text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Observatorio de Juventud

      
Durante año y medio de trabajo, el grupo de Estudios de Jóvenes de la Universidad del Tolima encontró durante sus labores un profundo recelo a la hora de hablar del ser joven, de los jóvenes, del mundo de la juventud, del cual se ha creado una atmósfera negativa. <br/><br/> Con gran frecuencia se escuchan calificativos como: pandilleros, desadaptados, bárbaros, gamberros... De ahí se generalizó el imaginar y hablar de los jóvenes, sin pensar los jóvenes. Sin saber, ¿Qué es ser joven? ¿Cómo se organizan? ¿Qué buscan expresar en su cuerpo, música, literatura, estética:? ¿Qué cavilan? ¿Qué critican? ¿Qué alternativas proponen? ¿Cómo se apropian del capital cultural y simbólico que representan? ¿Cómo se sienten en la sociedad? ¿Sí, se sienten representados o no en las políticas públicas de juventud? <br/><br/> Para dar respuestas a estos y otros interrogantes, se decidió emprender una labor teórica-práctica que permitiera reconceptualizar el imaginario hegemónico de juventud. <br/><br/> De esta forma, el debate inacabado sobre juventud ha llevado a múltiples respuestas. Debido a que los jóvenes representan un concepto complejo y heterogéneo, que involucra un sin número de prácticas culturales, diferentes apropiaciones de espacios geográficos y expresiones diferenciadas de territorios inmateriales, como por ejemplo la música. <br/><br/><b><br/>Teorías de estudio</b><br/><br/> Dentro de los marcos teóricos estudiados, el Grupo encontró en M. Margulis el concepto de moratoria vital a la hora de responder qué es ser joven, marco reflexivo que entiende por joven: una manera particular de estar en la vida, retroalimentando de esta forma la concepción etárea que ha predominado en las narraciones sobre juventud; el de moratoria social, cuando se estudie a los jóvenes universitarios; el de generación, cuando se quieran realizar estados de arte que involucren jóvenes socializados bajo diferentes relaciones societales, y el de sub-culturas, como expresión de los movimientos subterráneos que construyen los jóvenes en respuesta, o mejor aún, en resistencia global al biopoder del capitalismo tardío y el de contracultura, cuando se expresan movimientos juveniles alternativos y libertarios. <br/><br/> De igual forma, las diferentes manifestaciones que utilizan los jóvenes como vehículo de apropiación y rechazo al mundo de los adultos, deben ser rastreadas a partir del concepto de culturas juveniles, es decir comportamientos, lenguajes y formas de sociabilidad, propios de los jóvenes. <br/><br/> Las nuevas formas de relaciones societales, que muestran sus organizaciones a través de estas nuevas culturas, son procesos complejos que se están viviendo en un mundo post moderno y que trasladado al lenguaje de Maffesoli son un proceso de tribalización de la sociedad. Los punkeros, raperos, hardcoleros, anchos, skater:..son una muestra de estas tribus que recorren las calles de la ciudad y las autopistas cibernéticas de este universo glocalizado. <br/><br/> Bajo los conceptos anteriormente mostrados se puede ver claramente que hablar de juventud no es una moda del momento, es más bien un reclamo histórico, son los jóvenes con sus alteraciones, los que han reconstruido y construido la sociedad, han roto y cimentado paradigmas, han realizado sus aportes desde la rebeldía creadora o destructora y por lo tanto su condición actual marca un derrotero en las construcciones sociales diarias, ya sean desde sus afinidades culturales o sus lejanías políticas, sus aislamientos, en grupos marcados por unos símbolos y estéticas comunes o bajo su confrontación cultural. <br/><br/> Como se ha establecido, el mundo de los jóvenes responde a una realidad compleja, donde se hallan múltiples alteridades, prácticas heterodoxas y manifestaciones discontinuas. De ahí que al estudiar el mundo de los jóvenes se involucren conceptos de juventud, territorio y cultura. Reflexiones transversales que imposibilitan atrapar el estudio de juventud en un concepto lineal y disciplinar delimitado y obliga a buscar nuevas alternativas, como el nuevo paradigma de la complejidad. <br/><br/> En el ámbito legal, el reconocimiento juvenil tiene lugar desde la promulgación de la Constitución Política de Colombia de 1991 y, posteriormente con la implementación de instrumentos legales se auspicia la apertura de espacios democráticos para la participación política de la juventud. <br/><br/> Es así, como se desarrolla significativamente la carta magna, a través de un proceso amplio de participación que daría como resultado la Ley de la Juventud, No. 375 del 4 de julio de 1997. Con este instrumento se establecen algunos criterios legales para la inserción del joven en los procesos de carácter político, social, cultural y económico; donde sobresalen aspectos de suma importancia como: El reconocimiento expreso de la juventud como sujeto de derecho, el llamado a su participación plena en la sociedad y el reconocimiento de las funciones del Estado en la formulación y ejecución de políticas públicas de juventud. <br/><br/><b><br/>El Observatorio</b><br/><br/> En este orden de ideas, la Universidad del Tolima como institución formadora de jóvenes y abanderada del desarrollo regional, inició a través del Observatorio de la Juventud, una labor institucional, planeada y diseñada para el conocimiento concreto del mundo de los jóvenes. Y desde ahí, recrear los escenarios pedagógicos que permitan reactivar los diálogos intergeneracionales que se dan en el aula como fuera de ella, liderar los procesos de transformación regional y contribuir a la construcción de espacios reales de respeto a la diferencia, la alteridad y la convivencia. <br/><br/> Para el rastreo, registro, estudio y conocimiento del mundo de los jóvenes que, como fue descrito anteriormente responden a prácticas, manifestaciones, expresiones y organizaciones diferenciadas, se estableció una estructura flexible que permite navegar bajo múltiples rumbos de observación, descubrimiento y contextualización de un universo desconocido: los jóvenes. O mejor, subestimado por los circuitos hegemónicos del poder educativo. <br/><br/> El Observatorio como instancia de elaboración, coordinación, análisis y difusión de información ha iniciado labores, en aras de establecer acciones de orden académico, investigativo, comunicacional y de proyección, de los movimientos juveniles de la región. <br/><br/><b>Proactividad del Observatorio</b><br/><br/> El <i>Observatorio de Juventud</i> de la Universidad del Tolima, como escenario de visibilización de la juventud, permite construir una mirada de la realidad juvenil rastreando las prácticas culturales que han adoptado los jóvenes del universo de lo urbano. Así como los marcos legaliformes de las políticas públicas. Disponiendo de esta forma de una visión global y permanente de las prácticas que realizan los jóvenes. <b>Ondas de trabajo</b><br/><br/><b>Académico</b><br/><br/><li>Crear un marco conceptual que permita actuar como componente teórico y herramienta metodológica en los estudios sobre juventud. <br/><br/></li><li>Diseñar la cátedra alterna El universo de los jóvenes. <br/><br/></li><li>Ofertar estudios formales y no formales. <br/><br/><b>Ondas de trabajo de investigación</b><br/><br/></li><li>Convocar a tutores, estudiantes y profesores a la formalización institucional del grupo de investigación sobre juventud, culturas juveniles y tribus urbanas. <br/><br/></li><li>Construir las líneas de investigación y profundización de juventud. <br/><br/></li><li>Seguimiento de las políticas públicas de juventud (Ley de la juventud, entre otras). <br/><br/><b>Ondas de trabajo de comunicación</b><br/><br/></li><li>Impulsar la publicación de la revista del grupo de estudio de jóvenes de la Universidad del Tolima. <br/><br/></li><li>Establecer un centro de documentación que permita sistematizar información para la producción de conocimientos en materia de juventud, a partir del análisis de datos cuantitativos y cualitativos y de la realización de estudios específicos. <br/><br/></li><li>Establecer un sitio Web en la página de la Universidad del Tolima para el Observatorio. <br/><br/></li><li>Crear un blog de culturas juveniles. <br/><br/><b>Ondas de trabajo de proyección</b><br/><br/></li><li>Realizar convenios, proyectos y/o acuerdos con instituciones gubernamentales o no gubernamentales en temas del área de estudio. <br/><br/></li><li>Identificar prácticas y proyectos significativos en el trabajo con jóvenes. <br/><br/></li><li>Construir bancos de datos permanentemente actualizados. <br/><br/></li><li>Capacitación a las organizaciones juveniles formales y no formales. <br/><br/><b>Más información</b><br/> Universidad del Tolima<br/>Facultad de Ciencias de la Educación<br/> Observatorio de Juventud<br/> Email: obserjut@ut.edu.co<br/> Teléfono: 266 83 70 <br/> B. Santa Elena - A.A. 546<br/> Ibagué, Tolima, Colombia <br/><br/></li>
Durante año y medio de trabajo, el grupo de Estudios de Jóvenes de la Universidad del Tolima encontró durante sus labores un profundo recelo a la hora de hablar del ser joven, de los jóvenes, del mundo de la juventud, del cual se ha creado una atmósfera negativa.

Con gran frecuencia se escuchan calificativos como: pandilleros, desadaptados, bárbaros, gamberros... De ahí se generalizó el imaginar y hablar de los jóvenes, sin pensar los jóvenes. Sin saber, ¿Qué es ser joven? ¿Cómo se organizan? ¿Qué buscan expresar en su cuerpo, música, literatura, estética:? ¿Qué cavilan? ¿Qué critican? ¿Qué alternativas proponen? ¿Cómo se apropian del capital cultural y simbólico que representan? ¿Cómo se sienten en la sociedad? ¿Sí, se sienten representados o no en las políticas públicas de juventud?

Para dar respuestas a estos y otros interrogantes, se decidió emprender una labor teórica-práctica que permitiera reconceptualizar el imaginario hegemónico de juventud.

De esta forma, el debate inacabado sobre juventud ha llevado a múltiples respuestas. Debido a que los jóvenes representan un concepto complejo y heterogéneo, que involucra un sin número de prácticas culturales, diferentes apropiaciones de espacios geográficos y expresiones diferenciadas de territorios inmateriales, como por ejemplo la música.


Teorías de estudio


Dentro de los marcos teóricos estudiados, el Grupo encontró en M. Margulis el concepto de moratoria vital a la hora de responder qué es ser joven, marco reflexivo que entiende por joven: "una manera particular de estar en la vida, retroalimentando de esta forma la concepción etárea que ha predominado en las narraciones sobre juventud; el de moratoria social, cuando se estudie a los jóvenes universitarios; el de generación, cuando se quieran realizar estados de arte que involucren jóvenes socializados bajo diferentes relaciones societales, y el de sub-culturas, como expresión de los movimientos subterráneos que construyen los jóvenes en respuesta, o mejor aún, en resistencia global al biopoder del capitalismo tardío y el de contracultura, cuando se expresan movimientos juveniles alternativos y libertarios".

De igual forma, las diferentes manifestaciones que utilizan los jóvenes como vehículo de apropiación y rechazo al mundo de los adultos, deben ser rastreadas a partir del concepto de culturas juveniles, es decir comportamientos, lenguajes y formas de sociabilidad, propios de los jóvenes.

Las nuevas formas de relaciones societales, que muestran sus organizaciones a través de estas nuevas culturas, son procesos complejos que se están viviendo en un mundo post moderno y que trasladado al lenguaje de Maffesoli son un proceso de tribalización de la sociedad. Los punkeros, raperos, hardcoleros, anchos, skater:..son una muestra de estas tribus que recorren las calles de la ciudad y las autopistas cibernéticas de este universo glocalizado.

Bajo los conceptos anteriormente mostrados se puede ver claramente que hablar de juventud no es una moda del momento, es más bien un reclamo histórico, son los jóvenes con sus alteraciones, los que han reconstruido y construido la sociedad, han roto y cimentado paradigmas, han realizado sus aportes desde la rebeldía creadora o destructora y por lo tanto su condición actual marca un derrotero en las construcciones sociales diarias, ya sean desde sus afinidades culturales o sus lejanías políticas, sus aislamientos, en grupos marcados por unos símbolos y estéticas comunes o bajo su confrontación cultural.

Como se ha establecido, el mundo de los jóvenes responde a una realidad compleja, donde se hallan múltiples alteridades, prácticas heterodoxas y manifestaciones discontinuas. De ahí que al estudiar el mundo de los jóvenes se involucren conceptos de juventud, territorio y cultura. Reflexiones transversales que imposibilitan atrapar el estudio de juventud en un concepto lineal y disciplinar delimitado y obliga a buscar nuevas alternativas, como el nuevo paradigma de la complejidad.

En el ámbito legal, el reconocimiento juvenil tiene lugar desde la promulgación de la Constitución Política de Colombia de 1991 y, posteriormente con la implementación de instrumentos legales se auspicia la apertura de espacios democráticos para la participación política de la juventud.

Es así, como se desarrolla significativamente la carta magna, a través de un proceso amplio de participación que daría como resultado la Ley de la Juventud, No. 375 del 4 de julio de 1997. Con este instrumento se establecen algunos criterios legales para la inserción del joven en los procesos de carácter político, social, cultural y económico; donde sobresalen aspectos de suma importancia como: "El reconocimiento expreso de la juventud como sujeto de derecho, el llamado a su participación plena en la sociedad y el reconocimiento de las funciones del Estado en la formulación y ejecución de políticas públicas de juventud".


El Observatorio


En este orden de ideas, la Universidad del Tolima como institución formadora de jóvenes y abanderada del desarrollo regional, inició a través del Observatorio de la Juventud, una labor institucional, planeada y diseñada para el conocimiento concreto del mundo de los jóvenes. Y desde ahí, recrear los escenarios pedagógicos que permitan reactivar los diálogos intergeneracionales que se dan en el aula como fuera de ella, liderar los procesos de transformación regional y contribuir a la construcción de espacios reales de respeto a la diferencia, la alteridad y la convivencia.

Para el rastreo, registro, estudio y conocimiento del mundo de los jóvenes que, como fue descrito anteriormente responden a prácticas, manifestaciones, expresiones y organizaciones diferenciadas, se estableció una estructura flexible que permite navegar bajo múltiples rumbos de observación, descubrimiento y contextualización de un universo desconocido: los jóvenes. O mejor, subestimado por los circuitos hegemónicos del poder educativo.

El Observatorio como instancia de elaboración, coordinación, análisis y difusión de información ha iniciado labores, en aras de establecer acciones de orden académico, investigativo, comunicacional y de proyección, de los movimientos juveniles de la región.

Proactividad del Observatorio

El Observatorio de Juventud de la Universidad del Tolima, como escenario de visibilización de la juventud, permite construir una mirada de la realidad juvenil rastreando las prácticas culturales que han adoptado los jóvenes del universo de lo urbano. Así como los marcos legaliformes de las políticas públicas. Disponiendo de esta forma de una visión global y permanente de las prácticas que realizan los jóvenes. Ondas de trabajo

Académico

  • Crear un marco conceptual que permita actuar como componente teórico y herramienta metodológica en los estudios sobre juventud.

  • Diseñar la cátedra alterna "El universo de los jóvenes".

  • Ofertar estudios formales y no formales.

    Ondas de trabajo de investigación

  • Convocar a tutores, estudiantes y profesores a la formalización institucional del grupo de investigación sobre juventud, culturas juveniles y tribus urbanas.

  • Construir las líneas de investigación y profundización de juventud.

  • Seguimiento de las políticas públicas de juventud (Ley de la juventud, entre otras).

    Ondas de trabajo de comunicación

  • Impulsar la publicación de la revista del grupo de estudio de jóvenes de la Universidad del Tolima.

  • Establecer un centro de documentación que permita sistematizar información para la producción de conocimientos en materia de juventud, a partir del análisis de datos cuantitativos y cualitativos y de la realización de estudios específicos.

  • Establecer un sitio Web en la página de la Universidad del Tolima para el Observatorio.

  • Crear un blog de culturas juveniles.

    Ondas de trabajo de proyección

  • Realizar convenios, proyectos y/o acuerdos con instituciones gubernamentales o no gubernamentales en temas del área de estudio.

  • Identificar prácticas y proyectos significativos en el trabajo con jóvenes.

  • Construir bancos de datos permanentemente actualizados.

  • Capacitación a las organizaciones juveniles formales y no formales.

    Más información
    Universidad del Tolima
    Facultad de Ciencias de la Educación
    Observatorio de Juventud
    Email: obserjut@ut.edu.co
    Teléfono: 266 83 70
    B. Santa Elena - A.A. 546
    Ibagué, Tolima, Colombia

    • Fuente:

    Tags:

    Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.