text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Grupo de investigación de Unicauca adelanta estudios sobre la cistercosis

      
De acuerdo con el doctor Luís Reynel Vásquez Arteaga, investigador de esta enfermedad y docente de la Facultad de Ciencias de la Salud, en el Cauca y en Popayán no existe un control efectivo para identificar si la carne de porcino presenta el cisticerco, comúnmente conocido como pepa, granizo o tomatillo.<br/><br/> La cistercosis es un problema de salud pública a nivel mundial de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, causada por la Taenia Solium, conocida comúnmente como lombriz solitaria o tenia. <br/><br/> El ser humano puede promover el ciclo de vida de este parasito de dos formas: como hospedero definitivo, cuando la tiene alojada a nivel de intestino delgado; o cuando realiza defecación a campo abierto, acompañada de huevos de la tenia, y contaminando las frutas, verduras, hortalizas y el agua de consumo humano.<br/><br/> Así mismo los cerdos pueden consumir esta materia fecal y desarrollar la larva o cisticerco a nivel tisular en músculos, vísceras, ojo, cerebro o lengua. En estos animales se puede visualizar, debido a que pueden medir entre 0.5 y 2 centímetros. <br/><br/> Las personas que presentan lombriz solitaria les ocasionan síntomas como la pérdida de peso o desnutrición. Cuando el cisticerco se localiza a nivel cerebral los pacientes pueden presentar cuadro convulsivo, fuertes dolores de cabeza, problemas en el desplazamiento y en el lenguaje e incluso la muerte. <br/><br/> En los porcinos esta bacteria se identifica debido a su similitud con la pepa de granadilla, midiendo entre medio centímetro y dos centímetros, localizándose en la lengua, los ojos o en el cerebro. <br/><br/> Esta parasitosis se trabajó por el Grupo de Investigación, desarrollando un proyecto en cinco hospitales del departamento del Cauca: Mercaderes, La Vega, Florencia, Bolívar y Piendamó, con 433 pacientes sintomáticos neurológicos a quienes se les tomó una muestra de sangre, encontrando una frecuencia de 55.2 por ciento de positividad, siendo la más alta para Colombia. <br/><br/> Este resultado es una alerta al desarrollo de cistercosis en la población humana, especialmente si este parásito se localiza en el cerebro, explicó el docente.<br/><br/> De igual manera se realizó un trabajo de cistercosis porcina en diez mataderos del Departamento del Cauca, evaluando a 315 cerdos a los cuales se les tomó una muestra de sangre encontrando un 17 por ciento de positividad. <br/><br/> Para continuar esta investigación, la Universidad del Cauca firmó un convenio con el municipio de Cajibío, a través del cual se analizará la aparición y los factores incidentes de Cistecerco en la crianza porcina tanto de manera artesanal como tecnificada. <br/><br/> El investigador explicó que debido a que estos resultados son de salud pública, han sido enviados a la Dirección Departamental de Salud, entidad que le corresponde la vigilancia y el control. <br/><br/> Finalmente explicó que no se trata de crear una alarma, pero sí de concientizar a la población para que realicen una cocción adecuada de las carnes, un lavado de las frutas y verduras que se consumen e hirviendo el agua, se puede disminuir esta la aparición de esta parasitosis. <br/><br/> Mayores Informes: Facultad Ciencias de la Salud, 8204684 Ext. 222<br/><br/><br/>
De acuerdo con el doctor Luís Reynel Vásquez Arteaga, investigador de esta enfermedad y docente de la Facultad de Ciencias de la Salud, en el Cauca y en Popayán no existe un control efectivo para identificar si la carne de porcino presenta el cisticerco, comúnmente conocido como pepa, granizo o tomatillo.

La cistercosis es un problema de salud pública a nivel mundial de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, causada por la Taenia Solium, conocida comúnmente como lombriz solitaria o tenia.

El ser humano puede promover el ciclo de vida de este parasito de dos formas: como hospedero definitivo, cuando la tiene alojada a nivel de intestino delgado; o cuando realiza defecación a campo abierto, acompañada de huevos de la tenia, y contaminando las frutas, verduras, hortalizas y el agua de consumo humano.

Así mismo los cerdos pueden consumir esta materia fecal y desarrollar la larva o cisticerco a nivel tisular en músculos, vísceras, ojo, cerebro o lengua. En estos animales se puede visualizar, debido a que pueden medir entre 0.5 y 2 centímetros.

Las personas que presentan lombriz solitaria les ocasionan síntomas como la pérdida de peso o desnutrición. Cuando el cisticerco se localiza a nivel cerebral los pacientes pueden presentar cuadro convulsivo, fuertes dolores de cabeza, problemas en el desplazamiento y en el lenguaje e incluso la muerte.

En los porcinos esta bacteria se identifica debido a su similitud con la pepa de granadilla, midiendo entre medio centímetro y dos centímetros, localizándose en la lengua, los ojos o en el cerebro.

Esta parasitosis se trabajó por el Grupo de Investigación, desarrollando un proyecto en cinco hospitales del departamento del Cauca: Mercaderes, La Vega, Florencia, Bolívar y Piendamó, con 433 pacientes sintomáticos neurológicos a quienes se les tomó una muestra de sangre, encontrando una frecuencia de 55.2 por ciento de positividad, siendo la más alta para Colombia.

"Este resultado es una alerta al desarrollo de cistercosis en la población humana, especialmente si este parásito se localiza en el cerebro", explicó el docente.

De igual manera se realizó un trabajo de cistercosis porcina en diez mataderos del Departamento del Cauca, evaluando a 315 cerdos a los cuales se les tomó una muestra de sangre encontrando un 17 por ciento de positividad.

Para continuar esta investigación, la Universidad del Cauca firmó un convenio con el municipio de Cajibío, a través del cual se analizará la aparición y los factores incidentes de Cistecerco en la crianza porcina tanto de manera artesanal como tecnificada.

El investigador explicó que debido a que estos resultados son de salud pública, han sido enviados a la Dirección Departamental de Salud, entidad que le corresponde la vigilancia y el control.

Finalmente explicó que no se trata de crear una alarma, pero sí de concientizar a la población para que realicen una cocción adecuada de las carnes, un lavado de las frutas y verduras que se consumen e hirviendo el agua, se puede disminuir esta la aparición de esta parasitosis.

Mayores Informes: Facultad Ciencias de la Salud, 8204684 Ext. 222


  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.