febrero de este año, actualmente se tienen los estudios de preinversión que se encuentran en el Banco de Proyectos de Planeación. La respuesta a este proyecto, por parte de los diversos estamentos universitarios implicados, ha sido muy positiva. Actualmente los estudiantes que adelantan su proyecto de investigación en la Especialización en Química Ambiental, están trabajando en el diseño de rutas, es decir, como salir desde el laboratorio productor hasta el laboratorio de manejo de residuos, y están diseñando el manual de procedimientos y la documentación para el laboratorio. El Laboratorio está proyectado para convertirse en un centro piloto de investigación ambiental.

Los estudiantes de pregrado que estén interesados en trabajar allí pueden participar de diversas maneras, por ejemplo, en el diseño de políticas y diseño e implementación de tecnologías. La puesta en práctica de un sistema de gestión de calidad ambiental en la UIS generará políticas de manejo de insumos, recursos y reactivos químicos, de manera que reeducando a los usuarios, docentes y estudiantes en el ejercicio de la denominada "química verde", nuestra Institución fortalecerá este espacio, diseñado y equipado para el tratamiento y reciclaje de los residuos que inevitablemente se generan.



  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.