text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Universidad Nacional, Sede Amazonía, adelanta proyecto de aprendizaje extremo

      
Aquiles Gutiérrez, coordinador del proyecto, cuenta que la idea de hacer un Sendero Ecológico nació en el 2005, cuando se comenzó a pensar en la posibilidad de aprovechar al máximo la reserva forestal que forma parte del campus. <br/><br/> Se nos ocurrió que era necesario potenciar procesos de educación, de sensibilización y de acercamiento de la comunidad local hacia el entendimiento y comprensión del ecosistema amazónico, dice Gutiérrez. Él y su equipo creen que también desde la enseñanza básica y media es posible hacer investigación y aportar al entendimiento de los procesos sociales y ambientales que ocurren en la región.<br/><br/> De allí nació el programa Aprender a aprender investigando, que busca fomentar el pensamiento científico en los jóvenes y niños, quienes se dan a la tarea de interpretar y entender el ambiente amazónico desde la escuela. En la actualidad se está terminando la primera fase, que ha permitido afinar la metodología del programa. <br/><br/> Según afirma Gutiérrez, esta iniciativa también pretende incidir en el turismo ecológico, uno de los fenómenos más importantes que se han dado en la región en años recientes. Lo que yo llamo el ecoturismo entre comillas puede traer más perjuicios que beneficios para la comunidad. A largo plazo, incluso puede causar daños irreparables en el ecosistema. <br/><br/> Por eso, otro objetivo importante del proyecto es ofrecer a los turistas la posibilidad de enriquecer la apreciación del ecosistema amazónico desde la perspectiva de la educación, por oposición a la perspectiva comercial de exhibición de la vida silvestre. Creemos que es un escenario para educar y mostrarle al visitante la complejidad de la selva amazónica en un proceso pedagógico, enfatiza Gutiérrez. <br/><br/> A lo largo del recorrido hay 14 estaciones interpretativas que abordan diferentes aspectos de la ecología y la cultura de la selva. Algunas de las estaciones más elaboradas e interesantes son: torre de observación del bosque, zoocriadero experimental de mariposas, acuario y orquideario. <br/><br/> Al terminar este viaje de aprendizaje extremo, el paseante logra entender el funcionamiento del ecosistema amazónico y su importancia en el contexto ambiental de Colombia y el mundo. A largo plazo, un proyecto como este puede marcar la diferencia entre conservar y apreciar la selva o tenerla como recuerdo.<br/><br/><br/>
Aquiles Gutiérrez, coordinador del proyecto, cuenta que la idea de hacer un Sendero Ecológico nació en el 2005, cuando se comenzó a pensar en la posibilidad de aprovechar al máximo la reserva forestal que forma parte del campus.

"Se nos ocurrió que era necesario potenciar procesos de educación, de sensibilización y de acercamiento de la comunidad local hacia el entendimiento y comprensión del ecosistema amazónico", dice Gutiérrez. Él y su equipo creen que también desde la enseñanza básica y media es posible hacer investigación y aportar al entendimiento de los procesos sociales y ambientales que ocurren en la región.

De allí nació el programa "Aprender a aprender investigando", que busca fomentar el pensamiento científico en los jóvenes y niños, quienes se dan a la tarea de interpretar y entender el ambiente amazónico desde la escuela. En la actualidad se está terminando la primera fase, que ha permitido afinar la metodología del programa.

Según afirma Gutiérrez, esta iniciativa también pretende incidir en el turismo ecológico, uno de los fenómenos más importantes que se han dado en la región en años recientes. "Lo que yo llamo el ecoturismo entre comillas puede traer más perjuicios que beneficios para la comunidad. A largo plazo, incluso puede causar daños irreparables en el ecosistema".

Por eso, otro objetivo importante del proyecto es "ofrecer a los turistas la posibilidad de enriquecer la apreciación del ecosistema amazónico desde la perspectiva de la educación, por oposición a la perspectiva comercial de exhibición de la vida silvestre. Creemos que es un escenario para educar y mostrarle al visitante la complejidad de la selva amazónica en un proceso pedagógico", enfatiza Gutiérrez.

A lo largo del recorrido hay 14 estaciones interpretativas que abordan diferentes aspectos de la ecología y la cultura de la selva. Algunas de las estaciones más elaboradas e interesantes son: torre de observación del bosque, zoocriadero experimental de mariposas, acuario y orquideario.

Al terminar este viaje de aprendizaje extremo, el paseante logra entender el funcionamiento del ecosistema amazónico y su importancia en el contexto ambiental de Colombia y el mundo. A largo plazo, un proyecto como este puede marcar la diferencia entre conservar y apreciar la selva o tenerla como recuerdo.


  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.