text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Representante de las universidades privadas en el CESU se refiere al Plan Decenal de Educación

      
Bienvenidos a la Consulta Institucional en Línea. Esta herramienta busca poner a consideración de instituciones y organizaciones sociales la agenda en torno a lo que deberá ser la educación en Colombia en los próximos 10 años, que ha sido propuesta por un grupo de personalidades convocadas para realizar un aporte que contribuya a ordenar el debate público. <br/><br/> Hasta el pasado 26 de enero era posible encontrar este mensaje en la <a href=https://www.mineducacion.gov.co>página web del Ministerio de Educación Nacional</a> en relación con el Plan Nacional Decenal de Educación 2006-2015. <br/><br/> El objetivo de la consulta institucional en línea era consolidar una agenda nacional con el país, que contuviera los temas que deben ser incluidos en el mencionado Plan, y que por lo mismo deben hacer parte del Plan Nacional de Desarrollo Sectorial 2006-2010. Esta consulta constituyó el punto de partida para el debate público y nacional sobre lo que será la educación en este periodo en el país. <br/><br/> Los resultados preliminares de tal participación están consignados en un documento de 566 páginas, en el que es posible observar una infinitud de temas, que por lo menos en el papel suenan bien: Formación en valores, Lucha contra la corrupción, Educación para la comprensión del entorno, Desarrollo de las competencias ciudadanas, Formación ética, competencias interculturales, Márgenes de libertad en un mundo con creciente interdependencia; entre muchos otros que reflejan el sentir de quienes tienen la experiencia directa de las problemáticas que circundan a la educación en Colombia. <br/><br/> Por lo que se ve, los aportes están alimentados por aquello que las instituciones de educación han recogido en su trasegar consuetudinario. Igual, ese era el objetivo. Lo importante de la consulta es que ya es posible subrayar algunas de estas consideraciones que saltan a la vista por su coherencia y sensatez: No es lo mismo imponer un número de estudiantes por área en tierra fría que en tierra caliente. <br/><br/> No se atiende con igual calidad y tiempo proporcional por persona a un grupo cuyo número está acorde con las normas internacionales, que a un grupo cuyo número apropiado es el hacinamiento, según los requerimientos de Colombia. Ni siquiera contando con la dotación de los adelantos tecnológicos educativos necesarios y suficientes se podrá ofrecer calidad con hacinamiento. La ampliación de la cobertura se debe conseguir con más inversión en docentes, colegios, metodologías y dotación y no con menos en cada uno de esos aspectos. <br/><br/><span style=font-weight: bold;> La tarea apenas comienza </span><br/><br/> Una vez surtida esta etapa, el Plan Decenal pasará a un tercer ciclo de debate público y de movilización intersectorial y ciudadana, para pasar posteriormente a una última etapa que estará a cargo de la Comisión Redactora y así poder ser entregado al país el próximo 20 de julio de este año. <br/><br/> Se supone que el Plan entrará a mediar de manera sustancial el tema de la educación con un proyecto el Nación, pasando de la visión de la política de Gobierno a la de política de Estado. Así lo afirmó Hugo Salazar García, representante de las universidades privadas en el Consejo Nacional de Educación Superior, CESU, y rector de la Universidad de Manizales: El paso que se debe dar tiene que estar dirigido a políticas de Estado, es decir, las que a diferencia de las de Gobierno no son tangenciales, parciales o de momento. La falta de coherencia a largo plazo es uno de los problemas más grandes que tenemos en nuestro país. <br/><br/> El directivo agregó además que se tienen muchas expectativas con el Plan, pero que algunas de las cuestiones trascendentales aún están en el tintero: Será importante el debate que viene, entre el alto gobierno, en cabeza de la Ministra de Educación, y las instituciones de educación y la sociedad entera, sobre el nuevo Plan. <br/><br/> De acuerdo con lo expresado por Salazar García, es necesario tener en cuenta también un estudio de balance y estado del arte que hizo la Universidad de los Andes, sobre la pasada década, del cual se derivó una cartilla en la que son evidentes algunos logros del gobierno. Esto, según el rector, constituye el piso seguro sobre el cual se debe seguir trabajando. <br/><br/><span style=font-weight: bold;> Consulta en línea</span><br/><br/> Una de las propuestas más comunes recogidas en la consulta del Plan Decenal es la que tiene que ver con la permanencia de niños y jóvenes en el sistema educativo. Los ambientes escolares son únicos pero cuentan con generalidades que son las que deben de considerarse. El concepto escuela-comunidad/barrio debe empezar a tener sentido en las nuevas normas de descentralización local. <br/><br/>Los planes como guías deben establecer herramientas y caminos que hagan posible la aplicación de esas normas. Estos ambientes no dependen de la administración escolar únicamente pero esta sí facilita su aplicación y desarrollo. Por eso la administración escolar debe tener una consideración especial en el Plan. <br/><br/>La pregunta de consulta para el Plan puede ser ¿Cómo podemos contribuir para crear un ambiente que ayude a mejorar la escuela y la educación de todos? La pregunta está dirigida a la comunidad escolar, padres, maestros, administradores y población que sirve la institución escolar particular. Una consideración y vinculación especial merecen los estudiantes mismos que hacen parte fundamental de estos ambientes. <br/><br/><span style=font-weight: bold;> Las necesidades imperantes</span><br/><br/> El funcionario aprovechó para decir también que en Colombia existe un gran déficit de maestrías y doctorados, pero que el Gobierno Nacional está interesado en que esto cambie. <br/><br/> El tema de la educación no es sólo de la índole del gobierno, sino de toda la sociedad afirmó Salazar García, este es un momento propicio para que todo colombiano participe en las decisiones públicas. Este Plan además de ser prospectivo, intenta llevar todo el espíritu democrático de la Ley 30 de 1992 que es la ley universitaria dijo. <br/><br/> Al preguntársele por si el mayor problema de la educación en Colombia es de cobertura, calidad o infraestructura, no duda en decir tajantemente: El problema es de todo. Hay que enriquecer una serie de fenómenos y la educación debe abrirse un paso para que se llegue a considerar como indispensable y perentoria. Ahora hay unos focos concretos a tener en cuenta. <br/><br/> Salazar García afirma que hay que soslayar la discusión que apunta a decir que todo es dinero, ese es el gran sofisma de distracción para que las cosas no se realicen. Si por ejemplo la solución que da el Ministerio de Hacienda es que no hay plata y hace recortes, la infraestructura educativa no debe sucumbir, en otras palabras, la inversión es la educación, más no un gasto. Y como conclusión, el directivo expresó que la corrupción es un tema que no puede desligarse al momento de ponderar a la educación. Según él, esta es la base para garantizar los recursos que siempre hacen hueco en las políticas encaminadas a tales fines.
"Bienvenidos a la Consulta Institucional en Línea. Esta herramienta busca poner a consideración de instituciones y organizaciones sociales la agenda en torno a lo que deberá ser la educación en Colombia en los próximos 10 años, que ha sido propuesta por un grupo de personalidades convocadas para realizar un aporte que contribuya a ordenar el debate público".

Hasta el pasado 26 de enero era posible encontrar este mensaje en la página web del Ministerio de Educación Nacional en relación con el Plan Nacional Decenal de Educación 2006-2015.

El objetivo de la consulta institucional en línea era consolidar una agenda nacional con el país, que contuviera los temas que deben ser incluidos en el mencionado Plan, y que por lo mismo deben hacer parte del Plan Nacional de Desarrollo Sectorial 2006-2010. Esta consulta constituyó el punto de partida para el debate público y nacional sobre lo que será la educación en este periodo en el país.

Los resultados preliminares de tal participación están consignados en un documento de 566 páginas, en el que es posible observar una infinitud de temas, que por lo menos en el papel suenan bien: Formación en valores, Lucha contra la corrupción, Educación para la comprensión del entorno, Desarrollo de las competencias ciudadanas, Formación ética, competencias interculturales, Márgenes de libertad en un mundo con creciente interdependencia; entre muchos otros que reflejan el sentir de quienes tienen la experiencia directa de las problemáticas que circundan a la educación en Colombia.

Por lo que se ve, los aportes están alimentados por aquello que las instituciones de educación han recogido en su trasegar consuetudinario. Igual, ese era el objetivo. Lo importante de la consulta es que ya es posible subrayar algunas de estas consideraciones que saltan a la vista por su coherencia y sensatez: "No es lo mismo imponer un número de estudiantes por área en tierra fría que en tierra caliente".

"No se atiende con igual calidad y tiempo proporcional por persona a un grupo cuyo número está acorde con las normas internacionales, que a un grupo cuyo número apropiado es el hacinamiento, según los requerimientos de Colombia". "Ni siquiera contando con la dotación de los adelantos tecnológicos educativos necesarios y suficientes se podrá ofrecer calidad con hacinamiento". "La ampliación de la cobertura se debe conseguir con más inversión en docentes, colegios, metodologías y dotación y no con menos en cada uno de esos aspectos".

La tarea apenas comienza

Una vez surtida esta etapa, el Plan Decenal pasará a un tercer ciclo de debate público y de movilización intersectorial y ciudadana, para pasar posteriormente a una última etapa que estará a cargo de la Comisión Redactora y así poder ser entregado al país el próximo 20 de julio de este año.

Se supone que el Plan entrará a mediar de manera sustancial el tema de la educación con un proyecto el Nación, pasando de la visión de la política de Gobierno a la de política de Estado. Así lo afirmó Hugo Salazar García, representante de las universidades privadas en el Consejo Nacional de Educación Superior, CESU, y rector de la Universidad de Manizales: "El paso que se debe dar tiene que estar dirigido a políticas de Estado, es decir, las que a diferencia de las de Gobierno no son tangenciales, parciales o de momento. La falta de coherencia a largo plazo es uno de los problemas más grandes que tenemos en nuestro país".

El directivo agregó además que se tienen muchas expectativas con el Plan, pero que algunas de las cuestiones trascendentales aún están en el tintero: "Será importante el debate que viene, entre el alto gobierno, en cabeza de la Ministra de Educación, y las instituciones de educación y la sociedad entera, sobre el nuevo Plan".

De acuerdo con lo expresado por Salazar García, es necesario tener en cuenta también un estudio de balance y estado del arte que hizo la Universidad de los Andes, sobre la pasada década, del cual se derivó una cartilla en la que son evidentes algunos logros del gobierno. Esto, según el rector, constituye el piso seguro sobre el cual se debe seguir trabajando.

Consulta en línea

Una de las propuestas más comunes recogidas en la consulta del Plan Decenal es la que tiene que ver con la permanencia de niños y jóvenes en el sistema educativo. "Los ambientes escolares son únicos pero cuentan con generalidades que son las que deben de considerarse. El concepto escuela-comunidad/barrio debe empezar a tener sentido en las nuevas normas de descentralización local.

Los planes como guías deben establecer herramientas y caminos que hagan posible la aplicación de esas normas. Estos ambientes no dependen de la administración escolar únicamente pero esta sí facilita su aplicación y desarrollo. Por eso la administración escolar debe tener una consideración especial en el Plan.

La pregunta de consulta para el Plan puede ser ¿Cómo podemos contribuir para crear un ambiente que ayude a mejorar la escuela y la educación de todos? La pregunta está dirigida a la comunidad escolar, padres, maestros, administradores y población que sirve la institución escolar particular. Una consideración y vinculación especial merecen los estudiantes mismos que hacen parte fundamental de estos ambientes".

Las necesidades imperantes

El funcionario aprovechó para decir también que en Colombia existe un gran déficit de maestrías y doctorados, pero que el Gobierno Nacional está interesado en que esto cambie.

El tema de la educación no es sólo de la índole del gobierno, sino de toda la sociedad afirmó Salazar García, "este es un momento propicio para que todo colombiano participe en las decisiones públicas. Este Plan además de ser prospectivo, intenta llevar todo el espíritu democrático de la Ley 30 de 1992 que es la ley universitaria" dijo.

Al preguntársele por si el mayor problema de la educación en Colombia es de cobertura, calidad o infraestructura, no duda en decir tajantemente: "El problema es de todo. Hay que enriquecer una serie de fenómenos y la educación debe abrirse un paso para que se llegue a considerar como indispensable y perentoria. Ahora hay unos focos concretos a tener en cuenta".

Salazar García afirma que hay que soslayar la discusión que apunta a decir que todo es dinero, "ese es el gran sofisma de distracción para que las cosas no se realicen. Si por ejemplo la solución que da el Ministerio de Hacienda es que no hay plata y hace recortes, la infraestructura educativa no debe sucumbir, en otras palabras, la inversión es la educación, más no un gasto". Y como conclusión, el directivo expresó que la corrupción es un tema que no puede desligarse al momento de ponderar a la educación. Según él, esta es la base para garantizar los recursos que siempre hacen hueco en las políticas encaminadas a tales fines.
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.