text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Explicaciones científicas sobre el amor y la sexualidad en la adolescencia

      
La investigación se realizó con el fin de establecer algunos factores explicativos de las relaciones románticas y la actividad sexual durante el periodo de la adolescencia.<br/><br/> En el proceso, los investigadores incluyeron diversas variables individuales, familiares y sociales teniendo en cuenta el contexto en el que viven los y las jóvenes, con el objetivo de establecer los factores que dan cuenta de las relaciones románticas y la actividad sexual de los adolescentes en Colombia.<br/><br/> La muestra incluyó 178 hombres y 144 mujeres estudiantes de secundaria, de niveles socioeconómicos bajo, medio y alto de Bogotá. Todos los participantes respondieron un cuestionario de auto-reporte con 190 preguntas sobre las variables mencionadas.<br/><br/> Las conclusiones del estudio hablan acerca de dos grandes temas, a saber: los factores que dan cuenta de las expectativas de las relaciones románticas y los que se relacionan con la disposición para iniciar relaciones sexuales en la adolescencia.<br/><br/> Las variables más importantes para la explicación de la actividad sexual en la adolescencia son: la posición personal frente al tema y la percepción que tienen los jóvenes de la actitud de sus padres y amigos hacia la actividad sexual en esta etapa de la vida, además de la prevalencia de la misma entre sus compañeros (norma social percibida).<br/><br/> Otra de las variables relevantes es la supervisión materna, es decir, los comportamientos de la madre que expresan su interés por mantenerse al tanto de lo que hace su hijo o hija cuando no está con ella.<br/><br/> De acuerdo con los investigadores del Departamento de Psicología de Uniandes, Elvia Vargas Trujillo y Fernando Barrera, la autoeficacia sexual y romántica, y la autonomía otorgada por los padres explican las expectativas de las relaciones románticas.<br/><br/><span style=font-weight: bold;><br/>Los resultados</span><br/><br/>Sólo el 31% de los participantes en el estudio había iniciado su actividad sexual. Se encontró que la edad promedio de la primera relación de noviazgo fue de 11.25 años y que los adolescentes que reportaron haber tenido relaciones sexuales penetrativas dijeron haberlas iniciado en una edad promedio de 14.4 años-, afirmaron Vargas Trujillo y Barrera.<br/><br/> Los resultados mostraron, además, que los adolescentes que reportan haber tenido su primera relación romántica a una mayor edad, han practicado actividades sexuales del trato afectuoso convencional (tomarse las manos, abrazarse, besarse en la mejilla y en la boca) con más frecuencia y han iniciado más tarde su actividad sexual, han tenido un menor número de parejas sexuales y han usado con mayor frecuencia el condón.<br/><br/> Según Vargas Trujillo y Barrera, los resultados dan pie para concluir que una edad de iniciación sexual más tardía se asocia con indicadores de madurez psicológica y de un contexto familiar y social menos permisivo. Un contexto en el que los padres expresan su desaprobación frente al inicio de la actividad sexual en la adolescencia temprana y comunican abiertamente que lo deseable es que estas ocurran cuando los involucrados están en posibilidad de tomar decisiones autónomas y de asumir sus consecuencias.<br/><br/> Es posible concluir, además, que es necesario reconsiderar las ideas dominantes en nuestro medio sobre la norma social con respecto a la actividad sexual en la adolescencia. También es urgente orientar los esfuerzos derivados de la Política Nacional de Salud Sexual hacia el desarrollo de competencias cognoscitivas y sociales como la auto-eficacia sexual y romántica para que los adolescentes tomen decisiones autónomas. En el diseño de programas de educación sexual deben tenerse en cuenta los resultados de estudios de este tipo, a fin de que se reconozcan las necesidades específicas de cada grupo-, concluyeron los investigadores.<br/><br/><br/>
La investigación se realizó con el fin de establecer algunos factores explicativos de las relaciones románticas y la actividad sexual durante el periodo de la adolescencia.

En el proceso, los investigadores incluyeron diversas variables individuales, familiares y sociales teniendo en cuenta el contexto en el que viven los y las jóvenes, con el objetivo de establecer los factores que dan cuenta de las relaciones románticas y la actividad sexual de los adolescentes en Colombia.

La muestra incluyó 178 hombres y 144 mujeres estudiantes de secundaria, de niveles socioeconómicos bajo, medio y alto de Bogotá. Todos los participantes respondieron un cuestionario de auto-reporte con 190 preguntas sobre las variables mencionadas.

Las conclusiones del estudio hablan acerca de dos grandes temas, a saber: los factores que dan cuenta de las expectativas de las relaciones románticas y los que se relacionan con la disposición para iniciar relaciones sexuales en la adolescencia.

Las variables más importantes para la explicación de la actividad sexual en la adolescencia son: la posición personal frente al tema y la percepción que tienen los jóvenes de la actitud de sus padres y amigos hacia la actividad sexual en esta etapa de la vida, además de la prevalencia de la misma entre sus compañeros (norma social percibida).

Otra de las variables relevantes es la supervisión materna, es decir, los comportamientos de la madre que expresan su interés por mantenerse al tanto de lo que hace su hijo o hija cuando no está con ella.

De acuerdo con los investigadores del Departamento de Psicología de Uniandes, Elvia Vargas Trujillo y Fernando Barrera, la autoeficacia sexual y romántica, y la autonomía otorgada por los padres explican las expectativas de las relaciones románticas.


Los resultados


"Sólo el 31% de los participantes en el estudio había iniciado su actividad sexual. Se encontró que la edad promedio de la primera relación de noviazgo fue de 11.25 años y que los adolescentes que reportaron haber tenido relaciones sexuales penetrativas dijeron haberlas iniciado en una edad promedio de 14.4 años-, afirmaron Vargas Trujillo y Barrera.

Los resultados mostraron, además, que los adolescentes que reportan haber tenido su primera relación romántica a una mayor edad, han practicado actividades sexuales del trato afectuoso convencional (tomarse las manos, abrazarse, besarse en la mejilla y en la boca) con más frecuencia y han iniciado más tarde su actividad sexual, han tenido un menor número de parejas sexuales y han usado con mayor frecuencia el condón.

Según Vargas Trujillo y Barrera, los resultados dan pie para concluir que una edad de iniciación sexual más tardía se asocia con indicadores de madurez psicológica y de un contexto familiar y social menos permisivo. Un contexto en el que los padres expresan su desaprobación frente al inicio de la actividad sexual en la adolescencia temprana y comunican abiertamente que lo deseable es que estas ocurran cuando los involucrados están en posibilidad de tomar decisiones autónomas y de asumir sus consecuencias.

"Es posible concluir, además, que es necesario reconsiderar las ideas dominantes en nuestro medio sobre la norma social con respecto a la actividad sexual en la adolescencia. También es urgente orientar los esfuerzos derivados de la Política Nacional de Salud Sexual hacia el desarrollo de competencias cognoscitivas y sociales como la auto-eficacia sexual y romántica para que los adolescentes tomen decisiones autónomas. En el diseño de programas de educación sexual deben tenerse en cuenta los resultados de estudios de este tipo, a fin de que se reconozcan las necesidades específicas de cada grupo-, concluyeron los investigadores.


  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.