text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

La transparencia le confiere legitimidad a la universidad: Gazzola

      
Dicha transformación se visualiza mediante el fortalecimiento de la cooperación e integración, con miras a mejorar la calidad y cumplir con el mandato recibido en la XV Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y Gobierno, que se celebró en Salamanca en el 2005.<br/><br/> La doctora Ana Lúcia Gazzola, quien fue hasta hace poco Rectora de la Universidad Estadual de Minas Gerais en Brasil asumió la dirección del Iesalc desde julio de 2006. Durante el Encuentro señaló los retos que deben enfrentar las universidades de la región en los próximos años.<br/><br/>UN Periódico de la Universidad Nacional de Colombia aprovechó su visita al país en esa ocasión y la entrevistó, texto que reproducimos a continuación:<br/><br/><span style=font-weight: bold;><br/>Háblenos de la globalización y universidad, temas que convocan a la universidad en este momento.</span><br/><br/>La globalización se da de una manera perversa, pues reitera las hegemonías y las desigualdades e impide que algunos países adquieran para sí y sus ciudadanos los beneficios del gran conocimiento producido por la universidad. Las universidades tienen que presentarse como un instrumento que recupere los valores humanistas presentes a lo largo de su historia milenaria, desde su fundación, y posibilitar con su trabajo político, intelectual y científico que los beneficios del progreso del conocimiento y del mundo globalizado se puedan extender a toda la sociedad.<br/><br/> Por tanto, en esta sociedad del conocimiento, las universidades aparecen como un instrumento estratégico de soberanía nacional. Ya no se puede pensar en soberanía, en riqueza o competitividad internacional sin que cada país tenga un parque universitario bien consolidado y capaz de convertirse en instrumento de desarrollo sostenible.<br/><br/><span style=font-weight: bold;><br/>¿Qué papel están jugando las universidades en América Latina?</span><br/><br/> Un papel muy importante. Hay una convergencia de valores éticos y de solidaridad. Las universidades, organizadas en redes, a través de las asociaciones de directivos y de rectores, pueden desarrollar un trabajo solidario que busque superar desigualdades y enfatizar la importancia de la democratización del acceso, de la masificación de la oferta universitaria, pero con calidad. De manera que podamos optimizar en nuestros países los recursos humanos y financieros y encontrar caminos estratégicos de desarrollo sostenible, que incluyen evidentemente la justicia social. <br/><br/><br/><span style=font-weight: bold;>¿Cuál es el papel de las universidades colombianas en el desarrollo de la región?</span><br/><br/> Las universidades colombianas tienen un gran papel continental, regional, porque el sistema de educación superior de Colombia es de los más consolidados de nuestra región. Tanto como el de México, Brasil, Argentina o Chile. Colombia tiene una obligación solidaria con el sistema de educación superior de todo el continente porque ya ha caminado mucho, ya ha crecido mucho. <br/><br/>Es un sistema que tiene universidades consolidadas, con mucha calidad, tanto en los pregrados como en los posgrados. Con una preocupación clara hacia la cultura de la innovación, el desarrollo científico y tecnológico y con el papel estratégico de las universidades en el desarrollo sostenible. <br/><br/>Por ello, tiene una responsabilidad con su propio país y una responsabilidad, compartida con otros países latinoamericanos, de cooperar para que nuestra región, como una patria común latinoamericana y caribeña, pueda realmente consolidar y expandir educación superior en pro del desarrollo de las sociedades pobres del continente.<br/><br/><span style=font-weight: bold;></span><span style=font-weight: bold;><br/>¿Cuál es la relación que debe tener una universidad pública con el sector público de su nación?</span><br/><br/>Primero hay que decir que para que una universidad realice plenamente su función y la misión a ella delegada por la sociedad, incluso con base constitucional, debe ser autónoma. Pero autonomía no es soberanía. Hay que tener no solo una relación de responsabilidad social, sino también de rendir cuentas. Esto no cohíbe la autonomía. <br/><br/>Al contrario, la transparencia en el uso de recursos públicos y el rendir cuentas de esos recursos a la sociedad le confieren legitimidad a la universidad para que ella realice su misión social. Creo que la relación de la universidad pública con el sector público es fundamental. Pero es una relación en que tiene que haber un respeto mutuo, una comprensión de que la autonomía es una dimensión necesaria para la realización de la misión de la universidad. Creo que las universidades públicas latinoamericanas tienen realmente muy clara la cuestión de la responsabilidad social. <br/><br/> A veces no damos visibilidad a todo lo que hacemos y los gobiernos, los parlamentarios, no perciben la riqueza y la complejidad de la actuación extensionista de nuestras universidades, de nuestro aporte a la educación básica, a la red pública de escuelas, no solo formando docentes, sino elaborando teorías y metodologías que son usadas para la educación. <br/><br/>Muchas veces esto no queda tan claro. Tampoco el papel de los hospitales universitarios, ni su acción cultural. Las universidades tienen una riqueza muy grande de posibilidades de conocimiento, de acción cultural en el sentido amplio, y eso a veces no es tan claro. Una cosa que tenemos que hacer como redes universitarias e institutos que se involucran en la cuestión de la educación superior es organizar mejor nuestro trabajo y darle mejor visibilidad, incluso como un instrumento de legitimación. <br/><br/> Pero nuestra relación respetuosa e independiente con relación a los gobiernos es necesaria. La universidad tiene que ejecutar una política de Estado, no una política de gobierno, pero el gobierno también es la expresión circunstancial del Estado, por tanto, la universidad tiene que relacionarse con el poder público municipal, provincial.<br/><br/><br/><span style=font-weight: bold;>¿Hacia dónde orientará su gestión como directora del Iesalc?</span><br/><br/> La misión de Iesalc es ser un socio atento a la diversidad de los actores en educación superior en América Latina y el Caribe. Atento a la diversidad de situaciones nacionales y a los proyectos de cada gobierno de los estados miembros de Unesco. Iesalc tiene que estar atento a la posibilidad de implementar con esos socios acciones estratégicas, que sean estructurantes y transformadoras. <br/><br/>Uno de los grandes retos que tenemos que enfrentar los que trabajamos en educación superior es la expansión. Es necesario expandir la atención en educación superior, pero con calidad. Otra cuestión es la relación de las universidades con un proyecto de nación y con un proyecto de integración regional.<br/><br/> Una internacionalización solidaria es fundamental. Globalizar la sociedad del conocimiento. Que tengamos una practica solidaria de internacionalización que busque incrementar la cooperación sur-sur, pero también dialogar con pares de otros bloques regionales, particularmente con el mundo ibérico, España y Portugal, que son nuestra raíz cultural. <br/><br/>Tenemos que preocuparnos por la inclusión y por la diversidad. Esto es un reto importante en nuestra región: llevar los beneficios del conocimiento a toda la sociedad y traer a la universidad grupos que han sido tradicionalmente excluidos. Yo diría que en esa gran patria latinoamericana y caribeña hay todavía una pobreza persistente y los rasgos, las señales de una historia muy difícil, muy compleja, muy contradictoria todavía están presentes. Claro que no es la universidad la que va a solucionar eso, pero ella es un importante instrumento para colaborar con otros actores para solucionarlo.<br/><br/> Tenemos que apostar por la integración, trabajar en redes. Tenemos un plan de acción que va a ser presentado en la reunión de nuestro consejo administrativo. Si es aprobado se hará público. Pero más o menos son esas líneas que he destacado. He sido toda mi vida una persona de universidad pública y de vida académica. Me parece que estamos en un camino que puede propiciar y construir un consenso muy productivo en los próximos años a través del trabajo colectivo.<br/><br/><br/><br/>
Dicha transformación se visualiza mediante el fortalecimiento de la cooperación e integración, con miras a mejorar la calidad y cumplir con el mandato recibido en la XV Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y Gobierno, que se celebró en Salamanca en el 2005.

La doctora Ana Lúcia Gazzola, quien fue hasta hace poco Rectora de la Universidad Estadual de Minas Gerais en Brasil asumió la dirección del Iesalc desde julio de 2006. Durante el Encuentro señaló los retos que deben enfrentar las universidades de la región en los próximos años.

UN Periódico de la Universidad Nacional de Colombia aprovechó su visita al país en esa ocasión y la entrevistó, texto que reproducimos a continuación:


Háblenos de la globalización y universidad, temas que convocan a la universidad en este momento.


La globalización se da de una manera perversa, pues reitera las hegemonías y las desigualdades e impide que algunos países adquieran para sí y sus ciudadanos los beneficios del gran conocimiento producido por la universidad. Las universidades tienen que presentarse como un instrumento que recupere los valores humanistas presentes a lo largo de su historia milenaria, desde su fundación, y posibilitar con su trabajo político, intelectual y científico que los beneficios del progreso del conocimiento y del mundo globalizado se puedan extender a toda la sociedad.

Por tanto, en esta sociedad del conocimiento, las universidades aparecen como un instrumento estratégico de soberanía nacional. Ya no se puede pensar en soberanía, en riqueza o competitividad internacional sin que cada país tenga un parque universitario bien consolidado y capaz de convertirse en instrumento de desarrollo sostenible.


¿Qué papel están jugando las universidades en América Latina?


Un papel muy importante. Hay una convergencia de valores éticos y de solidaridad. Las universidades, organizadas en redes, a través de las asociaciones de directivos y de rectores, pueden desarrollar un trabajo solidario que busque superar desigualdades y enfatizar la importancia de la democratización del acceso, de la masificación de la oferta universitaria, pero con calidad. De manera que podamos optimizar en nuestros países los recursos humanos y financieros y encontrar caminos estratégicos de desarrollo sostenible, que incluyen evidentemente la justicia social.


¿Cuál es el papel de las universidades colombianas en el desarrollo de la región?

Las universidades colombianas tienen un gran papel continental, regional, porque el sistema de educación superior de Colombia es de los más consolidados de nuestra región. Tanto como el de México, Brasil, Argentina o Chile. Colombia tiene una obligación solidaria con el sistema de educación superior de todo el continente porque ya ha caminado mucho, ya ha crecido mucho.

Es un sistema que tiene universidades consolidadas, con mucha calidad, tanto en los pregrados como en los posgrados. Con una preocupación clara hacia la cultura de la innovación, el desarrollo científico y tecnológico y con el papel estratégico de las universidades en el desarrollo sostenible.

Por ello, tiene una responsabilidad con su propio país y una responsabilidad, compartida con otros países latinoamericanos, de cooperar para que nuestra región, como una patria común latinoamericana y caribeña, pueda realmente consolidar y expandir educación superior en pro del desarrollo de las sociedades pobres del continente.


¿Cuál es la relación que debe tener una universidad pública con el sector público de su nación?


Primero hay que decir que para que una universidad realice plenamente su función y la misión a ella delegada por la sociedad, incluso con base constitucional, debe ser autónoma. Pero autonomía no es soberanía. Hay que tener no solo una relación de responsabilidad social, sino también de rendir cuentas. Esto no cohíbe la autonomía.

Al contrario, la transparencia en el uso de recursos públicos y el rendir cuentas de esos recursos a la sociedad le confieren legitimidad a la universidad para que ella realice su misión social. Creo que la relación de la universidad pública con el sector público es fundamental. Pero es una relación en que tiene que haber un respeto mutuo, una comprensión de que la autonomía es una dimensión necesaria para la realización de la misión de la universidad. Creo que las universidades públicas latinoamericanas tienen realmente muy clara la cuestión de la responsabilidad social.

A veces no damos visibilidad a todo lo que hacemos y los gobiernos, los parlamentarios, no perciben la riqueza y la complejidad de la actuación extensionista de nuestras universidades, de nuestro aporte a la educación básica, a la red pública de escuelas, no solo formando docentes, sino elaborando teorías y metodologías que son usadas para la educación.

Muchas veces esto no queda tan claro. Tampoco el papel de los hospitales universitarios, ni su acción cultural. Las universidades tienen una riqueza muy grande de posibilidades de conocimiento, de acción cultural en el sentido amplio, y eso a veces no es tan claro. Una cosa que tenemos que hacer como redes universitarias e institutos que se involucran en la cuestión de la educación superior es organizar mejor nuestro trabajo y darle mejor visibilidad, incluso como un instrumento de legitimación.

Pero nuestra relación respetuosa e independiente con relación a los gobiernos es necesaria. La universidad tiene que ejecutar una política de Estado, no una política de gobierno, pero el gobierno también es la expresión circunstancial del Estado, por tanto, la universidad tiene que relacionarse con el poder público municipal, provincial.


¿Hacia dónde orientará su gestión como directora del Iesalc?

La misión de Iesalc es ser un socio atento a la diversidad de los actores en educación superior en América Latina y el Caribe. Atento a la diversidad de situaciones nacionales y a los proyectos de cada gobierno de los estados miembros de Unesco. Iesalc tiene que estar atento a la posibilidad de implementar con esos socios acciones estratégicas, que sean estructurantes y transformadoras.

Uno de los grandes retos que tenemos que enfrentar los que trabajamos en educación superior es la expansión. Es necesario expandir la atención en educación superior, pero con calidad. Otra cuestión es la relación de las universidades con un proyecto de nación y con un proyecto de integración regional.

Una internacionalización solidaria es fundamental. Globalizar la sociedad del conocimiento. Que tengamos una practica solidaria de internacionalización que busque incrementar la cooperación sur-sur, pero también dialogar con pares de otros bloques regionales, particularmente con el mundo ibérico, España y Portugal, que son nuestra raíz cultural.

Tenemos que preocuparnos por la inclusión y por la diversidad. Esto es un reto importante en nuestra región: llevar los beneficios del conocimiento a toda la sociedad y traer a la universidad grupos que han sido tradicionalmente excluidos. Yo diría que en esa gran patria latinoamericana y caribeña hay todavía una pobreza persistente y los rasgos, las señales de una historia muy difícil, muy compleja, muy contradictoria todavía están presentes. Claro que no es la universidad la que va a solucionar eso, pero ella es un importante instrumento para colaborar con otros actores para solucionarlo.

Tenemos que apostar por la integración, trabajar en redes. Tenemos un plan de acción que va a ser presentado en la reunión de nuestro consejo administrativo. Si es aprobado se hará público. Pero más o menos son esas líneas que he destacado. He sido toda mi vida una persona de universidad pública y de vida académica. Me parece que estamos en un camino que puede propiciar y construir un consenso muy productivo en los próximos años a través del trabajo colectivo.



  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.