text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

El cine club de Eafit presenta en el 2007 "Cine & música: relaciones armónicas"

      
<b>El musical, el más americano de los géneros cinematográficos</b><br/><br/> Con la irrupción del cine sonoro y el avance de las técnicas de filmación y grabación de sonido, pudo ser posible el nacimiento de un nuevo género, el musical. En 1927 se estrenó la primera película parcialmente sonora, un musical, El cantante de Jazz de Alan Crossland. El éxito fue rotundo y el público quedó conmocionado con la nueva técnica y con el nuevo género. A partir de entonces los grandes musicales de Broadway se podrían disfrutar en cualquier cine de América, y del mundo. <br/><br/> En 1929 Melodías de Broadway de Harry Beaumont ganaba el Oscar a la Mejor Película, un bautizo de oro con el que Hollywood y la industria abrían sus puertas de par en par a las nuevas películas musicales. Con la irrupción de Fred Astaire y Ginger Rogers, de la productora RKO, el género alcanzó sus cotas más altas. Títulos como Sombrero de copa (1935) o En alas de la danza (1936) son clásicos indiscutibles. En los años 40 apareció otra de las grandes figuras, Gene Kelly. Un nombre estrechamente ligado a este género, en el que dejó una huella imborrable. <br/><br/> Los 50 contemplaron películas como El rock de la cárcel (1957) o El barrio contra mí (1958), protagonizadas por Elvis Presley; Alta sociedad (1956) con Frank Sinatra, Bing Crosby y Grace Kelly, y la inolvidable Cantando bajo la lluvia (1952), de nuevo con Gene Kelly, posiblemente el musical más famoso de la historia. <br/><br/> El género comenzó su declive en los años sesenta, a pesar de grandes títulos como West side story (1961), My fair lady (1964), Sonrisas y lágrimas (1965) o Hello, Dolly (1969). Durante los 70 y 80 el género se convirtió en poco más que marginal, y los musicales pasaron a ser considerados arriesgados y completamente desastrosos para la industria. Los recientes éxitos de Moulin Rouge (2001), Chicago (2002) o El fantasma de la ópera (2004) han revitalizado un género que llevaba muchos años fuera de los despachos de los grandes estudios. <br/><br/><b>La película de hoy lunes: Top Hat (1935) Dir: Mark Sandrich</b><br/><br/> Jerry Travers, un astro de la comedia musical americana, llega a Londres y se instala en la habitación del productor de su obra, Horace Hardwick. El azar le hace conocer a la bella modelo Dale Tremont, que se aloja en la habitación de abajo. Ella le toma, erróneamente, por Hardwick y, al enterarse que está casado (en realidad, y aunque no lo sabe, con una amiga suya, Magde), le rechaza y viaja con su jefe, el modisto Alberto Beddini, a Vanecia, donde, por despecho, se casará con él. En la ciudad de los canales, desembocadura del enredo, coincidirán todos los personajes (Jerry, Dale, Madge, Beddini, Horace y su mayordomo Bates) y todas sus confusiones de identidad.<br/><br/> Programación todos los lunes a las 6:30 p.m. en el Auditorio 103 del Bloque 38. Entrada libre. <br/><br/><b>Mayores informes</b><br/> Extensión cultural<br/> María del Rosario Escobar P.<br/> Tel: 2619500 Ext: 656 - 657
El musical, el más americano de los géneros cinematográficos

Con la irrupción del cine sonoro y el avance de las técnicas de filmación y grabación de sonido, pudo ser posible el nacimiento de un nuevo género, el musical. En 1927 se estrenó la primera película parcialmente sonora, un musical, "El cantante de Jazz" de Alan Crossland. El éxito fue rotundo y el público quedó conmocionado con la nueva técnica y con el nuevo género. A partir de entonces los grandes musicales de Broadway se podrían disfrutar en cualquier cine de América, y del mundo.

En 1929 Melodías de Broadway de Harry Beaumont ganaba el Oscar a la Mejor Película, un bautizo de oro con el que Hollywood y la industria abrían sus puertas de par en par a las nuevas películas musicales. Con la irrupción de Fred Astaire y Ginger Rogers, de la productora RKO, el género alcanzó sus cotas más altas. Títulos como "Sombrero de copa" (1935) o "En alas de la danza" (1936) son clásicos indiscutibles. En los años 40 apareció otra de las grandes figuras, Gene Kelly. Un nombre estrechamente ligado a este género, en el que dejó una huella imborrable.

Los 50 contemplaron películas como "El rock de la cárcel" (1957) o "El barrio contra mí" (1958), protagonizadas por Elvis Presley; "Alta sociedad" (1956) con Frank Sinatra, Bing Crosby y Grace Kelly, y la inolvidable "Cantando bajo la lluvia" (1952), de nuevo con Gene Kelly, posiblemente el musical más famoso de la historia.

El género comenzó su declive en los años sesenta, a pesar de grandes títulos como "West side story" (1961), "My fair lady" (1964), "Sonrisas y lágrimas" (1965) o "Hello, Dolly" (1969). Durante los 70 y 80 el género se convirtió en poco más que marginal, y los musicales pasaron a ser considerados arriesgados y completamente desastrosos para la industria. Los recientes éxitos de "Moulin Rouge" (2001), "Chicago" (2002) o "El fantasma de la ópera" (2004) han revitalizado un género que llevaba muchos años fuera de los despachos de los grandes estudios.

La película de hoy lunes: Top Hat (1935) Dir: Mark Sandrich

Jerry Travers, un astro de la comedia musical americana, llega a Londres y se instala en la habitación del productor de su obra, Horace Hardwick. El azar le hace conocer a la bella modelo Dale Tremont, que se aloja en la habitación de abajo. Ella le toma, erróneamente, por Hardwick y, al enterarse que está casado (en realidad, y aunque no lo sabe, con una amiga suya, Magde), le rechaza y viaja con su jefe, el modisto Alberto Beddini, a Vanecia, donde, por despecho, se casará con él. En la ciudad de los canales, desembocadura del enredo, coincidirán todos los personajes (Jerry, Dale, Madge, Beddini, Horace y su mayordomo Bates) y todas sus confusiones de identidad.

Programación todos los lunes a las 6:30 p.m. en el Auditorio 103 del Bloque 38. Entrada libre.

Mayores informes
Extensión cultural
María del Rosario Escobar P.
Tel: 2619500 Ext: 656 - 657
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.